Influenza A H1N1 ahora en niños

 

Secretaria de salud, alerta amarilla, reforzamiento de medidas, prevención, cambios del medio Ambiente, contagios, vacunas, inmunidad, niños, influenza H1 N1,
Reforzamiento de medidas preventivas

El mayor número de infectados en México a causa del virus de la influenza A/H1N1 está recayendo en menores de 10 años de edad en las semanas recientes, de acuerdo a reportes de la Secretaría de Salud (Ssa), lo que modifica las apreciaciones de vulnerabilidad que se tenían sobre los adultos jóvenes como el grupo poblacional más propenso al contagio.

Esta situación aunada al hecho de que ya suman más de 52 mil los casos confirmados de influenza en el país, conforme a reportes de la misma Ssa, y que el número de decesos presuntamente no pasa de 330 (al 28 de octubre), no obstante que los hospitales están saturados de estos enfermos, son hechos que confunden a los expertos porque se da por cierto que el virus está nuevamente en proceso de mutación.

De hecho, el secretario de Salud capitalino, Armando Ahued, al valorar que en la Ciudad de México se ha presentado el 11% del total de los casos confirmados en el territorio nacional, y subir la alerta verde a la de alerta amarilla para el reforzamiento de las medidas de prevención en el DF, hizo hincapié sobre el hecho de que el mayor número de contagios se está presentando en la población de menores de 10 años.

El mismo funcionario sostuvo que ante esta situación, los expertos consideran con preocupación que el genoma del virus de la influenza A/H1N1 “está en proceso de mutación”, lo que posibilita, sin que exista una prueba científica de patogenicidad, con el cambio hacia la vulnerabilidad de pacientes de menor edad, que el virus ha cambiado de características para sobrevivir en el organismo humano.

De acuerdo a especialistas, esto se debe posiblemente a los cambios del medio ambiente, pero también al cambio estacional con el arribo del otoño en el hemisferio norte del continente, después de que el virus cobró fuerza en el invierno boreal del subcontinente, sobre todo en Argentina.

Y es que de los ocho segmentos que conforman al virus A/H1N1, hay dos que han mostrado gran inestabilidad, que son el 6 (NA) y el 4 (HA), conforme a un estudio publicado el 20 de julio pasado en la revista científica Archives of Virology.

Ahí diversos expertos manifestaron su preocupación por las posibilidades de que el virus siguiera mutando en el corto plazo, o recombinarse con otros virus persistentes, además de estudios previos que mostraban la extraordinaria capacidad de modificaciones genéticas del virus que incluso lo mostraron con resistencias al antiviral oseltamivir (Tamiflu). Con todo, el secretario de Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos, ha manifestado que “debemos ser prudentes y no ceder con las medidas preventivas de higiene que debemos mantener vigentes”.

Pero tampoco considerar que se trata de un virus benigno, como ha dejado ver la misma autoridad, porque a pesar de que los contagios se han multiplicado más allá de las expectativas que dejó el mismo virus cuando surgió, en abril pasado, no se debe dejar de lado la posibilidad de una mutación mayor que traspase la inmunidad presentada hasta el momento, cuando se espera que hasta finales de diciembre lleguen las vacunas para la población.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste