Portada de "Consolidated guidelines on HIV testing services for a changing epidemic"

Conoce las nuevas recomendaciones del OMS para ampliar cobertura del tratamiento VIH que ayude a salvar millones de vidas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comunicado nuevas recomendaciones para ayudar a los países a llegar a los 8.1 millones de personas que viven con el VIH que aún no han sido diagnosticadas y que, por lo tanto, no pueden obtener un tratamiento que les salve la vida.

Portada de "Consolidated guidelines on HIV testing services for a changing epidemic"
Un objetivo clave de estas pautas es alentar un mayor compromiso nacional y global para implementar HTS efectivos y eficientes como un elemento vital de la respuesta nacional y global al VIH, esencial para lograr y mantener una baja incidencia de VIH.

La cara de la epidemia del VIH ha cambiado drásticamente en la última década“, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Más personas están recibiendo tratamiento que nunca antes, pero muchas aún no reciben la ayuda que necesitan porque no han sido diagnosticadas. Las nuevas directrices de la OMS para la prueba del VIH tienen como objetivo cambiar esto dramáticamente“.

La prueba del VIH es clave para garantizar que las personas reciban un diagnóstico temprano y comiencen el tratamiento. Los buenos servicios de prueba también aseguran que las personas que dan positivo al VIH están vinculadas a servicios de prevención apropiados y efectivos. Esto ayudará a reducir los 1,7 millones de nuevas infecciones por VIH que ocurren cada año.

Las directrices de la OMS se publican antes del Día Mundial del SIDA (1 de diciembre) y la Conferencia Internacional sobre el SIDA y las infecciones de transmisión sexual en África (ICASA 2019) que tiene lugar en Kigali, Ruanda, del 2 al 7 de diciembre. Hoy, dos tercios de todas las personas con VIH viven en la Región de África.

Las nuevas “Directrices consolidadas de la OMS sobre servicios de pruebas de VIH” [1] recomiendan una variedad de enfoques innovadores para responder a las necesidades contemporáneas.

  • En respuesta a las cambiantes epidemias de VIH con altas proporciones de personas que ya se han sometido a pruebas y tratados, la OMS está alentando a todos los países a adoptar una estrategia estándar de pruebas de VIH que utilice 3 pruebas reactivas consecutivas para proporcionar un diagnóstico positivo de VIH. Anteriormente, la mayoría de los países de alta carga utilizaban 2 pruebas consecutivas. El nuevo enfoque puede ayudar a los países a alcanzar la máxima precisión en las pruebas de VIH.
  • La OMS recomienda que los países utilicen la autoevaluación del VIH como una puerta de acceso al diagnóstico basado en nuevas pruebas de que las personas que tienen un mayor riesgo de contraer el VIH y que no se realizan pruebas en entornos clínicos tienen más probabilidades de hacerse la prueba si pueden acceder a las autoevaluaciones del VIH.
  • La Organización también recomienda pruebas de VIH basadas en colaboraciones sociales para llegar a poblaciones clave, que están en alto riesgo pero tienen menos acceso a los servicios. Estos incluyen hombres que tienen sexo con hombres, personas que se inyectan drogas, trabajadoras sexuales, población transgénero y personas en las cárceles. Estas “poblaciones clave” y sus socios representan más del 50% de las nuevas infecciones por VIH. Por ejemplo, al evaluar 99 contactos de las redes sociales de 143 personas VIH positivas en la República Democrática del Congo, el 48% dio positivo por VIH.
  • El uso de comunicaciones digitales innovadoras dirigidas por pares, como: mensajes cortos y videos; puede aumentar la demanda y aumentar la aceptación de las pruebas de VIH. La evidencia de Vietnam muestra que los trabajadores de extensión en línea aconsejaron a alrededor de 6,500 personas de grupos de población clave en riesgo, de los cuales el 80% fueron remitidos a pruebas de VIH y el 95% a las pruebas. La mayoría (75%) de las personas que recibieron asesoramiento nunca antes habían estado en contacto con servicios de pares o de extensión para el VIH.

La OMS recomienda los esfuerzos comunitarios enfocados para realizar pruebas rápidas a través de proveedores legos para países relevantes en las regiones europeas, del sudeste asiático, el Pacífico occidental y el Mediterráneo oriental, donde todavía se usa el método de laboratorio de larga data llamado “transferencia occidental“. La evidencia de Kirguistán muestra que el diagnóstico de VIH que tardó de 4 a 6 semanas con el método de “transferencia occidental” ahora solo toma de 1 a 2 semanas y es mucho más asequible como resultado del cambio de política.

El uso de pruebas rápidas duales de VIH / sífilis en la atención prenatal como la primera prueba de VIH puede ayudar a los países a eliminar la transmisión de madre a hijo de ambas infecciones. La medida puede ayudar a cerrar la brecha de pruebas y tratamiento y combatir la segunda causa principal de muertes fetales a nivel mundial. También se recomiendan enfoques más integrados para las pruebas de VIH, sífilis y hepatitis B.

Salvar vidas del VIH comienza con las pruebas“, afirma la Dra. Rachel Baggaley, líder del equipo de la OMS para pruebas, prevención y poblaciones de VIH. “Estas nuevas recomendaciones pueden ayudar a los países a acelerar su progreso y responder de manera más efectiva a la naturaleza cambiante de sus epidemias de VIH“.

A fines de 2018, había 37.9 millones de personas con VIH en todo el mundo. De estos, 79% habían sido diagnosticados, 62% estaban en tratamiento, y 53% habían reducido sus niveles de VIH a través de un tratamiento sostenido, hasta el punto de haber reducido sustancialmente el riesgo de transmitir el VIH[.]

Image courtesy of WHO

Contenido relacionado