Soledad y suicidio

soledad, tristeza, depresión, prevención del suicidio, dos tipos de soledad, soledad voluntaria, soledad forzada,
Tipos de soledad

La soledad, para todos, representa un reto. Lo malo es que a algunas personas les cae mal, bien porque no les enseñaron a estar consigo mismos, o porque en el fondo pueden sentirse tristes o deprimidos. De ahí que sea tan importante mirar a la soledad con otros ojos, como una aliada para encontrarnos.

El suicidio es la cuarta causa de muerte en adultos en nuestro país. La tasa anual de suicidios consumados es del 5.7 por ciento, y de no tomarse medidas preventivas, para el año 2020, las cifras aumentaran en este sector de la población, según datos emitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El problema del suicidio en México es muy antiguo, no precisamente por la soledad, ya que existen datos de acciones suicidas desde los primeros pobladores. Se presentaba tanto a nivel individual, como grupal y se ha ido incrementando enormemente al paso de los años”, explica el Dr. Alejandro Águila, licenciado en Psicología por la Universidad Intercontinental, y fundador del portal www.suicidiologia.com.mx, enfocado al apoyo, conocimiento y prevención del suicidio.

Según el Dr. Águila se pueden identificar dos tipos de soledad: Una voluntaria y otra forzada. “La soledad no debería ser asociada con el suicidio, se tienen ideas erróneas sobre el tema, ya que el estar solo te permite interactuar con tu interior, realizar cosas inconclusas, pensar, reflexionar, relajarte; puedes hacer miles de cosas, siempre y cuando sepas manejar a tu favor esa circunstancia”, explica.

Se ha identificado al grupo poblacional joven de 15 y 24 años, residente de zonas urbanas, como el de mayor riesgo. “Las mujeres de entre 15 y 24 años son el grupo más vulnerable para atentar contra su vida, el suicidio puede estar de la mano con la soledad, ya que en ocasiones, las mujeres son más sensibles, y a veces, les cuesta trabajo manejar estas situaciones”, puntualiza el Dr. Águila. Aunado con la errónea formación social, que marca que las mujeres solas, valen menos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que las mujeres solteras, que no poseen hijos, son el grupo más vulnerable en cuanto al suicidio. Sin embargo, toda mujer que se siente sola o que decide estar sola, sabe que el preferir no ser madre, no tiene que ser detonante para tomar una decisión como quitarse la vida, porque es algo que se asume, que le es positivo.

Las mujeres con hijos también son vulnerables a este tipo de actos. Nuestra vida debe estar llena de las cosas que elegimos para nosotras mismas. Si esas decisiones nos pesan, si la tristeza es demasiada, entonces debemos buscar ayuda psicológica.

“La soledad no es cosa de un día para otro, toma tiempo tomar elecciones que te llevan a no tener compañía. Hoy en día las mujeres luchan por salir adelante y tener un mejor futuro: económico, profesional y emocional.

Estar sola es bueno, si así lo decides, porque te permite sacar lo mejor de ti, ser constructiva, y te ayuda a conocerte mejor”, puntualiza el Dr. Alejandro Águila.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste