Estudio encuentra mayor probabilidad de suicidio en pacientes con cáncer, se destaca importancia de enfoque integral para tratar a pacientes

Las personas con cáncer tienen más de 4 veces más probabilidades de suicidarse que las personas sin cáncer, según los investigadores de la Facultad de Medicina de Penn State usando datos de más de 8 millones de pacientes obtenidos del datos recopilados del programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEERSurveillance, Epidemiology, and End Results) de los Institutos Nacionales del Cáncer de los Estados Unidos.

En un estudio que utilizó datos de más de 8 millones de pacientes con cáncer en los Estados Unidos, los investigadores también encontraron que entre las personas con cáncer, los hombres blancos; pacientes que fueron diagnosticados a una edad más temprana; y los pacientes con cáncer de pulmón, cabeza y cuello, cáncer testicular y linfomas tenían más probabilidades de cometer suicidio.
En un estudio que utilizó datos de más de 8 millones de pacientes con cáncer en los Estados Unidos, los investigadores también encontraron que entre las personas con cáncer, los hombres blancos; pacientes que fueron diagnosticados a una edad más temprana; y los pacientes con cáncer de pulmón, cabeza y cuello, cáncer testicular y linfomas tenían más probabilidades de cometer suicidio. dacasdo
Nicholas Zaorsky, oncólogo de radiación en el Penn State Cancer Institute (Instituto de Cáncer del Estado de Pennsilvania), dijo que el estudio, publicado el 14 de enero de 2019 en Nature Communications, [1] se destaca la importancia de un enfoque integral para tratar a los pacientes con cáncer.

Aunque el cáncer es una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos, la mayoría de los pacientes con cáncer no mueren a causa del cáncer, los pacientes generalmente mueren por otra causa“, dijo Zaorsky. “Hay múltiples riesgos involucrados por la muerte, y uno de ellos es el suicidio. La angustia y la depresión pueden surgir del diagnóstico de cáncer, el tratamiento, el estrés financiero y otras causas. En última instancia, la angustia y la depresión pueden conducir al suicidio. Nuestro objetivo era cuantificar el riesgo de suicidio entre los pacientes con cáncer“.

El Dr. Zaorsky dijo que si bien se ha avanzado mucho en el tratamiento del cáncer en sí, no se ha puesto tanto trabajo e investigación sobre cómo el cáncer afecta a los pacientes mental y emocionalmente. Los investigadores compararon el riesgo de suicidio de los pacientes con cáncer en comparación con el público en general, y exploraron si ciertos pacientes con cáncer tenían un mayor riesgo que otros pacientes.

Los investigadores utilizaron datos recopilados del programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEERSurveillance, Epidemiology, and End Results) de los Institutos Nacionales del Cáncer de los Estados Unidos. El SEER incluye datos sobre la incidencia del cáncer, la supervivencia, el tratamiento y la edad y el año de diagnóstico, y cubre el 28 por ciento de la población de Estados Unidos.

Para el estudio, los investigadores utilizaron los datos de SEER en más de 8.6 millones de pacientes a los que se les había diagnosticado un cáncer invasivo (cáncer que se diseminó más allá del tejido en el que se desarrolló originalmente) entre 1973 y 2014.

Después de analizar los datos, los investigadores encontraron que 13,311 de los pacientes en el conjunto de datos, 0.15%, murieron por suicidio, más de 4 veces el riesgo de la población general. Esto es un aumento doble desde un estudio anterior en 2002 que reportó un aumento del riesgo de 1.9.

Además, los investigadores encontraron que si bien el riesgo de suicidio disminuye 5 años después del diagnóstico, el riesgo sigue siendo alto para los pacientes con linfoma de Hodgkin y cáncer de testículo.

Lo interesante que encontramos es que no parece importar a qué edad se diagnostica a un paciente y qué tipo de cáncer tiene esa persona“, dijo Zaorsky. “Los tratamientos para algunos cánceres, como la leucemia y el cáncer testicular en adolescentes y adultos jóvenes, por ejemplo, pueden disminuir la fertilidad de un paciente, y ese parece ser uno de los riesgos de suicidio a largo plazo“. En contraste, los pacientes ancianos que “Son diagnosticados con cáncer de pulmón, próstata y cabeza y cuello, tienen un mayor riesgo de suicidio por el resto de su vida“.

Los investigadores dijeron que los resultados podrían usarse para ayudar a identificar a los pacientes que pueden estar en mayor riesgo de suicidio y ayudar a los proveedores de atención médica a adaptar sus tratamientos en consecuencia.

Esta información podría ser útil al desarrollar pautas y estrategias sobre cómo y cuándo examinar a los pacientes con cáncer para detectar depresión y angustia“, dijo Zaorsky. “Por ejemplo, puede ser beneficioso orientar estrategias de prevención del suicidio en pacientes mayores y con ciertos tipos de cáncer, como próstata, pulmón, leucemias y linfomas“.

Además, Zaorsky dijo que el estudio podría ayudar a los médicos a desarrollar programas de supervivencia, que tienen como objetivo cuidar y mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer que han pasado por el tratamiento y están en camino de recuperarse[.]

Publicaciones relacionadas