Cómo tratar y evitar infecciones en tus heridas

Sabemos que nuestra nueva realidad implica entrenamientos en casa, experimentar con nuevos platillos en la cocina y más tiempo con los niños, y con ello puede haber quemaduras, heridas leves, raspones e, inclusive, cortadas menores. ¿Cómo tratarlas y evitar infecciones?

curando una herida
Es indispensable tratar las lesiones cutáneas a tiempo para prevenir la entrada de gérmenes y bacterias.

Lo indispensable es tratar dichas lesiones cutáneas a tiempo para prevenir la entrada de gérmenes y bacterias. Estos consejos que nos comparten los expertos de Nexcare, de 3M, te ayudarán a seguir en movimiento cuidando tu salud.

  • Es importante conocer el tipo de herida para saber sus implicaciones, ésta puede ser profunda, lo que involucra un rompimiento de capas interiores de piel y musculares; o superficial, con lesiones que involucran las capas exteriores de la piel.
  • También es significativo identificar desde un principio el tipo de lesiones con mayor posibilidad de infectarse: picaduras de insecto, heridas en los pies, ampollas por ejercicio o quemaduras, lesiones por aplastamiento o punciones.
  • Para el cuidado de heridas profundas se recomienda no frotar la zona afectada, esto solo podría infectar más la lesión.
  • En el caso de que exista sangrado, se debe tapar y comprimir directamente con una gasa o, en su defecto, con un material limpio y que no suelte pelusa, como un pañuelo.
  • Se debe lavar la herida con agua o alguna solución que elimine la posibilidad de contaminación. Después del lavado, asegurarnos de secar bien el área. Al estar en casa es más sencillo dejar que la herida se ventile por un rato.
  • Para evitar otro riesgo de infección, se debe proceder a desinfectar la piel alrededor de la zona afectada con alguna solución antiséptica como alcohol etílico.
  • Finalmente, se debe cubrir la herida, para aislarla de las bacterias del exterior. Para ello, se recomienda utilizar venditas a prueba de agua, que protegen las heridas contra líquidos, suciedad y gérmenes pero que a la vez permiten que la piel respire.
  • En caso de herida profunda, aplicar vendajes que no sean apretados y permitan la circulación de la sangre. Solamente utilizar materiales que preserven la herida hasta recibir atención médica.
  • Hay que recordar en todo momento que lo más importante de una herida es saber cómo cuidarla y por ello, lo mejor es utilizar productos que conjuguen tecnología, protección y comodidad.
  • Si la herida se mantiene y requiere de protección de amplia duración, se debe aplicar un apósito que permita cubrir la lesión, y que sea suave y cómodo, permitiendo la continuación de las actividades diarias en casa. Una buena opción de apósito es uno transparente e impermeable que mantenga un ambiente adecuado para la cicatrización.
Imagen cortesía de ola20


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste