Caída de cabello

Caída de cabello

La caída de cabello, aunque es un evento normal, puede tornarse todo un caos cuando se sale de control y comienza a ser demasiado.

Se sabe que cada persona tiene 120 mil cabellos, cada uno de ellos tiene una vida de más o menos tres años. Tiene su propio ciclo vital: crece durante dos años y medio, después se estabiliza durante unos meses y al final muere y se cae.

Pero cuando la pérdida es excesiva se puede decir que existe un problema de alopecia. “Diariamente se pierden entre 50 y 150 cabellos, lo cual se puede considerar “normal”; no obstante, si se detecta una mayor pérdida de cabellos se debe acudir con el médico dermatólogo que es el especialista indicado para atender la alopecia”, puntualiza la Dra. Laura Juárez, Presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología A.C.

Se trata de un problema más frecuente en los hombres, pero esto no excluye a las mujeres. “En ellos la alopecia androgenética es la más común, mientras que en ellas es la alopecia difusa”, agregó la Presidenta de la FMD.

Ciertas zonas son las más afectadas en este problema: parte delantera o en la zona alta de la cabeza, así como en las llamadas “entradas”. En las mujeres la pérdida es de forma generalizada, como una escasez de pelo principalmente en la parte delantera de la piel cabelluda y raras veces evoluciona a una franca calvicie.

Pero es un padecimiento que no sólo tiene repercusiones físicas, la salud emocional de quienes la padecen se ve afectada, pues se trata de personas que comienzan a tenerla entre los 20 y 30 años, por el estilo de vida, estrés, entre otros, por lo que su autoestima se ve gravemente afectada.

Generalmente, “la alopecia genera inseguridad y una baja en la autoestima en quien la padece, porque puede llegar a ser muy visible y ante lo cual algunos pacientes se vuelven tímidos, inseguros, angustiados y estas sensaciones repercuten también en la calidad del cabello”.

Para su tratamiento existen muchas opciones, como los medicamentos tópicos, tomados y en casos más avanzados la opción quirúrgica o mejor conocido como trasplante de pelo.

Además de las causas hormonales y hereditarias, la especialista detalló otros posibles detonantes para la aparición de la alopecia:

  • Estrés
  • Deficiencia en la alimentación.
  • Exposición del cabello a agresiones diversas, como algunos shampoos que resecan el cuero cabelludo.
  • El uso de medicamentos como la quimioterapia, algunos para tratar la gota, artritis, depresión, entre otros.
  • Enfermedades de la tiroides y lupus, por mencionar algunas.
  • Agentes físicos, como traer demasiado apretado el cabello.
  • Uso de agentes químicos, como tintes, geles para peinar y fijadores, ya que al utilizarlos en exceso lo debilitan y se cae con facilidad.

Por último, la Presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatologia recomendó que el paciente acuda al médico especialista en dermatología tan pronto detecte escasez de pelo, toda vez que en su inicio, las probabilidades de evitar mayor pérdida son muy altas, no así cuando la alopecia está avanzada.

Además de tratar de evitar, en la medida de lo posible, los efectos que pueden dañar nuestro cabello, protegerlo del sol y nutrirlo adecuadamente.

Imagen cortesía de VGeorgiev | Vladimir Gjorgiev


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste