Los riegos que debes conocer respecto a la automedicación

La automedicación suele ser la más terrible costumbre a la que cualquier persona adulta se somete voluntariamente, al estar sufriendo de algún malestar. Sin embargo, al no acudir a un médico, se expone al cuerpo a recibir químicos que en muchas ocasiones lo perjudican en lugar de mejorarlo y suele tener las peores consecuencias por los efectos negativos que puede ocasionar un mal diagnóstico.

mujer atenfiendo farmacia con receta en la mano
Pastillas no controladas aumentan a 60% la posibilidad de causar daños irreversibles kalinovsky
Es un hecho que al sufrir de un padecimiento físico que afecte la vida personal, laboral y psicológica de una persona, como sucede con la disfunción eréctil y la eyaculación precoz, no existe pastilla, remedio o jarabe que lo solucione; y sólo un especialista en salud sexual masculina tiene la capacidad de hacerlo. Sin embargo, la realidad es muy diferente, Boston Medical expone en un comunicado de prensa que cerca del 80% de los hombres que sufren por primera vez alguna de estas patologías, busca como solución alguna pastilla de fácil acceso que les ayude, ya sea a lograr la erección o a controlar la eyaculación, sin importar las secuelas que esto llegue a ocasionar en el futuro, porque no se ha hecho una valoración médica del estado de salud que se tiene.

Una tendencia publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) [1] en base a la información de la encuesta en internet realizada en noviembre del 2009 [2] en donde se preguntó a personas que admitieron haber adquirir fármacos en internet clasificaran sus compras, ubicaron en primer lugar los fármacos para bajar de peso (54%), seguidos por los antigripales (26%) y en tercer lugar productos contra la disfunción eréctil (13%). Este aumento se ha derivado de la facilidad con la que se puede realizar cualquier compra en una farmacia en línea, sin necesidad de tener alguna receta o médico que respalde la compra.

En el estudio “Counterfeit phosphodiesterase type 5 inhibitors pose significant safety risks” [3] publicado por la revista holandesa International Journal of Clinical Practice, se informa que de 370 muestras de Viagra incautadas entre los años 2000 y 2004 por el Dutch National Institute for Public Health and Environment (RIVM, Insituto holandes para la salud pública y medio ambiente), únicamente 10 eran genuinas [4].

Con frecuencia las pastillas que se consiguen para la disfunción eréctil o la eyaculación precoz, dejan de funcionar y las personas que las usan no saben qué hacer, y piensan que su problema ya no tiene solución, lo que trae mucha frustración y angustia. Es importante saber que actualmente existen muchas alternativas de tratamiento efectivas para solucionar los problemas de erección, de eyaculación y de deseo sexual, que se prescriben dependiendo de las causas, la edad, y la salud de cada paciente.

Otro ejemplo claro que nos muestra las consecuencias de estos medicamentos de acuerdo a información de la OMS [1] “En los primeros cinco meses de 2008, 150 personas fueron ingresadas en hospitales de Singapur con diagnóstico de hipoglucemia grave (brusco descenso de los niveles de azúcar en la sangre). Cuatro pacientes fallecieron y siete sufrieron grave daño cerebral. Según se informó, las personas ingresadas habían ingerido medicamentos falsificados supuestamente indicados para el tratamiento de la disfunción eréctil, pero que contenían una fuerte dosis de glibenclamida, fármaco indicado en la terapia de la diabetes”.

Cabe mencionar que este tipo de medicamentos vendidos de manera ilegal o sin control deben contener restricciones; entre las principales se encuentran la ingesta de otros fármacos, alcohol, padecer diabetes, sufrir de hipertensión, cardiopatías o alergias entre otros. Y si no son tomadas en cuenta por el afectado, los síntomas posteriores pueden ser fatales, aumentando un 60% la posibilidad de tener daños irreversibles.

Es un hecho que este tipo de malestares son los más difíciles de aceptar por la información que llega a circular entre los hombres. Sin embargo, al exponer al cuerpo a medicamentos no certificados y no controlados aumenta un 60% la posibilidad de convertir los daños en algo irreversible, por esto lo más recomendable que pedir la opinión de un especialista en este ramo”, comentó Teresa Flores, Sexóloga y Directora de Comunicación de Boston Medical Group México.

Si una persona ya está en una situación como esta o similar, y no sabe si se está o no a tiempo de lograr que su calidad de vida sexual sea satisfactoria, lo más recomendable es hacerse una valoración con un médico especializado en salud sexual masculina, para saber qué tratamiento se podría llevar a cabo, las causas, y las soluciones para eliminar y reducir estos malestares.

Referencias

  1. Boletín de la Organización Mundial de la Salud, La falsificación de medicamentos: una amenaza creciente Consultada el 11 de noviembre de 2014 disponible en http://www.who.int/bulletin/volumes/88/4/10-020410/es/
  2. Nunwood survey data November 2009. Online consumer survey, participants 14,000. Countries included the UK, Belgium, Switzerland, Spain, Norway, Denmark, Sweden, Austria, Germany, France, Italy, Netherlands, Finland and Ireland. Consultada el 11 de noviembre de 2014, disponible en https://www.pfizer.ie/UserFiles/File/Your_Health/CrackingCounterfeit.pdf
  3. G Jackson, S Arver, I Banks, and V J Stecher Counterfeit phosphodiesterase type 5 inhibitors pose significant safety risks Int J Clin Pract. Mar 2010; 64(4): 497–504. doi: 10.1111/j.1742-1241.2009.02328.x http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3069491/
  4. Blok-Tip L, Vogelpoel H, Vredenbregt MJ, et al. Counterfeits and imitations of Viagra® and Cialis® tablets: trends and risks to public. 2005. http://www.rivm.nl/bibliotheek/rapporten/267041001.pdf (accesado Enero 5, 2010)

Publicaciones relacionadas