Lo que debes conocer del trastorno bipolar en niños y adolescentes

La presencia de síntomas depresivos en niños y adolescentes causó gran impacto hace ya más de 25 años, tanto en la Psiquiatría Infantil como a nivel social en el mundo”.

Los trastornos neurológicos requieren un acompañamiento cercano tanto para el paciente como para sus familiares
Las crisis epilépticas por lo regular empiezan entre los 5 y 20 años, pero pueden suceder a cualquier edad.
La Dra. Rosa Isela Mézquita Orozco, menciona en un artículo que la evaluación de los adolescentes ha sido complicada, porque además de que experimentan cambios emocionales significativos, suelen ser inestables, de temperamento difícil, intensos, sobrerreaccionan, son rebeldes, hostiles, a veces destructivos.

La publicación de la Reunión de Expertos en Trastorno Bipolar de Laboratorios Armstrong, se menciona que el proceso de la adolescencia se da a lo largo de hasta 10 años, y no se puede diagnosticar aquellos con trastornos depresivos o trastornos bipolares. Sin embargo, se debe hacer lo posible porque de lo contrario se convertirán en adultos con depresión crónica, con mala calidad de vida, emociones mal identificadas, y por tanto, mal tratadas.

La doctora menciona que con el paso del tiempo se han identificado síntomas del trastorno bipolar en la población menor de 18 años de edad y que proximadamente 20% de los pacientes adultos con trastorno bipolar reporta síntomas desde la adolescencia.

“En un estudio realizado por el National Institute of Mental Health de Estados Unidos (NIMH), el 27.7% de 1000 pacientes con trastorno bipolar informó que sus síntomas ya estaban presentes antes de los 13 años de edad, y 37.7% refirió haber iniciado con dichos síntomas entre los 13 y 18 años de edad”.

En la publicación de la reunión de Expertos en Trastorno Bipolar se menciona que éste se presenta en alrededor del 1 al 1.5% de la población pediátrica pero en la población psiquiátrica el porcentaje va de 17 a 30%. El tipo 1 se presenta con la misma frecuencia en hombres que en mujeres; no obstante, en adolescentes el trastorno bipolar tipo 2 es más frecuente en las mujeres. Hasta el 47% de los trastornos depresivos en la infancia y adolescencia va a evolucionar a un trastorno bipolar hacia la edad adultos.

En cuanto a los síntomas, la especialista indica que es importante señalar que en la práctica se requiere detectarlos y analizar su presencia en el marco del desarrollo emocional y cognitivo. “Por ejemplo, si un niño de 6 años le dice a sus padres que es “Superman”, nadie se atrevería a mencionar que tiene ideas de grandeza, y si al sentirse Supermán corre por toda la casa y eufóricamente corretea a su hermano y grita al mismo tiempo, el psiquiatra de niños no podría diagnosticar un episodio de manía con características psicóticas”.

“En cambio, se puede observar con claridad la hipomanía en conductas como gastos excesivos, autoestima muy elevada, ideas de grandeza y euforia que pueden ocasionar que los chicos discutan todo el tiempo con actitudes de superioridad”.

Otras características de jóvenes con Trastorno bipolar que menciona la especialista implican descontrol y destructividad, irritabilidad la mayor parte del tiempo, falta de análisis en sus actos.

“El 33% hará un intento suicida, con mayor riesgo durante un episodio depresivo. También se harán presentes el deterioro académico, el aislamiento social: habrá escuelas que no los reinscribirán al siguiente ciclo académico, aislando aún más a los pacientes, ya que no continuarán ni en la misma escuela ni con su grupo de compañeros”.

En cuanto a la comorbilidad con otros padecimientos psiquiátricos, la doctora explica que el más frecuente es el Trastorno por Déficil de Atención con Hiperactividad (TDAH), seguido de los trastornos de la conducta, trastornos de ansiedad y abuso de sustancias; se calcula que este último se presenta ocho veces más que en la población general.

En cuanto al tratamiento de estos pacientes, el artículo aborda que los fármacos son fundamentales, además de que el abordaje debe ser integral con psicoeducación, orientación los padres y apoyo a nivel individde mantenimientoual, además de orientación a los profesores y directivos de la escuela. El tratamiento consta de tres etapas: aguda, de continuidad y de mantenimiento.

  • La aguda tiene como objetivo controlar y aminorar los síntomas para disminuir y frenar la intensidad del impacto.
  • La de continuidad busca consolidar la respuesta.
  • La de mantenimiento tiene como objetivo evitar las recaídas.

Referencias

  • La Dra. Rosa Isela Mézquita Orozco es Médico cirujano, Psiquiatra General y Psiquiatra de Niños y Adolescentes por la UNAM. Actual Vicepresidenta de la “Asociación Mexicana de Psiquiatría Infantil”.
  • Publicación: Reunión de Expertos en Trastorno Bipolar. Actualización a la luz de una nueva clasificación; Generalidades, manejo clínico y tratamiento; Publicado por Armstrong Laboratorios de México, S.A. de C.V; México D.F. 2016.
Imagen cortesía de zerbor


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste