Enojo, miedo, culpa, pena… todos son efectos emocionales de la psoriasis

De acuerdo con la Asociación Mexicana contra la Psoriasis, este padecimiento se presenta en todo el mundo y afecta ambos sexos por igual.
[/media-credit] De acuerdo con la Asociación Mexicana contra la Psoriasis, este padecimiento se presenta en todo el mundo y afecta ambos sexos por igual.
La psoriasis es una afección cutánea común que provoca irritación y enrojecimiento de la piel. La mayoría de las personas con psoriasis presentan lesiones en piel parecidas a parches gruesos de color plateado-blanco con piel roja llamados escamas.

La psoriasis es muy común y todos podemos padecerla, comúnmente comienza entre los 15 y 35 años, y parece transmitirse de padres a hijos. Los médicos piensan que puede ser un trastorno autoinmune, es decir, cuando el sistema inmunitario del cuerpo –que normalmente es nuestra defensa contra agresiones externas- nos ataca por error y destruye tejido sano.

De acuerdo con la Asociación Mexicana contra la Psoriasis, este padecimiento se presenta en todo el mundo y afecta ambos sexos por igual. Se estima que hay 125 millones de pacientes de psoriasis. Esta enfermedad se encuentra dentro de las primeras 10 causas de consulta de los servicios de dermatología.

Enojo, miedo, culpa, pena, conflicto son algunas de las emociones que se presentan con más frecuencia en las personas con psoriasis. Las personas que padecen psoriasis no sólo se enfrentan a desafíos de salud, como sería el correcto diagnóstico y el acceso al mejor tratamiento, sino también a cambios emocionales y sentimientos encontrados.

A continuación se exponen algunas de las afirmaciones-consejos más comunes de los pacientes que viven con psoriasis:

Me siento deprimido y tengo miedo que la Psoriasis afecte mi autoestima

Es bastante común experimentar una especie de shock, confusión, exasperación y enojo ante lo que le está pasando a tu piel. Estos sentimientos pueden llevarte a una profunda tristeza o depresión. La aceptación de la condición de tu piel es posible, pero esto lleva tiempo, a veces un largo tiempo.

¿Cómo puedo ayudarme a ser más tolerante con mi Psoriasis?

Hablar sobre la psoriasis ayuda. También ayuda conversar con pacientes que tienen la misma enfermedad y que te pueden contar hechos específicos con los que te vas a encontrar en el día a día, como por ejemplo ponerte un traje de baño o shorts en público. Es muy importante encontrar a alguien, no importa si tiene o no psoriasis, que te escuche y comprenda los sentimientos tan fuertes que acompañan a la psoriasis. Tus sentimientos son reales, no los rechaces o los trivialices. La fuerza de las emociones que aparecen por el hecho de tener psoriasis no debe ser subestimada. Encuentra un dermatólogo con quien puedas hablar sobre lo que sientes él o ella te podrán sugerir cómo enfrentarte a los aspectos emocionales.

¿Qué pasa una vez que aprendí a convivir con mi Psoriasis?

Uno de los temas más difíciles de vivir con Psoriasis es que se pasa por ciclos de emociones muy fuertes, usualmente son cuando la psoriasis se va o cuando reaparece. La enfermedad es impredecible y la sensación de que se dispara puede ocurrir varias veces. Las reacciones más comunes son vergüenza, enojo y culpa. Puedes tener miedo de que la Psoriasis vuelva o que se agrave o que seas rechazado por otros. Es muy importante que respetes tus sentimientos a medida que ocurran y que aprendas a convivir con ellos, es la única manera de que no te conviertas en un rehén de los mismos.

¿Voy a tener que enfrentarme siempre con las reacciones de los demás ante mi problema de la piel?

No necesariamente, pero la psoriasis es una realidad con la que vas a tener que convivir; pero no necesariamente la psoriasis tiene que controlarte. Puedes evitar tratar directamente el tema de la psoriasis con los demás cuando no tienes la energía emocional suficiente para contestar a las preguntas que te puedan hacer. Usar mangas largas, por ejemplo, puede hacer mucho más fácil mostrarte en público los días que estas deprimido.

¿Qué pasa con mi futuro?

Tu piel no tiene que ser un factor determinante en las grandes decisiones de tu vida: como la elección de tu trabajo, la elección de tu carrera, las responsabilidades que tienes como persona independiente o la clase de persona que quieras ser. La gente con psoriasis lleva una vida normal.

Cuatro puntos que siempre hay que recordar

*Aceptar que necesitas ayuda, ¡pídela! de lo contrario podrías experimentar sentimientos de soledad y depresión

*Educar a la gente que te rodea acerca de la Psoriasis, cuanta más gente conozca y comprenda la Psoriasis será más fácil sobrellevarla

*Aborda el tema de tu padecimiento, sólo hasta que te sientas cómodo

*Los verdaderos amigos no se alejarán debido a tu condición.

Consejos cuando estés en el hogar

· Tomar un baño o una ducha diariamente puede ayudar con la psoriasis. Trata de no frotarte con demasiada fuerza porque esto puede irritar la piel.

· Los baños de harina de avena pueden actuar como calmante y ayudar a aflojar las escamas. Se pueden utilizar productos para estos baños de venta libre o se puede mezclar una taza de dicha harina en la tina con agua caliente.

· Mantener la piel limpia y húmeda y evitar los desencadenantes específicos de la psoriasis puede ayudar a reducir el número de crisis.

· La luz solar puede ayudar a que los síntomas desaparezcan, pero ten cuidado con las quemaduras solares.

La relajación y las técnicas antiestrés pueden servir. Sin embargo, el vínculo entre el estrés y las reagudizaciones de la psoriasis aún no se comprende bien.

Fuentes: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000434.htm

http://www.asociacionpsoriasis.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=47&Itemid=28

http://www.aepso.org/espanol/vivir_con_psoriasis.php

 

Imagen cortesía de kirill_grekov


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , ,

Temas relacionados