La importancia de tratar la depresión a tiempo

La importancia de la detección oportuna en depresión

Tratar la depresión a tiempo es determinante para lograr combatirla. Y aunque es problema de salud mental muchas veces ignorado, negado o no identificado adecuadamente, cada día se deben poner mayores esfuerzos en su tratamiento.

La prevalencia de este padecimiento es del 11 por ciento en la población mexicana. Eso significa que más de 12 millones de personas la padecen. Es un problema que se presenta cada vez a edades más tempranas, y debido a la falta de diagnóstico y tratamiento se ha visto un aumento de los suicidios en México”, subraya la doctora Magdalena Ocampo, médico psiquiatra quien dirige la Clínica Psy Gyn Investigación y Atención Clínica.

Aunque aún falta mucho por investigar sobre este padecimiento, hay indicios de que si algún familiar directo ha tenido o tiene depresión, puede aumentar el riesgo para que otros integrantes de la familia la padezcan.

No se conoce un patrón específico para su aparición, pero sí se ha visto en familias de deprimidos que hay genes asociados. No quiere decir que el padre la va a heredar al hijo forzosamente, pero hay estudios que dicen que cuando uno de los padres está afectado, el 25 por ciento de la descendencia puede tener riesgo de presentar depresión”, agrega.

Uno de los asuntos más complicados cuando de depresión se trata, es lograr identificarla. Para que nos quede claro, la Dra. Ocampo nos comparte cuáles son los síntomas más claros:

  • Estar triste. La tristeza, síntoma de la depresión, debe estar presente casi todos los días, acompañada de pérdida de interés en las cosas que antes se disfrutaban.
  • Cambios en el apetito, aumento o disminución.
  • Cambios en el sueño: Dormir mucho o tener insomnio.
  • Malestar físico que no se explica por enfermedad médica, generalmente manifestado por dolor.
  • Disminución de energía o desinterés por cosas que antes sí le eran importantes.
  • En casos muy severos, puede haber ideas suicidas.

Para que se pueda declarar que existe un caso de depresión como tal, estos síntomas tienen que estar presentes al menos dos semanas seguidas”, asegura la especialista.

Cuando son muy severos, quien los vive generalmente no se da cuenta. Es la familia quien lo detecta. A veces también ocurre que es identificada en la atención médica general, a la que las personas recurren por otra clase de padecimientos que generalmente están asociados con la depresión, tales como:

  • Dolor en la columna, hombros o dolor de cabeza.
  • Alteraciones gastrointestinales como gastritis o colitis.

El problema de la depresión es que genera mucha disfunción en todos los niveles. Si se es estudiante, se pueden presentar problemas de concentración o de memoria, lo que se traduce en bajo rendimiento escolar o en la familia un enfermo de depresión puede manifestarse como alguien que no quiere lidiar con las cosas; se le percibe como flojo, pero no se dan cuenta de que está padeciendo una enfermedad y es lo que le está provocando todo esto.

El médico internista o general está habilitado para tratar esta clase de padecimientos siempre y cuando recete los medicamentos adecuados, en las dosis correctas y por el tiempo oportuno”, dice la Dra. Ocampo.

¿Cómo es el tratamiento?

Siendo como tal una enfermedad, para la depresión existen opciones de tratamiento farmacológicas donde se pueden combinar algunos medicamentos, pero siempre funciona mejor cuando al mismo tiempo el paciente acude a psicoterapia, sobre todo la cognitivo conductual. Según comenta la especialista, esa combinación es la que resulta más exitosa.

Hoy en día existen medicamentos antidepresivos que son muy seguros y no provocan dependencia; a veces se deben combinar con medicina para la ansiedad (ansiolíticos). Es recomendable mantener el tratamiento a largo plazo, porque con ello la posibilidad de recaida se reduce y los resultados siempre son mucho más efectivos.

Hay un punto que también debe considerarse en la salud mental, que como en la medicina en general, los tratamientos a veces son a prueba y error. En ocasiones el tratamiento no puede resultar del todo bien al primer intento; de hecho el 30 por ciento no responden al tratamiento farmacológico la primera vez, y de ellos la mitad puede ser que no responda a un segundo intento.

Lo bueno es que para este grupo ya hay alternativas, se pueden probar otras combinaciones de medicamentos, porque la prioridad siempre es tratar estos casos para que no haya riesgo de suicidio”, puntualiza la médico.

El tiempo durante el cual el paciente debe estar en tratamiento siempre es a largo plazo, pero dependerá de la evolución de la enfermedad y de lo que diga el médico, para lograr el éxito. Para los casos en aquellas personas que no responden a la primera opción de tratamiento, no significa que no se curarán, si no que deben tener paciencia y seguir buscando de la mano de su psiquiatra para obtener los mejores resultados.

Lo más importante es que las personas tomen conciencia de que ésta es una enfermedad, que no están ‘inventando’ y que los puede llevar a la muerte. A veces el camino es muy largo pero es algo que se debe sobrellevar”, finaliza la Dra. Magdalena Ocampo.

No es posible prevenirla, pero hay estrategias que ayudan a disminuir su prevalencia, tales como:

  1. Recibir un tratamiento adecuado. Terminarlo hasta que no haya ningún síntoma, ya que se sabe que quienes han vivido episodios depresivos tienen un 50 por ciento de vivir un segundo, y quienes han pasado por un segundo, tienen 90 por ciento de probabilidades de volverlo a padecer. De ahí que sea tan importante que quede en remisión.
  2. Dormir al menos ocho horas diarias.
  3. Poner atención en la alimentación. Evitar ayunos.
  4. Hacer actividad física.
  5. NO consumir alcohol ni otras drogas.

 

Imagen cortesía de Pressmaster | Dmitriy Shironosov


Avatar

Escrito por

Este es un artículo pagado de carácter informativo que promueve el mensaje de un especialista, organización, productos y/o servicios. Las declaraciones, afirmaciones y/o recomendaciones hechas en este artículo son responsabilidad del anunciante, por lo que no necesariamente reflejan la opinión de Plenilunia Sociedad Civil.

, , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste