Informan sobre adelantos para el tratamiento del linfoma

“En la actualidad el linfoma representa la quinta causa de muerte por cáncer a nivel mundial; además es uno de los tres tipos de cáncer en la sangre (leucemia, linfoma y mieloma)”.

PLENILUNIA-20160908-IMG_0325Así lo dio a conocer en conferencia de prensa la Dra. Elvira Gómez, Oncóloga médica, quien resaltó que es una variedad de cáncer que se desarrolla en los glóbulos blancos que están en la sangre; afectando a los linfocitos, que son la parte del sistema inmunológico que se encarga de protegernos contra infecciones y procesos que atacan al cuerpo.

Explicó que los linfocitos se localizan en los ganglios linfáticos, en el bazo y la médula ósea, además de que circulan de forma regular en nuestra sangre.“El sistema linfático es una red de órganos y tejidos que se encargan de defender al organismo de agentes extraños. El linfoma se clasifica en dos grandes grupos: el linfoma de hodgkin y el linfoma no hodgkin, siendo más común el segundo, que se presenta en personas de 45 a 60 años de edad”.

La doctora explicó que existen más de 60 variedades de este linfoma no hodking, las más frecuentes son el linfoma folicular y el linfoma difuso de células grandes tipo B y destacó que “el linfoma no hodgkin representa el 80% de los casos; y de estos, el linfoma de células B representa el 85%”.

Respecto a las estadísticas destacó lo siguiente:

  • A nivel mundial existe una incidencia entre 7 y 10.3 casos por cada 100 mil habitantes.
  • De la cifra anterior más de 385 mil se detectan al año.
  • Cada 90 segundos se diagnostica un paciente con cáncer de linfoma no hodgkin.
  • En México hay 6.8 casos por cada 100,000 habitantes.
  • Se diagnostican alrededor de 7,780 casos al año; de estos, 3,400 pacientes fallecen por esta causa.
  • La mortalidad es del 44%.
  • De acuerdo a los grupos de edad, el linfoma no hodgkin representa la tasa más alta, siendo de 30 por cada 100 mil habitantes entre 64 – 65 años de edad.
  • La especialista subrayó la importancia de diagnosticar tempranamente a los pacientes y ofrecer un tratamiento oportuno y adecuado para mejorar estos resultados de supervivencia.

Por su parte, el Dr. Fernando Pérez Rocha, Hematólogo certificado por el Consejo Mexicano de Hematología destacó que hablar de linfoma es hablar de un mundo de enfermedades y no sólo de un tipo de cáncer, ya que el Linfoma es un grupo heterogéneo de neoplasias malignas que proceden del sistema inmune, “son variedad de linfocitos encargados de defendernos contra las infecciones y que nuestro cuerpo constantemente está produciendo; se encargan también de ir moderando el crecimiento celular para que no se desarrollen procesos neoplásicos”.

Mencionó que los tumores se pueden encontrar a nivel axilar, cervical, inclinal y abdominal e informó que cuando los ganglios crecen a nivel del cuello es fácil palparlos, que incluso las personas se detectan el tumor. “Es muy importante saber si hay o no dolor para poder pensar en un linfoma”, subrayó.

Con respecto a factores de riesgo, mencionó que si existen antecedentes de cáncer en la familia hay probabilidad de existencia de un trastorno genético; sin embargo hay otros que incluyen la exposición a radiación, a sustancias tóxicas y solventes.

El especialista mencionó que el diagnóstico se hace a través de una biopsia de ganglio, y expuso que éste es muy importante porque de eso depende el tratamiento. “Durante las dos últimas décadas el tratamiento de linfoma se basó en el uso de quimioterapia administrada ya sea sola o en combinaciones. Ahora los esquemas de quimioterapia son distintos y dependen de los fármacos y la intensidad de dosis, incluyó.

Para finalizar, el doctor puntualizó que el conocimiento de las bases celulares del cáncer y en particular del linfoma ha dado lugar a blancos terapéuticos como tratamiento y que algunos tipos de linfoma son curables; sin embargo en los que no se tiene la oportunidad de curación, los pacientes pueden tener una buena calidad de vida mediante el control de la enfermedad con el tratamiento médico adecuado y un diagnóstico oportuno.

La farmacéutica Roche está comprometida con los pacientes con diagnóstico de linfoma y tiene un programa de diagnóstico que se ha implementado desde el año 2011, con dos laboratorios de referencia.

Además Roche colabora con reactivos, infraestructura, servicio de mensajería y apoya con alrededor de 5.7 millones de pesos, que se manifiesta en diagnóstico oportuno y apoyo a las instituciones. Se busca acelerar el flujo de acceso a medicamentos para que los pacientes sean tratados adecuadamente, mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Imagen cortesía de Plenilunia | Elisa Guzmán
Avatar

Written by 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados