Inflamación y dolor en las articulaciones igual a Artritis Reumatoide

¿Sabías que la artritis es conocida desde la antigüedad? ¿Sabías que a nivel mundial, aproximadamente cinco de cada mil personas padecen artritis reumatoide y que en México 2 de cada 100 la padece?

La artritis reumatoide causa severos dolores en hombros, codos, muñecas, tobillos, rodillas, es decir las principales articulaciones.
La artritis reumatoide causa inflamación del tejido que recubre la parte interna de la cápsula articular conocida como membrana sinovial de las articulaciones, y por eso los fuertes dolores.
O ¿habías escuchado que la artritis se considera la enfermedad crónica más frecuente desde la infancia después del asma y la diabetes?

Esta es una enfermedad falsamente asociada con la edad, sin embargo, a través de los años se ha descubierto que su incidencia no está relacionada con el paso de los años. Al contrario, está determinada de manera genética sin importar la edad y afecta al 1.6% de la población mexicana, es decir, a un millón 700 mil personas de entre 20 y 50 años.

Los fuertes dolores en articulaciones, como codos, muñecas, hombrros, rodillas, tobillos, etcétera, es característica común de la artritis reumatoide.
La artritis reumatoide causa la inflamación del tejido que recubre la parte interna de la cápsula articular, y eso es lo que genera dolores severos.
La artritis reumatoide es una enfermedad crónica degenerativa e incapacitante que tiene por características principales fuertes dolores en articulaciones principalmente en muñecas, hombros, caderas, dedos, codos, rodillas y tobillos. Estos son causados por la inflamación del tejido que recubre la parte interna de la cápsula articular conocida como membrana sinovial de las articulaciones. Esta enfermedad afecta principalmente a las mujeres y suele aparecer en torno a los 40 y 45 años; sin embargo, también los niños y los ancianos pueden padecerla.

El principal síntoma de la Artritis Reumatoide es la inflamación de las articulaciones que resulta visible. Esta inflamación causa dolor en el individuo que las padece así como una fuerte sensación de rigidez articular que generalmente aparece por la mañana y desaparece paulatinamente conforme el paciente realiza sus actividades. En otras ocasiones puede presentarse derrame de líquido sinovial. Además, pueden aparecer duros abultamientos en las zonas de roce de la piel como los codos, el dorso de los dedos de las manos y de los pies. A largo plazo, la persistencia de la inflamación de la membrana sinovial provoca que el hueso se dañe y aparezcan pequeñas erosiones.

A pesar de que las causas de esta enfermedad son desconocidas, algunos estudios sugieren que el sistema inmunológico del organismo es el responsable de las alteraciones, por lo que se considera como una enfermedad autoinmune.

¿Cuál es el tratamiento?

Para el tratamiento de la artritis reumatoide se pueden encontrar dos tipos de fármacos: los que se utilizan para aliviar el dolor diario como los antiinflamatorios, y aquellos que modifican la enfermedad a largo plazo, como los inmunosupresores; de estos últimos la Azatioprina (Imuran) medicamento que actualmente es comercializado por Aspen Labs en México. Su médico deberá considerar cuál es mejor opción en su caso.

Una persona con Artritis Reumatoide no sólo sufre consecuencias físicas sino también sociales y económicas, pero existen cambios de hábitos que pueden contribuir a aliviar el dolor. Se recomienda evitar una vida agitada, no hacer movimientos bruscos, dormir en promedio 10 horas y evitar actividades que requieran un ejercicio físico intenso.

Si tienes o crees padecer Artritis Reumatoide, no dejes de acudir con un médico especialista en Reumatología, quien te acompañará durante tu tratamiento que, aunado a los cambios sugeridos, pronto te harán sentirte mucho mejor.

Imágenes cortesía de ronstik y vampy1


Avatar

Escrito por

Médico Especialista en Medicina Interna, miembro de la Academia de Medicina Interna y director del Centro Médico Internacional de Diplomados

, , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste