Lo que debes conocer para la oportuna detección de la Cirrosis Biliar Primaria (CBP)

La cirrosis biliar primaria afecta principalmente a las mujeres de edad madura. Las causas de la enfermedad no son claras y cuando se encuentra en las primeras etapas, la mayoría de las personas ni siquiera saben que la padece.

Médico muestra a una mujer en una la pantalla de computadora una ilustración del sistema gastrico
La cirrosis biliar primaria afecta principalmente a las mujeres de edad madura.
La mayoría de personas diagnosticadas con cirrosis biliar primaria en primeras etapas no presenta síntomas. En realidad, muchos no los presentan durante años. Existe un medicamento capaz de lentificar el avance de la enfermedad, lo que disminuye la posibilidad de desarrollar síntomas pronto.

Muchos descubren que tienen cirrosis biliar primaria a través de los resultados de un análisis de sangre, realizado por otras razones, que muestran los niveles de las enzimas hepáticas muy por encima de lo normal. El diagnóstico normalmente se confirma con otros análisis de sangre.

[/frase]“La cirrosis biliar primaria es una enfermedad en la que se dañan los conductos biliares del hígado. La bilis es un líquido producido por el hígado que desempeña una función en la digestión de los alimentos y ayuda al cuerpo a deshacerse de glóbulos rojos desgastados, colesterol y toxinas. Cuando los conductos biliares no funcionan como es debido, pueden acumularse sustancias nocivas en el hígado y con el tiempo, eso puede conducir a la fibrosis irreversible del tejido hepático”, Dr. Konstantinos Lazaridis, de Gastroenterología y Hepatología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.[/frase]La cirrosis biliar primaria es una enfermedad que avanza lento y que, a menudo, puede alentarse más con el medicamento llamado ácido ursodesoxicólico (UDCA, por sus siglas en inglés). Los estudios plantean que cuando se empieza con el ácido ursodesoxicólico en las primeras etapas de la enfermedad, la esperanza de vida se extiende hasta el mismo punto que lo haría si no padeciera la cirrosis biliar primaria. Este medicamento es todo lo que la mayoría de personas con cirrosis biliar primaria necesita para posponer considerablemente los síntomas de la enfermedad.

El Dr. Lazaridis señala que pese al ácido ursodesoxicólico, los síntomas de la cirrosis biliar primaria pueden terminar desarrollándose. Los síntomas más comunes son:

  • cansancio,
  • debilidad
  • y comezón en la piel.

Mientras que los síntomas menos comunes y que por lo general aparecen después de que la enfermedad avanza de forma considerable incluyen, entre otros:

  • ictericia, acumulación de pigmentos biliares en la sangre, cuya señal exterior más perceptible es la amarillez de la piel y de las conjuntivas,
  • dolor de huesos, músculos y articulaciones,
  • acumulación de líquido,
  • debilidad o fragilidad en los huesos,
  • así como sequedad de la boca y ojos.

Estos síntomas pueden controlarse con una variedad de terapias disponibles.

En un pequeño grupo de personas, el ácido ursodesoxicólico no logra alentar el avance de la enfermedad y la cirrosis biliar primaria termina conduciendo a la insuficiencia hepática. En esos casos, la única alternativa de tratamiento suele ser el trasplante de hígado. Afortunadamente, los trasplantes para las personas con cirrosis biliar primaria ahora son mucho menos comunes, incluso antes de que estuviera disponible el ácido ursodesoxicólico. En la actualidad se llevan a cabo investigaciones para descubrir otras opciones de tratamiento para las personas que no responden al ácido ursodesoxicólico.

A pesar de ser raro, algunas personas que sufren el trastorno tienen antecedentes familiares de cirrosis biliar primaria. Por ello, sería importante que las mujeres de la familia inmediata (madre, hermanas e hijas) supieran sobre su diagnóstico de cirrosis biliar primaria, especialmente si son de mediana edad. Agrega el Dr. Lazaridis que cuando los resultados de los análisis de sangre mostraran elevación de las enzimas hepáticas en ellas, entonces lo mejor sería realizarles los exámenes para cirrosis biliar primaria.

A medida que consideres cómo controlar la cirrosis biliar primaria con el transcurso del tiempo, consulta al médico respecto al ácido ursodesoxicólico, si todavía no lo has hecho. Además, programa un horario de visitas de seguimiento médico porque las revisiones y análisis de sangre periódicos permitirán al médico controlar tu función hepática y saber con cuánta rapidez avanza la cirrosis biliar primaria. Si en algún momento observas un síntoma nuevo o raro, comunícate con el médico de inmediato”, concluye el Dr. Lazaridis.

Imagen cortesía de imagepointfr
Avatar

Written by 

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados