Dale rienda suelta al placer: claves para empoderar tu vida sexual, sin miedos ni inhibiciones

Los orgasmos han permanecido en las sombras durante mucho tiempo; han sido mitificados y hubo teorías sobre ellos que rayaban en lo divertido y hasta en lo conspirativo, pero nada más alejado de la verdad.

pareja
La estimulación sexual física es lo que ayuda a llegar al orgasmo.

A través del tiempo y de las investigaciones médicas y científicas se ha sabido que el orgasmo es la liberación placentera de la tensión de la región pélvica que incluye los órganos sexuales, que se experimenta en muchas partes del cuerpo y puede estar acompañada de eyaculación.

“Los orgasmos son naturales y parte de nuestra sexualidad y se necesita hablar de él para conocer de qué hablamos, qué sí y qué no, y sobre todo, ir comprendiendo que para llegar a ellos también se requiere de autoconocimiento”, explicó Karimme Reyes, sexóloga y vocera de Platanomelón, organización pionera en compartir información sexual profesional.

La estimulación sexual física es lo que ayuda a llegar a él, pero también el sistema nervioso está involucrado, pues transmite impulsos que estimulan los aparatos y sistemas orgánicos, donde la mayoría de las acciones son involuntarias. En el cerebro, por otro lado, se produce una inhibición de la parte que se encarga de la razón y del control, por lo que en el momento del clímax esta zona entra en modo de reposo.

De acuerdo con un estudio realizado por las universidades de Indiana, Chapman y Claremont Graduate en Estados Unidos, los hombres heterosexuales son quienes más alcanzan un orgasmo durante un encuentro sexual con el 95% de las veces, seguidos por los hombres homosexuales con un 89%, los hombres bisexuales con un 88%, las mujeres lesbianas con el 86%, las mujeres bisexuales con el 66% y, por último, las mujeres heterosexuales con un 65%.

Te recomendamos:  La SSA nombra a sus Embajadores de la Salud. Promueven el autocuidado a través de las redes sociales

A continuación, la sexóloga Karimme Reyes, comparte algunos puntos básicos que debemos conocer para entrarle con todo a este tema:

Dale a tu cuerpo alegría

En personas con vulva, el clítoris, cuya única función es dar placer, es el órgano con el que se puede llegar de forma más placentera, aunque la penetración vaginal y la zona G, junto a los senos, son otras partes a explorar y que por supuesto que traen sensaciones satisfactorias y goce.

En personas con pene, estimular éste, junto a los testículos, el glande o, de forma interna, el punto P, son algunas de las zonas más explosivas, pero recordemos que en todos los casos, lo más importante es saber qué te o le gusta al otro.

¿Qué no es el orgasmo?

El orgasmo no es, en todos los casos, el fin último de los encuentros sexuales. Algunas personas han mencionado incluso que estamos en la era del orgasmocentrismo, debido a la invisibilización de otros aspectos importantes sobre el placer sexual.

Hay quienes no han experimentado aún un orgasmo, ya sea porque la estimulación no ha sido la correcta, porque apenas se está descubriendo el autoplacer o porque, en algunos casos, hay anorgasmia, y esto no significa que su vida sexual esté mal o sea insatisfactoria, de hecho se estima que el 40% de las mujeres alcanza el orgasmo sólo en 10 de cada 100 encuentros sexuales.

Multiorgasmos a mí

Experimentar multiorgamos es posible, y aunque puede ocurrir sin esperarlo porque todo ha marchado bastante bien en ese encuentro sexual, el autoconocimiento es fundamental para hacerse master del tema.

Explorar y conocer lo que nos gusta ayuda a generar confianza y a ganar herramientas para llegar a vivirlos. De hecho, todos pueden lograrlo, pues la práctica debe dirigirse a vivir el orgasmo, sin eyacular.

Te recomendamos:  Fast Casual, la tendencia gastronómica para los amantes de la vida sana

La masturbación y el autoconocimiento

La masturbación y el autoconocimiento son una herramienta importante para alcanzar orgasmos épicos e, incluso, hay estudios que muestran que la brecha de orgasmos disminuye con esto.

Además, hay muchas y diferentes opciones para experimentar nuevas sensaciones, un ejemplo es el succionador de clítoris proporcionando estimulación progresiva del clítoris, sin contacto directo.

Vivir una vida sexual placentera depende mucho de los gustos de cada persona, pero tener conocimientos y buscar información profesional es importante para todos y en todas las edades, pues eso ayuda a empoderarse en distintos aspectos, vivir al máximo nuestra vida sexual y a experimentar el placer sin miedos ni inhibiciones.

Imagen cortesía de Hugo Felix



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados