Lo que debes conocer de la insuficiencia venosa y como ayudar a tratar las úlceras venosas

Especialistas en angiología coinciden en que hasta el 70% de los casos de úlceras en las piernas se deben a la insuficiencia venosa, las cuales son heridas cerca del tobillo, que son dolorosas y lentas para cicatrizar, que en casos graves requieren cirugía.

Piernas entrelazadas en mecate
Alrededor del 70% de las úlceras en las extremidades inferiores se deben a la insuficiencia venosa.
De acuerdo con el angiólogo y cirujano vascular, Gabriel Hernández De Rubín, las úlceras venosas aparecen después de que fallan las válvulas unidireccionales en las venas de las piernas -que mantienen la sangre circulando hacia el corazón-, lo que ocasiona que la sangre refluya en las piernas, dando síntomas y manifestaciones cutáneas lo que se conoce como insuficiencia venosa.

Una vez iniciada la insuficiencia venosa -explicó el especialista-, el exceso de presión de en las piernas lleva a un estado inflamatorio crónico a ese nivel impidiendo que los nutrientes y el oxígeno lleguen a los tejidos. La falta de nutrientes provoca la muerte celular, dañando el tejido, y se puede formar una úlcera”, destacó Hernández De Rubín.

Los síntomas de la insuficiencia venosa son:

  • picazón, hormigueo, hinchazón, pesadez y calambres en las piernas;
  • también se puede presentar piel endurecida y de color rojo oscuro, morado o marrón, que son señales de que la sangre está refluyendo.

Se debe tener especial cuidado en caso de tener los siguientes factores de riesgo:

  • Venas varicosas
  • Antecedentes de coágulos sanguíneos en las piernas (trombosis venosa profunda)
  • Hinchazón en las piernas
  • Edad avanzada
  • Las mujeres corren más riesgo debido a los cambios hormonales
  • Tener antecedentes familiares de insuficiencia venosa
  • Obesidad
  • Embarazos
  • Tabaquismo
  • Permanecer sentado o parado por períodos prolongados
  • Haber tenido fracturas de huesos largos u otras lesiones graves, como: quemaduras o daño muscular
  • Que hayan condicionado períodos de reposo prolongado.

La siguiente etapa, es decir, el desarrollo de úlceras venosas se caracteriza por la aparición de una úlcera superficial con una base roja, a veces cubierta por tejido amarillo, los bordes son de forma irregular, la piel circundante puede estar brillante, tensa, caliente y con cambios de coloración. Aunado a ello se siente dolor en las piernas y si la úlcera resulta infectada, puede tener un mal olor o drenar pus.

Existen diferentes tipos de úlceras en las extremidades inferiores incluyendo de causas arteriales, inflamatorias, infecciosas y las venosas; sólo el médico puede determinar cada tipo de úlcera. Para tratar esta enfermedad es necesario, en primer lugar, que el médico especialista realice una evaluación, que puede incluir un examen de ultrasonido Doppler o un estudio de las venas con medios de contraste (flebografía).

La prioridad es controlar posibles infecciones y la cicatrización de la herida, que puede sanar lentamente y tardar incluso años, dependiendo de su tamaño y si no se le da e manejo adecuado. Además se debe mejorar el flujo venoso, para lo cual las medias de compresión son de gran ayuda, de acuerdo con el tratamiento que decida el especialista”, recalcó Gabriel Hernández.

La posibilidad de que las úlceras venosas recurran es de alrededor de 50%, por lo que se recomienda el uso de por vida de medias médicas de compresión graduada para evitar la recurrencia de la úlcera.

Para ayudar a tratar las úlceras venosas, el especialista certificado por el Consejo Mexicano de Angiología y Cirugía Vascular, hizo las siguientes recomendaciones:

  • Use medias de compresión todos los días. Ayudan a controlar el reflujo venoso, reducen la hinchazón, ayudan con la cicatrización y disminuyen el dolor.
  • Ponga sus pies por encima del nivel del corazón después de una jornada larga de trabajo.
  • Camine o haga ejercicio todos los días. Estar activo mejora la circulación.

El mejor método es prevenir la enfermedad con estos sencillos consejos:

  • Use medias de compresión todos los días.
  • Evite sentarse o estar de pie por mucho tiempo.
  • Revise sus pies y piernas todos los días: la parte superior y por debajo, los tobillos y los talones. Busque grietas y cambios en el color de la piel.
  • Deje de fumar. El tabaquismo es malo para los vasos sanguíneos.
  • Si tiene diabetes, mantenga los niveles de azúcar en la sangre bajo estricto control.
  • Haga ejercicio tanto como le sea posible. Permanecer activo ayuda con la circulación.
  • Adopte una dieta saludable y duerma lo suficiente. Un estilo de vida saludable ayuda a sanar las heridas.
  • Mantenga un peso adecuado.
  • Controle la presión arterial y los niveles de colesterol y triglicéridos.

Realizado con información proporcionada por SIGVARIS.

Sitios de interés

Imagen cortesía de piotr_marcinski


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste