Trabajadores de salud son vulnerables a infecciones graves como VIH y Hepatitis

Las punciones accidentales en los trabajadores de la salud son un problema ocupacional a nivel global que preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con Costa Rica, suman cuatro los países latinoamericanos que aceptan ya los registros de medicinas y vacunas de México
Necesario desarrollar una  cultura de la información que permita conocer los problemas por accidentes (punciones) y sus efectos en la salud en México.
De acuerdo con los registros de la OMS, tres de los 35 millones de trabajadores de la salud en el mundo, han estado expuestos a infecciones graves contraídas como consecuencia de estas punciones en su desempeño laboral. Internacionalmente, el VIH y la hepatitis c son el centro de atención  y su principal preocupación.

Según la OMS, de los tres millones de trabajadores de la salud que han padecido de alguna punción accidental, dos millones se vieron expuestos al virus de la hepatitis B; 0.9 millones al de la hepatitis C y mil al VIH. Estas tres enfermedades representan un problema de salud a nivel mundial y los trabajadores se encuentran en constante riesgo de adquirir alguna de manera accidental.

La Lic. en Enfermería Martha Huertas Jiménez, quien es Jefa de Enfermeras de la Subdirección de Epidemiología, expuso en conferencia de prensa que la seguridad de los trabajadores es tan importante como la de los pacientes. “Hemos visto que es necesario que se cuente con una normatividad a nivel nacional porque se debe hacer un estudio epidemiológico para que se pueda incidir y prevenir”.

La especialista explicó que poco a poco se han ido reportando cada vez más reportes voluntarios y que “se trata de examinar las circunstancias de cómo se dieron los accidentes para poder implementar medidas de seguridad para que otros trabajadores puedan evitar accidentarse”. Además destacó que “La información que publicamos en el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición es muy parecida a lo que se reporta en la literatura internacional; países de primer mundo tienen programas de protección y los han extendido de forma nacional y tienen reportes de varias ciudades. Eso ha servido para comparar los accidentes que ocurren aquí”.

La Jefa de Enfermeras y quien también es Presidenta de la Asociación Mexicana para el Estudio de las Infecciones Nosocomiales, aclaró las medidas de seguridad que deben realizarse después de sufrir un accidente:

  1. Suspender la tarea que se está llevando a cabo.
  2. Lavar el sitio que se expuso con agua y jabón.
  3. Acudir con un médico.

“Tenemos la necesidad de contar con una normatividad, y para eso necesitamos mayores datos. Hay evidencia científica de los accidentes a los que se pueden exponer los trabajadores de la salud pero también hay medidas de protección”, puntualizó y agregó que in número reducido de instituciones cuentan con programas de bioseguridad; por eso es importante contar con estadísticas. La base de la protección incluye los siguientes puntos:

  1. Reconocer que hubo un accidente.
  2. Establecer un programa.
  3. Vigilar la frecuencia de accidentes.
  4. Implementar estrategias de control.
  5. Analizar el tipo de accidentes, la circunstancia de cómo ocurrió y el tipo de accidente.
  6. Involucrarse en la selección de los dispositivos de seguridad.
  7. Ofrecer seguimiento.
  8. Establecer prioridades.

Es cierto que estas precauciones que están descritas, a veces la falta de cultura de la prevención. No hay suficiente apego a las precauciones. Son medidas simples, no cuestan”, aclaró la Licenciada en Enfermería y enfatizó que los principales factores de riesgo a los que se exponen los trabajadores son:

  • Múltiples actividades.
  • Sobre carga de trabajo.
  • Exposición a dispositivos inseguros.
  • Jornadas de trabajo extenuantes.
  • Falta dcultura de la informacióne habilidades.
  • Falta de conocimiento.

Por su parte, el Dr. Miguel Lombera González, también habló de la necesidad de una  cultura de la información que permita conocer los problemas por accidentes (punciones) y sus efectos en la salud en este país; y manifestó que respecto al tema la Sociedad Mexicana de Salud Pública, (institución que él preside) se ha puesto como objetivo explorar las áreas relacionadas con la bioseguridad y la salud, para generar evidencia que favorezca la creación de un marco jurídico claro, así como políticas públicas efectivas que brinden certeza a los salubristas y poder generar un panorama epidemiológico de la situación en México.

Y para finalizar, el Dr. Miguel Lombera, Especialista en Epidemiología Aplicada por la Secretaría de Salud, recordó que “la epidemiología es la esencia de la prevención, junto con el control y la vigilancia que debe ser interdisciplinario, interinstitucional e intersectorial; y señaló que la Sociedad Mexicana de Salud Pública se encuentra trabajando en la normatividad en donde se incorpore de manera explícita y clara la obligación de un sistema de notificación de información sobre accidentes para tomar las mejores decisiones.

Imagen cortesía de Benedamiroslav | Miroslav Beneda


Escrito por

Etiquetas , , , , , , , , ,

Temas relacionados