Una piel siempre saludable

radiación de rayos ultravioleta, método para prevenir el temido cáncer de piel, bloqueador solar, prevención, cuidado, salud de la peil, vitaminas para la piel, sol,  revitaliza, tonifica y rejuvenece,Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLC),  rayos ultravioleta, factores de riesgo, Tipos de cáncer de piel, Carcinoma Basocelular, Carcinoma Espinocelular,  protección de la piel,
Método para prevenir el temido cáncer de piel

Ante la actual ola de calor y el incremento en los niveles de radiación de rayos ultravioleta, el tema del cuidado de la piel por medio de un adecuado bloqueador solar, debe cobrar una mayor importancia. No solamente como una forma de procurar la belleza de la piel, sino también como un método para prevenir el temido cáncer de piel.

El sol es una importante fuente de vitaminas para la piel, la revitaliza, tonifica y rejuvenece, sin embargo, también puede ser su principal enemigo al provocarle quemaduras, deshidratación, arrugas, alergias e incluso cáncer.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLC), nueve de cada diez casos de este padecimiento son consecuencia de la exposición repetida al sol. Esto se debe al adelgazamiento que en las últimas décadas ha sufrido la capa de ozono, situación que favorece el paso de rayos ultravioleta.

Otros factores de riesgo que influyen –en menor medida- en el desarrollo de esta enfermedad son la genética, la edad y el color de piel. Las personas blancas por ejemplo, tienen un 60% de posibilidades de desarrollarla, mientras que las morenas claras un 40 y las morenas obscuras sólo un 30 por ciento.

Tipos de cáncer de piel

De acuerdo con especialistas en el tema se sabe que existen tres tipos de cáncer que pueden afectar la piel de los humanos:

Carcinoma Basocelular. Es el tumor más común y el menos peligroso si se detecta a tiempo. Representa alrededor de la tercera parte de casos de la enfermedad.

Carcinoma Espinocelular. Éste se desarrolla en las capas superiores de la epidermis de áreas expuestas al sol como cara, orejas, cuello, labios y manos. Este tipo de tumor afecta al 20% de los pacientes.

Melanoma Maligno. Es el menos común de los tres pero el más agresivo. Puede aparecer sin previo aviso en cualquier parte de la piel, es decir, en zonas expuestas o no al sol. Los lunares suelen ser su origen y puede afectar a personas de piel clara u oscura. Éste representa menos del 10 por ciento de los casos de cáncer de piel, sin embargo, provoca el 75% de las muertes a causa de esta enfermedad.

La prevención es la clave

Si bien es cierto que el cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer que más afecta a la población mundial, y que en nuestro país ocupa el segundo lugar en tumoraciones malignas, también es cierto que en la mayoría de los casos es prevenible. Por ello, los expertos te dan algunas recomendaciones muy efectivas para disminuir el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

-Utiliza diariamente protector solar con un mínimo de 30 PFS. La protección de la piel ante el sol debe ser permanente y continua. Lo recomendable es utilizar fórmulas que brinden protección contra los rayos UVA/UVB. Los rayos UV inducen la formación de moléculas (radicales libres) que lesionan el ADN y el tejido conectivo de la piel: los UVA (rayos de bronceado prolongado) están relacionados con el daño profundo de la dermis y el envejecimiento prematuro, mientras que los UVB (rayos de bronceado corto) causan quemaduras solares y daño en la epidermis; ambos son responsables de la mayoría de los casos de cáncer de piel. Los bloqueadores elaborados a base de agua termal, como los de Uriage, son una excelente opción, ya que están diseñados para cada tipo de piel.

-Evita exponerte a cualquier fuente de radiación como la producida por la radioterapia, así como a productos químicos como el arsénico, la parafina y ciertos tipos de aceites.

-No utilices cabinas bronceadoras. La exposición excesiva a la luz ultravioleta puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de la piel.

-No te expongas al sol en las horas críticas, es decir, entre las 11 de la mañana y 5 de la tarde sin importar que el día este nublado. Hasta 80% de los rayos solares atraviesan nubes, smog y neblina.

-Realízate un auto examen mensual para verificar que no haya cambios en la piel. Los lunares que cambian de color, aumentan de tamaño o se elevan bruscamente pueden ser signos de alarma. Asimismo, la comezón, sangrado o presencia constante de costras ocasionadas por lesiones que no cicatrizan bien, pueden ser signos de cáncer en la piel.

Para ampliar la información sobre este padecimiento o cómo proteger tu piel del sol, visita la página en Internet: www.mipiel.com.mx

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste