Conoce puntos para una mayor bioseguridad en laboratorios y evitar contagio entre trabajadores del sector salud

La exposición frecuente del trabajador del personal sanitario a material infeccioso, conlleva riesgos constantes que pueden ocasionarle infecciones adquiridas, afirma la Dra. Carolina Trunzo, jefa de Gestión y Procesos de Laboratorio del Hospital Británico de Buenos Aires, Argentina.

Médico sosteniendo soporte de hojas con una lista para llenar
La exposición frecuente del trabajador del personal sanitario a material infeccioso, conlleva riesgos constantes que pueden ocasionarle infecciones adquiridas.
Según la Dra. Carolina Trunzo, jefa de Gestión y Procesos de Laboratorio del Hospital Británico de Buenos Aires, Argentina, hay infecciones que se pueden transmitir por falta de medidas de seguridad en un hospital. Entendiendo esta gravedad, se hace necesario que el personal médico y laboratorista conozca y refuerce las recomendaciones de bioseguridad establecidas a nivel internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre las que nos destaca:

  • Lavado de manos
  • Utilización de guantes
  • Caretas
  • Tapabocas
  • Batas
  • Lentes

Así mismo, nos destaca la necesidad de llevar el concepto de bioseguridad -el cual busca salvaguardar la vida bajo condiciones específicas- al escenario del laboratorio clínico. Esto con el objetivo de promover, y sostener en el tiempo, prácticas  lo más seguras posibles en relación con la manipulación de elementos patógenos y elementos químicos; de esta manera, se busca generar procesos de mejora continua enfocados a detectar, evaluar y mitigar los riesgos para la salud de quien se dedique a atender la salud de pacientes.

De acuerdo con la Dra. Trunzo, en la actualidad existen instituciones que desestiman adquirir elementos bioseguros, debido a que aumentan los costos. Pero diversos estudios han demostrado que un análisis de costo-beneficio contemplando la disminución de eventos adversos del personal sanitario, comparado con el costo de la no-calidad de los instrumentos, resulta ser más económico. De esta manera, el beneficio al adquirir dispositivos de bioseguridad protege a quienes trabajan la salud, y garantiza la calidad de las muestras recolectadas, lo cual a su vez genera una entrega de resultados, por parte del laboratorio, más rápida y confiable.

En este sentido, la Dra. Trunzo nos expone que es necesario el uso de dispositivos de bioseguridad que ya son de fácil acceso. Algunos son:

  • Lancetas y catéteres bioseguros
  • Agujas con sistema retráctil automático
  • Dispositivos de descarte seguro
  • Instrumentos de recolección de muestra con sistema cerrado
  • Mariposas para extracción de sangre
  • Dispositivos de pipeteo para evitar que se pipetee con la boca
  • Frascos y tubos con tapón de rosca

Según  el nivel de bioseguridad, y el tipo de laboratorio, se trabaja con diferentes elementos de protección que pueden ser:

  • Cabinas de seguridad biológica
  • Trajes especiales
  • Cabinas de flujo laminar

No obstante, debido a que ningún laboratorio puede ejercer un control absoluto sobre las muestras que recibe, el personal puede verse expuesto a organismos de grupos de riesgo biológico más altos de lo previsto, nos subraya Carolina. De acuerdo con el Manual de bioseguridad en el laboratorio de la OMS, se recomiendan las siguientes indicaciones para la protección personal:

  1. Utilización en todo momento de batas o uniformes especiales para trabajar. Es importante el cambio frecuente de esta prenda, al menos cada 3 días, debido a que representa una fuente de contaminación microbiológica cruzada, y un elemento de contaminación nosocomial.
  2. Utilización de guantes protectores de látex. Esto es importante para todos los procedimientos que puedan tener contacto directo o accidental con sangre, líquidos corporales y otros materiales potencialmente infecciosos o animales infectados. Una vez utilizados, los guantes se retirarán de forma aséptica y a continuación el personal se lavará las manos.
  3. Utilización de lentes de seguridad. Con el objetivo proteger los ojos y el rostro de salpicaduras, impactos y fuentes de radiación ultravioleta artificial, cuando sea necesario, el personal tendrá que hacer uso de dispositivos de protección especiales, visores o lentes de seguridad.
  4. Lavado de manos luego de manipular materiales y animales infecciosos, así como antes de abandonar las zonas de trabajo del laboratorio.
  5. Está prohibido utilizar las prendas protectoras fuera del laboratorio. Por ejemplo, en cantinas, cafeterías, oficinas, bibliotecas, salas para el personal y baños.
  6. En las zonas de trabajo está prohibido almacenar alimentos y bebidas, así como comer, beber, fumar, aplicar cosméticos o manipular lentes de contacto.
  7. La ropa protectora de laboratorio no se guardará en los mismos armarios o taquillas que la ropa de calle.
Imagen cortesía de vetkit


Sitios de interés


Referencias

  1. ; Manual de Bioseguridad en el Laboratorio; Organización Mundial de la Salud; ISBN: 92 4 354650 3; Disponible en el URL : ; Consultado el 23/01/2019
  2. ,; Guía de bioseguridad para laboratorios clínicos. 2013; Instituto de Salud Pública, Ministerio de Salud de Chile; Disponible en el URL : ; Consultado el 23/01/2019
  3. ,,,; El trabajador de la salud y el riesgo de enfermedades infecciosas adquiridas. Las precauciones estándar y de bioseguridad; Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM; 34-42; Disponible en el URL : ; Consultado el 23/01/2019
Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste