Cámara de Diputados aprobó dictamen para declarar últimos días de febrero como “Semana Nacional de la Salud Auditiva”

Con 411 votos a favor, 0 en contra y 0 abstenciones, se aprueba el dictamen que declara la última semana de febrero como Semana Nacional de la Salud Auditiva, con la finalidad de crear estrategias que prevengan la pérdida de audición, pasa al Senado de la República.

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que declara los últimos días de febrero como “Semana Nacional de la Salud Auditiva”, a efecto de realizar acciones de prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de escucha.

El documento aprobado por 411 votos a favor y enviado al Senado de la República, precisa que en México existen entre 8 y 10 millones de personas con algún grado de sordera, según datos de la Secretaría de Salud. Además, 3 de cada mil recién nacidos tienen algún grado de hipoacusia y 1 de cada mil padece sordera profunda de origen congénito que requieren implantes cocleares.

Mientras que en las zonas rurales se estima que alrededor de 66% no recibe tratamiento. En edad escolar, entre 30 y 50 niños por cada mil tiene sordera unilateral, por consiguiente, presentan dificultad mayor para localizar el sonido y tienen problemas para entender el lenguaje en ambientes ruidosos.

Los problemas de agudeza auditiva afectan al 20% de las niñas y los niños en edad escolar, provocando rezagos importantes en su desarrollo integral; también se han incrementado bastante en adolescentes y lo lamentable es que muchos de los daños son generalmente irreversibles.

Se busca sensibilizar a la población sobre los servicios médicos especializados, así como en el uso de las herramientas tecnológicas para realizar acciones de prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de audición, toda vez que este padecimiento afecta alrededor de 10 millones de personas.

En la fundamentación, la secretaria de la Comisión de Gobernación y Población, diputada Beatriz Dominga Pérez López, destacó que la hipoacusia es el defecto congénito más frecuente en la población infantil, superando al Síndrome de Down y la parálisis facial.

Las personas que sufren problemas de audición corren el riesgo de ser aislados, en ocasiones, pueden presentar conflictos emocionales como:

  • baja autoestima
  • depresión
  • ansiedad e irritabilidad

Un infante que no oye, no desarrolla su lenguaje oral y no podrá aprender a leer ni escribir con facilidad; de ahí, la importancia de la identificación temprana de estos problemas”.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 466 millones de personas en todo el mundo padecen pérdida de audición discapacitante, 34 millones son niñas y niños; para 2025 podría subir a 900 millones de personas; es decir, 1 de cada 10 sufrirá una pérdida de audición.

Mencionó que la pérdida de audición puede deberse a:

  • causas genéticas
  • complicaciones en el parto
  • algunas enfermedades infecciosas
  • infecciones crónicas del oído
  • empleo de determinados fármacos
  • exposición al ruido excesivo
  • envejecimiento

El 60% de los casos en niñas y niños se debe a causas prevenibles. Las enfermedades del oído desatendidas tienen efectos muy perjudiciales en el rendimiento escolar de los menores.

Urgió a sensibilizar a la sociedad en la toma de acciones para que el aprendizaje de las niñas y los niños alcancen grados óptimos. La mitad de los casos de pérdida de audición pueden prevenirse a través de medidas de salud pública. En los menores de 15 años, el 60% son atribuibles a causas prevenibles.

En general, las causas prevenibles son infecciones como:

  • parotiditis
  • sarampión
  • rubeola
  • meningitis
  • infecciones virales
  • otitis media crónica
  • Complicaciones al nacer, como:
    • asfixia del parto
    • bajo peso al nacer
    • prematuridad e ictericia
    • uso de medicamentos ototóxicos en embarazadas y lactantes
    • y otras causas no menos importantes.

La proponente de este tema, diputada Laura Barrera Fortoul expresó que cerca del 60% de la pérdida de la audición se debe a causas que se pueden prevenir con un diagnóstico y tratamiento oportuno. Por ello, la importancia de realizar la prueba de tamiz auditivo y es la más presente en la primera infancia de los 0 a los 5 años.

A quienes padecen debilidad auditiva se les realiza un implante coclear, que es una prótesis de oído interno que estimula directamente el nervio auditivo por medio de impulsos eléctricos. En México esta tecnología aún es limitada, pues cada uno vale 45 mil dólares.

El 25 de febrero, dijo, es el Día Internacional del Implante Coclear, y el 3 de marzo, el Día Mundial de la Audición. Esta semana, añadió, permitirá unir esfuerzos entre sociedad civil, gobierno federal, estatal y municipal para concientizar sobre la importancia del cuidado de la audición, desarrollado hábitos saludables y tratamientos eficaces[.]

Related posts