¿Cómo anda tu salud en este inicio de año?

Recibí el año nuevo con salmonelosis, en cama. A lo lejos escuchaba que dentro de los deseos de las 12 uvas una de ellas era para tener salud. Pero era algo así como una frase que se dice por inercia y de cajón. ¿Qué quieres para el siguiente año? Salud, dinero y amor.

Mujer con los brazos en alto en un amanecer
¡Buen inicio de año!
No es que nunca le haya dado importancia a mi salud, o que considere que mi enfermedad fue la peor de todas, pero estar en cama por una semana, ver como son lentos los movimientos, como te vuelves dependiente; me asustó.

Cada mañana doy por sentado que despertaré –tarde como siempre- así que llego corriendo al baño, me meto a la regadera, no tengo consciencia de lo que le toma a cada parte de mi cuerpo estar en sincronía para llevar a cabo cada uno de los movimientos. Repaso en la memoria mis pendientes, lo que debo hacer ese día: pagar las cuentas, ir al super, recoger esto, mandar este mail… y mientras mi mente trabaja por sí sola, me maquillo, peino, como algo –lo que sea- para no salir con el estómago vacío, termino de hacer lo que tengo que hace en casa y listo.

Pero de pronto, de un momento a otro, no puedo ser lo suficientemente rápida para saltar de la cama e ir al baño, o no tengo las fuerzas para tener la cama o soy lenta a hacer alguna actividad que otro día sería como quitarle un pelo a un gato.

Las mujeres sobre todo, tendemos a querer ser super women y en ese intento de pronto descuidamos lo más importante: a nosotras mismas. Suena a sermón pero se nos olvida desayunar (al menos a mí) o desayunamos lo que sea, hacemos trabajar al cuerpo y le exigimos a veces más de la cuenta, el ejercicio y coma frutas y verduras… para después al fin aún estoy joven o lo peor es que no me da tiempo, en serio.

El 2014 no me trató mal, no me quejo, pero definitivamente me hizo más consciente de mí y de volver a las cosas básicas pero fundamentales: la salud. Podemos tener periodos del asco en el trabajo, en nuestra vida personal, familiar y/o de pareja pero sin duda eso es pasajero. La salud nos puede cambiar la vida de un momento a otro y esa sí que no tiene precio.

Así que aquí les enlisto lo que sí o sí debemos hacer por lo menos una vez al año para asegurarnos que todo está ok o tomar acciones de manera oportuna y temprana:

  • Papanicoloau – a partir de la primera relación sexual y/o antes de los 21 años
  • A partir de los 30 años, prueba del Virus del Papiloma Humano (VPH)
  • Cada mes revisa tus senos para detectar si hay alguna anomalía en los pechos
  • Corazón – Cada vez es más frecuente que las mujeres tengamos infartos a temprana edad así que a cuidarnos
  • Niveles de colesterol y glucosa, por aquello de las enfermedades cardiometabólicas

Por lo pronto a mí me toca ir con el gastro a revisar este asuntito que me ha traído en jaque por dejar pasar el tiempo.

Imagen cortesía de Dirima


Avatar

Escrito por

Comunicóloga, cinefila, escritora en potencia, hermana mayor de tiempo completo.

, , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste