Publica OMS pautas para ayudar a países a mantener servicios de salud esenciales durante pandemia de COVID-19

La pandemia de COVID-19 está forzando los sistemas de salud en todo el mundo. El rápido aumento de la demanda de servicios de salud y de los trabajadores de la salud amenaza con dejar a algunos sistemas de salud sobrecargados e incapaces de operar de manera efectiva.

Portada del documento "COVID-19: Operational guidance for maintaining essential health services during an outbreak"
Los países deberán tomar decisiones difíciles para equilibrar las demandas de responder directamente a COVID-19, al tiempo que participan en la planificación estratégica y la acción coordinada para mantener la prestación de servicios de salud esenciales, mitigando el riesgo de colapso del sistema.

Los brotes anteriores han demostrado que cuando los sistemas de salud se ven abrumados, la mortalidad por enfermedades prevenibles por vacunación y otras condiciones tratables también puede aumentar drásticamente. Durante el brote de ébola 2014-2015, el aumento en el número de muertes causadas por sarampión, malaria, VIH / SIDA y tuberculosis atribuibles a fallas del sistema de salud excedió las muertes por ébola  1, 2.

La mejor defensa contra cualquier brote es un sistema de salud fuerte“, enfatizó el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “COVID-19 está revelando cuán frágiles son muchos de los sistemas y servicios de salud del mundo, obligando a los países a tomar decisiones difíciles sobre cómo satisfacer mejor las necesidades de sus pueblos“.

Para ayudar a los países a superar estos desafíos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado las pautas de planificación operativa para equilibrar las demandas de responder directamente a COVID-19 mientras mantiene la prestación de servicios de salud esenciales y mitiga el riesgo de colapso del sistema. Esto incluye un conjunto de acciones inmediatas específicas que los países deberían considerar a nivel nacional, regional y local para reorganizar y mantener el acceso a servicios de salud esenciales de alta calidad para todos.

Los países deben identificar los servicios esenciales que se priorizarán en sus esfuerzos por mantener la continuidad de la prestación de servicios y realizar cambios estratégicos para garantizar que los recursos cada vez más limitados brinden el máximo beneficio para la población. También deben cumplir con el estándar más alto en precauciones, especialmente en prácticas de higiene, y la provisión de suministros adecuados, incluido el equipo de protección personal. Esto requiere una sólida planificación y acciones bien coordinadas entre los gobiernos y las instalaciones de salud y sus gerentes.

Algunos ejemplos de servicios esenciales incluyen:

  • Vacunación de rutina
  • Servicios de salud reproductiva, incluida la atención durante el embarazo y el parto
  • Cuidado de bebés pequeños y adultos mayores
  • Manejo de afecciones de salud mental, así como enfermedades no transmisibles y enfermedades infecciosas como el VIH, la malaria y la tuberculosis
  • Terapias críticas para pacientes hospitalizados
  • Manejo de condiciones de salud de emergencia
  • Servicios auxiliares, entre otros como:
    • diagnóstico por imágenes básico
    • servicios de laboratorio
    • servicios de banco de sangre

Los sistemas de salud bien organizados y preparados pueden continuar brindando acceso equitativo a la prestación de servicios esenciales durante una emergencia, limitando la mortalidad directa y evitando una mayor mortalidad indirecta.

Las pautas destacan la importancia de mantener la información actualizada. Esto requiere comunicaciones frecuentes y transparentes con el público, y fuertes compromisos de la comunidad para que el público pueda mantener la confianza en el sistema para satisfacer de manera segura sus necesidades esenciales y controlar el riesgo de infección en las instalaciones de salud. Esto ayudará a garantizar que las personas continúen buscando atención cuando sea apropiado, y se adhieran a los consejos de salud pública.

El documento se divide en una introducción y 6 secciones:

  1. Establecer una gobernanza simplificada diseñada específicamente y mecanismos de coordinación para complementar protocolos de respuesta
  2. Identificar servicios esenciales relevantes para el contexto
  3. Optimizar la configuración y las plataformas de prestación de servicios
  4. Establecer un flujo efectivo de pacientes (cribado, triaje, y referencia específica) en todos los niveles
  5. Redistribuir rápidamente la capacidad de la fuerza laboral de salud, incluso mediante la reasignación y el intercambio de tareas
  6. Identificar mecanismos para mantener la disponibilidad de 10 medicamentos esenciales, equipos y suministros
Imagen cortesía de WHO


Referencias

  1. ,,,,,,; The health impact of the 2014–15 Ebola outbreak; Public Health; 2017 Feb;143:60-70; DOI: j.puhe.2016.10.020; PMID: 28159028 ; Disponible en el URL : ; Consultado el 30/03/2020
  2. ,,,,,,; Effects of response to 2014–2015 Ebola outbreak on deaths from malaria, HIV/AIDS, and tuberculosis, West Africa; Emerging infectious diseases; Volume 22, Number 3—March 2016, 433.; Fecha de publicación 31/03/2016; Disponible en el URL : ; Consultado el 30/03/2020
  3. ; COVID-19: Operational guidance for maintaining essential health services during an outbreak; World Health Organization ; Disponible en el URI : https://www.who.int/publications-detail/covid-19-operational-guidance-for-maintaining-essential-health-services-during-an-outbreak; Consultado el 30/03/2020
Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste