Inicia segunda fase de atención médica y seguimiento epidemiológico a las personas afectadas para afectados por derramen de sulfato de cobre en ríos Sonora y Bacanuchi

La Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) anunció este 23 de octubre de 2014 el inicio de la segunda fase de atención médica y seguimiento epidemiológico a las personas afectadas en su salud por el derrame de sulfato de cobre a los ríos Sonora y Bacanuchi, ocasionado por la minera del Grupo México el pasado 6 de agosto de 2014.

Persona recibiendo documento de una empleiada del sector salud
Se han entregado 20 indemnizaciones económicas y se encuentran en proceso 17 cheques más. Los gastos en salud serán financiados por el Fideicomiso Río Sonora.

La segunda etapa del Sistema de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental que pone en marcha en Sonora la COFEPRIS -institución integrante de la Comisión Presidencial que coordina el Secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete– abarca seis acciones prioritarias y el diseño y construcción de la Primera Unidad (clínica de primer nivel con atención médica especializada) de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental del país, para brindar atención médica permanente a los afectados, buscar más casos y dar seguimiento a la salud de los 24 mil habitantes de los siete municipios aledaños al Río Sonora.

Persona recibiendo un cheque
Los gastos en salud serán financiados por el Fideicomiso Río Sonora.
La segunda fase contempla además continuar con las indemnizaciones económicas a la población afectada y la toma constante de muestras del agua de los pozos para uso y consumo humano, para garantizar su potabilidad. A la fecha, la COFEPRIS ha entregado, con cargo al Fideicomiso, 20 cheques y alista la entrega de 17 más.

En la Fase 1, que abarcó del 6 de agosto al 20 de octubre, se revisaron 67 personas, de las cuales 37 resultaron con daños en su piel, los ojos, gastrointestinales y vías respiratorias por contacto con agua del río, agua de pipas o de pozos. Actualmente todos los casos continúan estables.

Los seis componentes de la Fase 2 son:

  1. Atención médica permanente
  2. Vigilancia epidemiológica ambiental
  3. Promoción de la salud y comunicación de riesgos
  4. Salud mental
  5. Control de vectores
  6. Acciones de comunicación social

La operación de esta segunda fase se realizará a través de un Centro de Control de Mando, localizado en el municipio de Ures, que atiende a 10 centros de salud municipales, en los cuales se brindan consultas, atención médica especializada y revisiones de la salud de todos los habitantes de la zona.

Por lo que corresponde a la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental de Sonora (UVEAS), que será la primera en su tipo en el país, la COFEPRIS informa que se pondrá en funcionamiento en 2015 con el apoyo de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud y el IMSS y operará hasta 2029; es decir, durante 15 años, con dos objetivos fundamentales:

  1. Vigilancia ambiental: identificar, evaluar y, en el ámbito de su competencia, atender los problemas ambientales derivados del derrame, en el corto, mediano y largo plazos.
  2. Vigilancia Epidemiológica: Identificar los daños agudos, subagudos y crónicos a la salud de la población.

La UVEAS, una clínica moderna de primer nivel, prestará servicios con personal especializado y equipo técnico de la más avanzada tecnología.

Brigadas de la COFEPRIS continúan de manera permanente en la zona afectada atendiendo a la población.

Por último, cabe señalar que los gastos del plan de salud pública en el Río Sonora serán financiados por el Fideicomiso que preside el subsecretario de SEMARNAT, Rodolfo Lacy Tama

Imágenes cortesía de COFEPRIS | México y Secretaría de Salud | México


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , ,

Temas relacionados