Se debe fortalecer vigilancia y medidas para prevenir sarampión y su propagación

La eliminación del sarampión en el continente Americano se enfrenta a grandes desafíos debido a las varias y continuas importaciones de casos de sarampión de otras partes del mundo. Mantener altos niveles de cobertura de vacunación es fundamental para prevenir y detener brotes que permitan lograr ser la primera región del mundo en eliminar la enfermedad.

Niña recibe inyeción
La OPS/OMS convoca a fortalecer la vigilancia y adoptar medidas para prevenir su propagación a partir de casos importados de otras regiones.
Los brotes recientes de sarampión en los Estados Unidos y Brasil, a partir de casos importados de otras partes del mundo, sugieren que las tasas de inmunización en algunas áreas han descendido por debajo de los niveles necesarios para prevenir la propagación de la enfermedad en las Américas, señalaron este 10 de febrero de 2015 de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Gracias a los altos niveles de inmunización, los países de las Américas han estado en camino a declararse libres de sarampión durante más de una década,” dijo el doctor Cuauhtémoc Ruiz, jefe del Programa de Inmunizaciones de la OPS/OMS. “Mantener altos niveles de cobertura de vacunación es fundamental para prevenir y detener brotes y para proteger a nuestras poblaciones de la amenaza constante de casos importados“, afirmó.

El sarampión se considera eliminado de las Américas desde 2002 debido a la ausencia de transmisión endémica de la enfermedad. Un comité internacional de verificación está compilando datos probatorios para declarar a la región libre del sarampión. Ésta haría de las Américas la primera región del mundo en eliminar la enfermedad, en línea con logros similares como la eliminación de la viruela en la década de 1970 y de la poliomielitis en la de 1990. Actualmente, la región está también en camino a certificarse como libre de rubéola.

Todos estos logros han sido el resultado de los esfuerzos regionales por lograr altas coberturas de vacunación, a través de programas regulares de inmunización y campañas masivas de vacunación, que incluyen la celebración de la Semana de Vacunación en las Américas impulsada por la OPS/OMS desde hace 13 años.

Sin embargo, la erradicación del sarampión “se enfrenta actualmente a grandes desafíos debido a las varias y continuas importaciones de casos de sarampión“, indicó la OPS/OMS en una alerta epidemiológica distribuida ayer a sus países miembros de la región. La alerta insta a los países a “fortalecer las actividades de vigilancia y tomar las medidas adecuadas para proteger a los residentes en las Américas contra el sarampión y la rubéola“.

Según la alerta de la OPS/OMS, un total de 147 casos de sarampión fueron confirmados en cuatro países de las Américas desde el comienzo de este 2015 y hasta el 8 de febrero del 2015. De ese total, 121 casos fueron en los Estados Unidos, vinculados principalmente a un brote que empezó en diciembre pasado en Disneylandia, en California. Un solo caso en México también se vinculó a ese brote. De los restantes casos, 21 tuvieron lugar en Brasil y cuatro en Canadá.

Los casos en Brasil forman parte de un brote más grande que comenzó a principios de 2013 y que ha enfermado a más de 700 personas en 31 municipios.

Los países de las Américas han notificado casos importados de otras regiones cada año durante la última década, pero hasta hace poco, esos casos no condujeron a brotes significativos“, señaló Ruiz. “Los brotes recientes son motivo de preocupación porque indican brechas en la inmunización que podrían permitir que el sarampión y otras enfermedades prevenibles mediante vacunación se afianzaran nuevamente y empiecen a propagarse en nuestro hemisferio“, advirtió.

La vacuna contra el sarampión se ha utilizado durante más de 50 años y ha probado ser segura y eficaz. A nivel mundial, evitó unas 15.6 millones de muertes entre 2000 y 2013.

La OPS/OMS recomienda que los niños reciban dos dosis de la vacuna contra el sarampión antes de su quinto cumpleaños y que los niveles de cobertura de ambas dosis alcancen el 95% o más para prevenir la propagación de casos importados. Actualmente, alrededor del 92% de los niños de 1 año en las Américas reciben una primera dosis de la vacuna antisarampionosa.

En vista de los brotes recientes, la OPS/OMS insta también a las autoridades de salud de sus países miembros a:

  • Mantener altos niveles de cobertura de vacunación a nivel nacional y local.
  • Aconsejar a los viajeros que van a las regiones que tienen circulación de sarampión a estar al día con sus vacunas contra el sarampión (esta no se aplica a los menores de seis meses, quienes no deben vacunarse).
  • Informar a los viajeros de los síntomas del sarampión y lo que deben hacer si sospechan que tienen la enfermedad.
  • Requerir prueba de la inmunidad de sarampión a los trabajadores del sector de la salud (incluido personal médico, administrativo y de seguridad) y recomendar que el personal de las áreas de turismo y transporte sea inmunizado.
  • Sensibilizar al personal de salud del sector privado sobre la necesidad de notificar de inmediato cualquier presunto caso.
  • Si se detectan casos importados de sarampión, realizar la búsqueda de contactos y, según la historia de viaje, informar a las autoridades sanitarias en el exterior acerca de la posible ubicación de los contactos en sus países.
Imagen cortesía de stuchin


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste