Conoce algunas realidades sobre el aumento de senos

La mamoplastia de aumento, conocida popularmente como el incremento de busto, es el tercer procedimiento quirúrgico más efectuado en todo el mundo y el segundo más solicitado en México, de acuerdo con el más reciente informe sobre métodos cosméticos realizado por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS, por sus siglas en inglés).

Cirujana revisando un implante de mama
Los implantes mamarios no predisponen a las mujeres a padecer enfermedades en esta zona
En torno a este método quirúrgico existen diversos mitos que despiertan preocupación y dudas en las mujeres, la cirujana plástica Estela Vélez Benítez nos afirma que “Este procedimiento consiste en la colocación de implantes, diseñados especialmente para dar volumen al tamaño de los senos”, con el fin lograr armonía en la figura femenina, así como brindar confianza y mejorar la autoestima de las pacientes.

Ella es cirujana general egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, con subespecialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva y con certificación por parte del Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, A.C. Es, además, miembro activo de la Federación Ibero Latinoamericana de Cirugía Plástica (FILACP) y de la Asociación Mexicana de la Mano.

Al respecto del tema Estela Vélez, nos comparte algunos hechos respecto a este procedimiento.

  • ¿Los implantes mamarios causan algún tipo de padecimiento a futuro?. “La predisposición para manifestar enfermedades en las mamas depende de la genética y no de tener implantes”, señala Vélez.

    Las mujeres que planean convertirse en madres pueden estar seguras que los implantes no afectarán de ninguna forma la función de amamantar. El incremento de busto no impide tampoco la realización de exploraciones médicas, como la mamografía, solo debe avisársele al técnico de rayos X sobre esta condición para que tenga las precauciones debidas y evite comprimir los senos de manera exagerada.

  • ¿Es necesario cambiar los implantes después de determinado tiempo?. “Generalmente no; sin embargo, en un porcentaje pequeño cabe la posibilidad de que se tenga que hacer un cambio, debido a fatiga o desgaste del material”, asegura la cirujana plástica, quien también es Miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.

    La mamoplastia de aumento suele efectuarse de forma ambulatoria, es decir, que las pacientes regresan a casa el mismo día de la cirugía. El proceso de recuperación depende del perfil de cada mujer, pero se estima que después de dos semanas se pueden reincorporar a sus actividades diarias y practicar ejercicio luego de seis u ocho semanas.

  • ¿Este procedimiento deja cicatrices muy notorias?. “La técnica que se usa actualmente solo deja una pequeña cicatriz poco visible en la mayoría de los casos”, indica Vélez Benítez, quien posee una amplia experiencia en este tipo de intervención. La cirujana implementa en la actualidad dos efectivos métodos:
    1. implante debajo del tejido mamario (subglandular)
    2. o debajo del músculo pectoral mayor (subpectoral), los cuales brindan excelentes resultados.

Finalmente subraya que “la decisión sobre el incremento de senos corresponde únicamente a las mujeres, pues se relaciona directamente con su bienestar físico y mental. En la actualidad, la mamoplastia de aumento garantiza un amplio margen de seguridad, por lo que representa una alternativa viable para conseguir la apariencia deseada“.

Imagen cortesía de nejron


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste