Presentan resultados de estudio que demuestra que microbiota intestinal equilibrada reduce hospitalizaciones y mortalidad en infecciones como COVID-19

De acuerdo con una investigación realizada por científicos mexicanos en 300 pacientes adultos con prueba positiva de SARS Cov-2 (RT-qPCR), captados en el Hospital General “Manuel Gea González de la Ciudad de México, se demostró la alteración de la microbiota debido a infecciones como el COVID-19 y el beneficio del uso de probióticos en el tratamiento, que ayudaron a reducir el número de hospitalizaciones y de fallecimientos.

En resumen

Los investigadores encontraron que un producto probiótico, compuesto por 4 cepas de Lactobacillus plantarum y Pediococcus acidilactisi, junto con vitamina D, aumentó la resolución de los síntomas, redujo la carga viral y mejoró los cambios radiológicos, entre otros beneficios. Además, el producto es seguro, no transfiere resistencia antimicrobiana y estimula el interferón beta, lo que lo hace útil para prevenir y tratar cualquier infección respiratoria de origen viral.

Microbiota intestinal equilibrada reduce hospitalizaciones y mortalidad en infecciones como COVID-19

En el marco de la conferencia de prensa “La microbiota y su relación con el sistema inmune en infecciones virales agudas de vías respiratorias” convocada por laboratorios Chinoin el pasado 24 de marzo de 2023, la científica Ana Teresa Abreu, miembro de la Sociedad Mexicana, Latinoamericana y Americana de Neuro Gastroenterología declaró “un grupo de médicos investigadores, con afinidad y experiencia en el empleo de cepas probióticas para modular la microbiota intestinal con fines terapéuticos, diseñamos un protocolo de estudio en pacientes mexicanos con COVID-19, basado en el conocimiento de los mecanismos de acción de 4 cepas probióticas específicas, buscando su potencial y aplicabilidad terapéutica en esta entidad y en enfermedades respiratorias, basados en la funcionalidad del eje intestino – pulmón”.

Ana Teresa Abreu Yabreu ha trabajado en un proyecto de investigación en un momento crítico para el país y el mundo durante la pandemia. Los resultados de este proyecto se informan en el artículo “Probiotic improves symptomatic and viral clearance in Covid19 outpatients: a randomized, quadruple-blinded, placebo-controlled trial 1  publicado en la revista Gut Microbes.

Protocolo

Detalló que el protocolo de estudio se llevó a cabo en un escenario clínico particular que era una infección de vías respiratorias conocida como COVID-19 causada por el virus SARS-CoV-2. Este virus puede entrar por vías respiratorias, pero también tiene manifestaciones intestinales. La imagen presentada muestra el camino que se tuvo que avanzar y los metros de intestino que como receptores del virus también generaron un potencial de infección.

Te recomendamos:  Necesario contar con terapias innovadoras que estén dirigidas y ayuden a tratar al paciente de manera personalizada, segura y eficaz

La microbiota intestinal es el ecosistema que se encuentra en el tracto digestivo, donde se encuentran no solo el virus, sino también otros microorganismos. En el protocolo de investigación se administró una cepa probiótica con la intención de mejorar la salud intestinal y, por lo tanto, fortalecer el sistema inmunológico. Los resultados del estudio muestran un efecto positivo de la cepa probiótica en la disminución de la carga viral y una recuperación más rápida de los pacientes infectados.

El estudio en cuestión es un ensayo clínico aleatorizado, que evalúa el impacto de una combinación de 4 cepas probióticas en pacientes mexicanos con COVID-19. Se seleccionó a 300 pacientes adultos con pruebas positivas para SARS-CoV-2 y síntomas asociados, y se dividió el grupo en dos:

  1. 150 recibieron las cepas probióticas
  2. y 150 recibieron un placebo.

Reducción de síntomas de la enfermedad de COVID-19

El estudio mostró que las cepas probióticas no solo redujeron los síntomas de la COVID-19, sino que también ayudaron en la depuración del virus SARS-CoV-2. Aún entre los pacientes tenían factores metabólicos de riesgo, como la obesidad y la diabetes, se beneficiaron del tratamiento probiótico. Este estudio se realizó en el Hospital Manuel G. González de la Ciudad de México y fue monitoreado de forma independiente. Tres pacientes del grupo probiótico y cuatro del grupo placebo abandonaron el protocolo. Los datos presentados en el estudio proporciona una evidencia científica de que la administración de cepas probióticas puede ser útil en el tratamiento de la COVID-19 en pacientes con factores de riesgo.

Grupos de pacientes

Para la investigación se compararon 2 grupos de pacientes con COVID-19, los cuales eran similares en cuanto a su índice de masa corporal, presencia de disnea, desaturación de oxígeno y hallazgos radiológicos. Se evaluaron diversos parámetros clínicos como edad, peso, talla, obesidad, fiebre, tos, pérdida del olfato y gusto, diarrea y dolor abdominal. También se midieron la carga viral, la positividad de la prueba de PCR, la saturación de oxígeno y los reactantes de fase aguda en sangre.

Te recomendamos:  Desarrollan diagnósticos por el habla para la detección temprana del Alzheimer

Objetivos

El objetivo principal del estudio fue evaluar si la administración de cepas probióticas mejoraba la tasa de remisión en los pacientes, definida como la desaparición de los síntomas y la negativización de la prueba de PCR. Se observó un efecto positivo en la remisión de los síntomas en el grupo que recibió probióticos en comparación con el grupo control.

Informó que en la muestra que los pacientes que usaron cepas probióticas tuvieron una tasa de remisión significativamente alta en comparación con el grupo placebo. La remisión fue del 53% en pacientes tratados con probióticos y se mantuvo incluso al ajustar variables como la edad, el sexo, la carga viral y la comorbilidad metabólica. Además, los pacientes que usaron probióticos tuvieron menos días de necesidad de usar paracetamol y una reducción significativa en los síntomas individuales como: fiebre, tos, dolor de cabeza y dolor muscular. Los pacientes que no presentaban síntomas al inicio del estudio también experimentaron una reducción significativa en el tiempo de fiebre o uso de paracetamol.

Los objetivos secundarios del estudio también demostraron una mejoría clínica asociada a la remisión de la infección. Los resultados del estudio sugieren que el uso de cepas probióticas puede ser beneficioso para los pacientes con infección y sus síntomas asociados.

Pruebas realizadas

Detalló que se realizó una placa de tórax inicial y se comparó con las realizadas a los 15 y 30 días para ver la resolución radiológica en el pulmón. Se observó que los pacientes que tomaron las cepas probióticas tuvieron una reducción de la carga viral más rápida en comparación con aquellos que no recibieron las cepas probióticas. Además, se midió la inmunidad de los pacientes a través de la inmunoglobulina M y G. También se encontró que los pacientes que estaban en el grupo de cepas probióticas desarrollaron más rápido la inmunoglobulina M de enfermedad en comparación con el grupo placebo. Comentó que la inmunoglobulina G, que es una memoria del organismo contra el virus, creció mucho más rápido en el grupo probiótico.

Te recomendamos:  México, primer país en firmar con Francia declaración internacional para prevenir riesgo de enfermedades zoonóticas y pandemias

Resultados

La Dra.  Abreu Yabreu afirmó que en general, los resultados sugieren que las cepas probióticas pueden tener un efecto positivo en la recuperación de pacientes con una carga viral y ayudar a aumentar su inmunidad.

En este estudio, se observó que el uso de ciertas cepas probióticas en pacientes con COVID-19 redujo los niveles de inflamación y disminuyó la actividad trombótica en comparación con aquellos pacientes que no recibieron probióticos. Los niveles de la proteína C reactiva, que aumentan con la inflamación, fueron menores en el grupo que recibió probióticos. Además, la administración de estas cepas probióticas no afectó negativamente la microbiota intestinal de los pacientes. Se observó también una correlación entre el aumento de anticuerpos y una menor duración e intensidad de los síntomas de la enfermedad, lo que sugiere una posible prevención de recaídas.

Las cepas probióticas utilizadas también se mostraron capaces de mejorar la barrera intestinal, producir acetato, polifosfato y estimular una proteína que ayuda al sistema inmunológico y de respuesta. En el estudio se concluye que el uso de probióticos podría ser beneficioso en el tratamiento de la enfermedad de COVID-19.

Detalló que se utilizó un producto de la empresa europea AB-Biotics, que contiene 4 cepas probióticas bacterianas. También destacó que en comparación con otros estudios, este estudio evaluó de manera rigurosa la reducción de la incidencia de la enfermedad, la reducción de la sintomatología global y específica, la reducción de los cambios a nivel pulmonar y la reducción del uso de antiinflamatorios. Además, demostró que la respuesta de inmunoglobulinas al doble generaba una respuesta benéfica.



Referencias

  1. ,,,,,,,; Probiotic improves symptomatic and viral clearance in Covid19 outpatients: a randomized, quadruple-blinded, placebo-controlled trial; Gut Microbes; Fecha de publicación 11/01/2022; DOI: 10.1080/19490976.2021.2018899; Disponible en el URL : ; Consultado el 23/03/2023

Escrito por


Temas relacionados