Hacer el amor ¿puede entristecer también a los hombres?

Por primera vez por investigadores de QUT (Queensland University of Technology) realizan un estudio para conocer si los hombres pueden sufrir y sufren de disforia poscoital (PCD, por sus siglas en inglés Postcoital Dysphoria), lo que resulta en sentimientos de tristeza, llanto o irritabilidad después del sexo.

Hombre en la cama entristecido mujer dandole la espalda y viendo en otra dirección
Los participantes fueron reclutados a través de las redes sociales, artículos en línea y sitios web de investigación psicológica para completar voluntariamente un cuestionario transversal en línea.
El estudiante de maestría Joel Maczkowiack y el profesor Robert Schweitzer de la Escuela de Psicología y Asesoramiento de QUT dijeron que si bien la condición había sido reconocida en las mujeres, ningún estudio había identificado previamente el fenómeno entre los hombres.

Su artículo, Postcoital Dysphoria: Prevalence and Correlates among Males (Disforia poscoital: prevalencia y correlación entre hombres) ha sido publicado por el Journal of Sex & Marital Therapy.

El estudio analiza los resultados de una encuesta internacional anónima en línea a 1,208 hombres de Australia, Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, Nueva Zelanda, Alemania y otros lugares“, dijo el Sr. Maczkowiack.

El 41% de los participantes informaron haber tenido PCD en toda su vida, y el 20% informó que lo habían experimentado en las 4 semanas anteriores. Hasta el 4% sufría de PCD de forma regular“.

Maczkowiack agregó que algunos de los comentarios de hombres que participaron y que habían experimentado la tristeza después del sexo describieron experiencias que van desde “No quiero ser tocado y quiero que me dejen solo” hasta “Me siento insatisfecho, molesto y muy inquieto. Todo lo que realmente quiero es irme y distraerme de todo en lo que participé“.

Otro describió sentirse” sin emociones y vacío “en contraste con los hombres que experimentaron positivamente la experiencia posterior al coito, y utilizó descripciones como ‘sensación de bienestar, satisfacción, satisfacción’ y cercanía con su pareja“, dijo.

El profesor Schweitzer dijo que los resultados indicaban que la experiencia masculina del sexo podría ser mucho más variada y compleja de lo que se pensaba anteriormente. También tuvo implicaciones para terapias futuras y un discurso más abierto sobre la experiencia sexual masculina.

Las primeras 3 fases del ciclo de respuesta sexual humana – excitación, meseta y orgasmo – han sido el foco de la mayoría de las investigaciones hasta la fecha“, dijo el profesor Schweitzer.

La experiencia de la fase de resolución sigue siendo un misterio y, por lo tanto, es poco conocida” y agrega que “comúnmente se cree que los hombres y las mujeres experimentan una variedad de emociones positivas, incluida la satisfacción y la relajación inmediatamente después de la actividad sexual consensual“.

Sin embargo, estudios previos sobre la experiencia de las mujeres con PCD mostraron que una proporción similar de mujeres habían experimentado PCD de manera regular. Al igual que con los hombres en este nuevo estudio, no se entiende bien. Especularemos que las razones son multifactoriales, incluyendo factores biológicos y psicológicos“.

Maczkowiack dijo que la evidencia anecdótica de la configuración clínica, así como las cuentas personales publicadas en blogs en línea sugirieron que la PCD ocurrió entre hombres y tenía el potencial de interferir con las interacciones de la pareja después de la actividad sexual.

Se ha establecido, por ejemplo, que las parejas que se dedican a hablar, besarse y abrazarse después de la actividad sexual informan una mayor satisfacción sexual y de relación, lo que demuestra que la fase de resolución es importante para la unión y la intimidad“, dijo.

Así que el estado afectivo negativo que define PCD tiene el potencial de causar angustia a la persona, así como a la pareja, interrumpir los procesos de relación importantes y contribuir a la angustia y el conflicto dentro de la relación e influye en el funcionamiento sexual y de las relaciones“.

El profesor Schweitzer agregó que en las culturas occidentales en particular, los hombres enfrentaban una gama de expectativas y suposiciones sobre sus preferencias, desempeño y experiencia de la actividad sexual.

Estas suposiciones son omnipresentes dentro de la subcultura masculina e incluyen que los hombres siempre desean y experimentan el sexo como placentero. La experiencia de PCD contradice estas suposiciones culturales dominantes sobre la experiencia sexual masculina y la fase de resolución“, dijo.

Referencias

  1. ; Postcoital Dysphoria: Prevalence and Correlates among Males; Publicado en línea 24/07/2018; DOI: 10.1080/0092623X.2018.1488326; Disponible en el URL : ; Consultado el 29/07/2018
Imagen cortesía de fedemarsicano


Referencias

  1. ; Postcoital Dysphoria: Prevalence and Correlates among Males; Publicado en línea 24/07/2018; DOI: 10.1080/0092623X.2018.1488326; Disponible en el URL : ; Consultado el 29/07/2018
Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste