Arrugas del sueño: ¿cómo prevenirlas mientras duermes?

¿Sabías que las arrugas no son solamente una cuestión de envejecimiento, sino que existen otros factores que propician su aparición temprana? Entre estas se encuentran ciertas posturas a la hora de dormir.

dormir
La posición a la hora de dormir es clave para evitar la aparición de las arrugas del sueño.

 “Se conoce como arrugas del sueño a aquellas líneas de la piel asociadas a la posición que tomamos al descansar. Por ejemplo, dormir boca abajo incrementa la posibilidad de que estas líneas surjan debido a que se dificulta la microcirculación cutánea, mientras que dormir de lado es la postura que más se vincula a la aparición de arrugas prematuras”, así lo señala Jatziri Chávez Bernal, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE).

Y es que la principal causa de estas líneas es la presión que se ejerce sobre distintas zonas de la piel, algo similar como si se mantuviera una hoja de papel doblada durante varias horas, explica la especialista, quien detalla, además, que la compresión del rostro contra la almohada durante las noches hace que el aporte de oxígeno sea mucho menor.

 “Este tipo de arrugas pueden identificarse debido a que su forma es vertical. Por lo regular, comienzan a notarse a partir de los 35 años y aparecen principalmente en la zona de la frente, las mejillas y la barbilla, así como en el cuello y en el área del escote”, indica la dermatóloga clínica y cosmética.

La posición a la hora de dormir es clave para evitar la aparición de las arrugas del sueño. “Dormir boca arriba es la postura ideal para favorecer la respiración, la oxigenación, la regeneración de la piel y, principalmente, para no ejercer presión sobre estas zonas y así evitar que se formen arrugas”, recomienda la experta.

Te recomendamos:  Salud Ósea y la importancia de llevar un estilo de vida activo y saludable

Otro factor que propicia la aparición de estas líneas es la ropa de cama. Lo ideal es apostar por tejidos suaves que favorezcan la transpiración, tales como la seda o el lino, que cumplen perfectamente con estas características. Además, hoy en día existen almohadas hipoalergénicas que disminuyen la presión sobre la piel y ayudan a dormir boca arriba.

No obstante, el primer paso para evitar que se formen las arrugas del sueño es tener un buen descanso, de entre siete y ocho horas diariamente.

De igual manera, la Academia Estadounidense de Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés) recomienda usar bloqueador solar cada cuatro horas, humectar la piel dos veces al día y utilizar cremas que estimulen el recambio celular, con sustancias como ácido glicólico o hialurónico.

 “Actualmente existen tratamientos muy novedosos para combatir las arrugas. Uno de los más eficaces es la estimulación de colágeno por medio de láser, así como una moderna tecnología llamada radiofrecuencia fraccionada, la cual emite una onda que penetra en las capas más profundas de la piel para retraerla y lograr que se regenere y produzca más colágeno”, puntualizó la dermatóloga cosmética Jatziri Chávez Bernal.

Imagen cortesía de Milan Ilic



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados