En el marco de la pandemia de COVID-19, convocan a países a promover información de calidad y confiable, al tiempo que se asegura estrictamente el respeto a la libertad de expresión

La Organización Mundial de la Salud (OMS) junto con las Naciones Unidas, agencias especializadas y socios pidieron hoy a los países que desarrollen e implementen planes de acción para promover la difusión oportuna de información de base científica y prevenir la difusión de información falsa respetando la libertad de expresión.

La OMS, la ONU, UNICEF, ONUSIDA, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la UNESCO, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la iniciativa Pulso Global de las Naciones Unidas y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), junto con Los gobiernos de Indonesia, Tailandia y Uruguay celebraron un seminario web al margen de la 75ª Asamblea General de la ONU para llamar la atención sobre el daño causado por la difusión de información errónea y desinformación; siendo esta última desinformación deliberada para promover una agenda.

Difusión de información dañina

Tan pronto como el virus se propagó por todo el mundo, los mensajes inexactos e incluso peligrosos proliferaron enormemente en las redes sociales, dejando a la gente confundida, engañada y mal aconsejada”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres. ”Nuestra iniciativa, denominada ‘Verificado‘, lucha contra la desinformación con la verdad. Trabajamos con socios de medios, individuos, personas influyentes y plataformas de redes sociales para difundir contenido que promueve la ciencia, ofrece soluciones e inspira solidaridad. Esto será especialmente crítico a medida que trabajamos para generar confianza pública en la seguridad y eficacia de las futuras vacunas COVID-19. Necesitamos una ‘vacuna para las personas’ que sea asequible y esté disponible para todos“.

La información errónea y la desinformación ponen en peligro la salud y la vida y socavan la confianza en la ciencia, las instituciones y los sistemas de salud”, dijo el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Para combatir la pandemia necesitamos confianza y solidaridad y cuando hay desconfianza, hay mucha menos solidaridad. La información falsa está obstaculizando la respuesta a la pandemia, por lo que debemos unir fuerzas para combatirla y promover el asesoramiento de salud pública con base científica. Los mismos principios que se aplican para responder a COVID-19 se aplican a la gestión de la infodemia. Necesitamos prevenirlo, detectarlo y dar respuesta, juntos y solidariamente”.

La desinformación es más un síntoma que una enfermedad

Además del impacto inmediato en las respuestas a la pandemia, la desinformación está socavando la confianza pública en los procesos e instituciones democráticos y exacerbando las divisiones sociales”, dijo el Administrador del PNUD Achim Steiner. “Es uno de los desafíos de gobernanza más preocupantes de nuestro tiempo. El PNUD está colaborando activamente con los Estados miembros, agencias de la ONU y otros socios para encontrar respuestas integrales que respeten los derechos humanos”.

La desinformación es uno de los desafíos de más rápido crecimiento que enfrentan los niños en la actualidad”, dijo Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF. “Aprovecha las grietas de la confianza en las sociedades y las instituciones; y las profundiza aún más, socava la confianza en la ciencia y la medicina y dividiendo a las comunidades. En sus formas más perniciosas, como cuando convence a los padres de no vacunar a sus hijos, incluso puede resultar fatal. Debido a que la desinformación es más un síntoma que una enfermedad, contrarrestarla requiere más que simplemente proporcionar la verdad. También requiere confianza entre líderes, comunidades e individuos”.

Medios para luchar contra la información falsa y los rumores

Podemos vencer al COVID-19 solo con hechos, ciencia y solidaridad comunitaria”, dijo la directora ejecutiva, Winnie Byanyima. “La desinformación perpetúa el estigma y la discriminación. No debe obstaculizar la protección de los derechos humanos y el acceso de las personas en condición de riesgo; y personas marginadas a los servicios de salud y protección social”.

Desde el inicio de la pandemia, la UNESCO ha movilizado sus redes internacionales de socios de mediosperiodistas; verificadores de hechos; estaciones de radio comunitarias y expertos, para brindar a los ciudadanos los medios para luchar contra la información falsa y los rumores;  fenómenos que se han visto agravados por la pandemia”, dijo Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO. ”La movilización colectiva para promover información de calidad y confiable, al tiempo que se asegura estrictamente el respeto a la libertad de expresión, es esencial. Una prensa libre, independiente y pluralista es más necesaria que nunca”.

La confianza es una piedra angular de nuestro mundo digital”, subrayó Houlin Zhao, Secretario General de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. “Sobre la base de la iniciativa WHO-ITU BeHe@lthy BeMobile de la OMS y la UIT, la UIT ha estado trabajando con los ministerios nacionales de telecomunicaciones y salud; y con operadores de redes móviles desde el inicio de esta crisis para enviar mensajes de texto a las personas que pueden no tener acceso a Internet, proporcionándoles consejos de salud basados ​​en la ciencia respecto a COVID-19 y la evidencia directamente en sus teléfonos móviles“.

Convocatoria 

La OMS y sus socios convocan a los países a participar y escuchar a sus comunidades a medida que desarrollan sus planes de acción nacionales; y a empoderar a las comunidades para generar confianza y resiliencia frente a la información falsa.

Involucrar a las comunidades sobre cómo perciben la enfermedad y cómo responden es fundamental para generar confianza y poner fin a los brotes”, afirmó Jagan Chapagain, Secretario General de la Federación Internacional. “Si nuestra respuesta no refleja las preocupaciones y percepciones de las comunidades, las poblaciones afectadas no nos considerarán relevantes ni confiables, y la respuesta a la epidemia corre el riesgo de fracasar. Más que nunca, los socorristas locales están a la vanguardia de esta crisis. Necesitamos reconocer el increíble papel que desempeñan para comprender y actuar sobre el conocimiento local y los comentarios de la comunidad“.

Fortalecer acciones para difundir información precisa; y prevenir la propagación de información errónea y desinformación

Los coanfitriones también pidieron a los medios de comunicación; las plataformas de redes sociales; los líderes de la sociedad civil y las personas influyentes que fortalezcan sus acciones para difundir información precisa; y prevenir la propagación de información errónea y desinformación. El acceso a información precisa y el libre intercambio de ideas en línea y fuera de línea son clave para permitir respuestas de salud pública eficaces y creíbles.

UN Global Pulse se estableció hace una década dentro del sistema de las Naciones Unidas para ser pionero en el uso de conocimientos predictivos y en tiempo real para proteger a las comunidades vulnerables en tiempos de crisis“, mencionó Robert Kirkpatrick, Director de UN Global Pulse, la iniciativa sobre grandes volúmenes de datos –Big Data– e inteligencia artificial (IA). “Durante esta pandemia, hemos visto un enorme aumento en las solicitudes de análisis avanzado de todo el sistema de las Naciones Unidas y los Estados miembros. Continuaremos trabajando con la OMS y otros socios para ayudar a identificar y combatir el error y la desinformación“.

Imagen cortesía de admin | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste