Los receptores de las células en el cáncer de mama

receptores de las células en el cáncer de mama, receptor  HER-2,   células “inmortales”, Dra. Ana María González, tejido normal, cáncer de mama, tumores malignos, receptor, proteína, diagnóstico, educación para la salud, bienestar.
Autoexploración

El origen del cáncer tiene lugar en las células que se niegan a morir y se vuelven “inmortales”, no obstante que su ciclo de vida ha terminado. Estas células empiezan a crecer fuera del tejido normal con todas sus características funcionales, tales como los receptores que fungen para emitir señales al organismo de sus necesidades de desarrollo.

En el caso del cáncer de mama, se ha descubierto que las células de estos tumores malignos cuentan con características que pueden hacer la diferencia en los tipos de cáncer que afectan al busto. De entre éstos, el más agresivo es uno que cuenta con un receptor conocido como HER-2.

“Las células en general tienen muchos receptores, que son como unas antenas digámoslo así, que se asientan en la parte superficial de las célula, en su membrana”, explica la Dra. Ana María González-Angulo oncóloga colombiana, investigadora de tumores de cáncer de mama del Instituto de Cáncer MD. Anderson, de Houston, Estados Unidos.

En exclusiva, para las lectoras de Plenilunia, nos explicó como se presenta la reproducción de algunas células de cáncer de mama:

“Las células tienen una parte externa que se llama el dominio extracelular y una parte interna que se llama el dominio intracelular. En nuestro organismo hay ligandos o proteínas que circulan, y que cuando se unen a esos receptores básicamente hacen un cambio en el receptor, y al cambiar el receptor digamos que la parte interna del receptor prende un switch, generalmente es una proteína quinasa porque hay fósforo, y activa una cascada de crecimiento celular.

“Hay otro tipo de cascada de crecimiento celular que se llama la cascada de fosfatilnosicótrico-fatoquinasa, si el receptor es por el HER-2, entonces dependiendo del tipo de receptor se activa una cascada diferente o varias cascadas, y eso hace que la célula pueda crecer, hace que la célula se haga inmortal, que no se muera, eso hace que migre, se desprenda, vaya a otro lugar y cause metástasis”.

Por eso, en la nueva generación de medicamentos contra el cáncer de seno, “es tan importante empezar a bloquear este tipo de receptores”.

La Dra. Ana María González-Angulo estuvo dentro del estudio Ribbon-I realizado por Roche, del que recientemente se dieron a conocer resultados. Dicha investigación consistió en verificar la efectividad de bevacizumab, una molécula medicinal, precisamente contra una de las cascadas de crecimiento celular maligno.

“Este es un medicamento que lo que hace es bloquear la sustancia que estimula el crecimiento de los vasos sanguíneos nuevos que ayudan a la alimentación del crecimiento de los tumores”, explica.

“Cuando un tumor empieza pequeñito, normalmente digamos que tiene suficientes vasos sanguíneos para que le lleven los nutrientes, pero cuando empieza a crecer necesita de más nutrientes. Entonces produce unas sustancias que hacen que se produzca este factor Vegef y el Vegef hace que crezcan vasos sanguíneos.

“Lo que hace este medicamento es que bloquea al Vegef, es decir que bloquea la proteína que activa al receptor”.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste