Infecciones hospitalarias y COVID-19. El reto que viene 

La pandemia de COVID-19 nos puso a todos ante una situación que nunca habíamos vivido en la era moderna; pensar en una infección viral como ésta, así como en todos los retos que tenemos que enfrentar, es complejo.

Así lo considera el Dr. José Antonio Duarte García, Químico Farmacobiólogo con especialidad en Bioética y, agrega un factor más: este reto no va solamente en el sentido de aislar a los pacientes con COVD-19, diagnosticarlos, tratarlos y darle el seguimiento a su enfermedad, sino el gran problema que se avecina es que las infecciones virales que produce el SARS COV-2 vendrán acompañadas de complicaciones con infecciones bacteriológicas.

En los hospitales hoy en día, la resistencia antibacteriana es uno de los grandes retos de salud mundial, precisó el Dr. Duarte, quien dijo que hay datos impresionantes que señalan que no solo de aquí al 2050 será el principal factor de mortalidad a nivel mundial, sino que seguirá adelante”.

Este reto de la resistencia antimicrobiana en las infecciones intrahospitalarias, abundó,  será un reto que se nos presente para el 2030, incluso antes, justo porque hoy en día el uso y sobreuso de los antibióticos como tratamiento de las infecciones COVID-19 se ha disparado y eso ha contribuido al incremento de las infecciones nosocomiales, sentenció.

En entrevista para Plenilunia, el Dr. José Antonio Duarte, gerente clínico para sistemas integrales de diagnóstico para Becton Dickinson México, refirió que otro desafío en el contexto de la emergencia sanitaria por COVID, es el del manejo de desechos y residuos biológico-infecciosos en los hospitales y laboratorios clínicos el cual incrementará el grado de complejidad debido al nivel de contagio que puede haber por SARS-COV2 en las instituciones de salud que tratan a pacientes con COVID-19.

Sin embargo, reconoció que este desafío no sólo se presenta en aquellas instituciones que tratan exclusivamente a pacientes con COVID-19, recordemos, dijo, que los pacientes asintomáticos se pueden presentar en cualquier institución, clínica o laboratorios clínicos lo cual implica que podríamos tener un riesgo elevado, aseveró.

El Dr. Duarte García alertó, además, que en el ámbito hospitalario el riesgo se incrementa debido a la manipulación de las muestras biológicas en piso, hospitalización y urgencias, cuyas medidas de seguridad deben de ser sumamente estrictas.

Tras señalar que es fundamental contar con medidas estrictas de seguridad en el manejo de residuos y un amplio conocimiento de cómo manipular al paciente en la recolección de muestras biológicas, el Dr. Duarte insistió en la importancia de hacerlo con dispositivos e insumos de seguridad que no permitan el contacto con muestras sanguíneas, de orina o cualquier otro fluido.

Precisó que las muestras deben de desecharse en sistemas cerrados de seguridad que eviten el contacto con el profesional de la salud o personal de intendencia.

“Esas muestras habrán de desecharse como desechos biológico-infecciosos de acuerdo con los protocolos de la NORMA 007* de Seguridad para poder garantizar que no hay riesgo de contacto, porque recordemos, dijo, que no sólo es el profesional de la salud que toca este residuo o desecho, sino suele ser la persona de intendencia quien lo que retira”.

Lamentó que en México no existe una norma de seguridad para este tipo de muestras como en Brasil, por ejemplo, o en Estados Unidos, “creo que se tendrá que gestionar una política pública e incluirla en la revisión de la agenda de salud porque ahora solo el hospital que quiere utiliza estos dispositivos de seguridad o de transporte de seguridad y se tiene desprotegido al trabajador de la salud”.

Para finalizar, el especialista reveló que “antes de la pandemia por COVID-19 estábamos muy habituados a sólo pensar en el paciente VIH Positivo o en el paciente con Hepatitis B Positivo y tratarlos de manera diferente, los teníamos bien clasificados, dijo, pero hoy con el paciente COVID-19 asintomático, no podemos darnos ese lujo de creer que se está sano, tratarlo y manipularlo como si lo estuviera, creo que tienen que incrementarse las medidas de seguridad, tienen que aplicarse este uso de los dispositivos de seguridad, además de todo el equipo de seguridad personal y hacer el desecho correcto en los recipientes correctos y manipularlos de acuerdo con el código de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

 

Imagen cortesía de Gabriela Xochiteotzin Peña | Plenilunia


Referencias

  1. NORMA Oficial Mexicana NOM-007-STPS-2000, Actividades agrícolas-Instalaciones, maquinaria, equipo y herramientas-Condiciones de seguridad. ; Disponible en el URL :
Gabriela Xochiteotzin Peña

Escrito por

Editora y periodista especializada en salud. Soy Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UAM Xochimilco, especializada en periodismo en salud por la Universidad Anáhuac y Universidad Panamericana, respectivamente. Me considero afortunada de ejercer la comunicación porque es la profesión que me apasiona. He incursionado en diversas áreas como radio, televisión, prensa escrita, editorial, periodismo digital, comunicación institucional y relaciones públicas. Socia Fundadora de Plenilunia, 2004. Mi incursión en medios impresos incluye el periódico El Economista y editora de revistas como Plenilunia, Diabetes Hoy y Soy Natural, así como publicaciones especializadas para la industria farmacéutica. Amo a mi familia, disfruto una buena plática y un rico café. @GabXochiteotzin

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste