5 recomendaciones para mejorar la calidad de vida de quienes viven con esclerosis múltiple

Los pacientes que sufren EM se enfrentan a un gran número de cambios en su vida diaria, por esa razón se recomienda que además del apoyo de la familia, se cuente con el acompañamiento de profesionales de la salud expertos en el tema, quienes darán guía para controlar los brotes y aminorar los síntomas.

Mujer mostando cinco con sus dedos
Algunas acciones que pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La esclerosis múltiple

[C]E[/C]s una enfermedad crónico degenerativa y recidivante que afecta a más de 2.3 millones de personas en el mundo. La causa sigue siendo desconocida, lo que se sabe es que se trata de una enfermedad autoinmune caracterizada por la pérdida de mielina, una proteína que permite el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

La mayoría de las personas empiezan a sentir los primeros síntomas de esclerosis múltiple entre las edades de 20 y 40 años, pero el diagnóstico frecuentemente tarda en hacerse.

En general, las mujeres se ven afectadas por esclerosis múltiple por una tasa casi doble de la de los hombres. La esclerosis múltiple es más prevaleciente en los climas templados. Aunque se manifiesta de diferente forma en cada paciente, sus síntomas suelen estar relacionados con problemas de equilibrio, visión borrosa, dificultad cognitiva, entumecimiento muscular, incontinencia urinaria y fatiga.

En este sentido, la Dra. Cynthia López, Directora de Operaciones de Grupo SOHIN comparte 5 recomendaciones para personas que viven con esclerosis múltiple:

  1. Ante cualquier duda consultar al especialista. Cuando una persona es diagnosticada con EM, es normal tener preguntas, ansiedad e incluso miedo. Por ello lo recomendables asistir con el especialista correspondiente (psicólogo, nutriólogo, neurólogo, etc.) para expresar todas sus inquietudes. Muchas personas recurren a la internet, donde se corre el riesgo de encontrar información falsa que solo agrava la ansiedad.
  2. Alimentación balanceada. No existe una dieta específica para pacientes con EM, sin embargo, lo más recomendable es consumir una dieta rica en fibra, frutas, verduras y legumbres. Además, es importante evitar el consumo de alcohol y tabaco, ya que pueden repercutir negativamente en el sistema nervioso.
  3. Actividad física. Practicar ejercicio mejora notablemente la coordinación y el ánimo de los pacientes. Algunas actividades recomendadas son caminatas, pilates o baile. Si el paciente cuenta con una discapacidad severa se recomienda contar con la supervisión de un fisioterapeuta.
  4. Meditación. Actividades de relajación como el Yoga benefician el equilibrio y la mente de los pacientes. En el Harmony Health Center de SOHIN, se brindan algunas jornadas gratuitas para que personas con enfermedades crónico degenerativas puedan practicar actividades como yoga, baile, clases de maquillaje y consultas de nutrición (consultar fechas en redes sociales).
  5. Evitar cambios de temperatura. La hipersensibilidad a los cambios de temperatura es uno de los síntomas más comunes de EM, por ello es recomendable vestir con ropa de fibra natural que permita la transpiración, contar con aire acondicionado en casa y evitar exponerse directamente al sol.

Estas son solo algunas acciones que pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes, para más información se puede recurrir a Grupo SOHIN, quienes ofrecen apoyo que va desde seguimiento al tratamiento médico hasta acompañamiento psicológico, nutrimental y cuidados paliativos.

Imagen cortesía de g_studio


Avatar

Written by 

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , ,

Temas relacionados