Datos que urge saber sobre el cáncer de ovario

El cáncer de ovario ocupa el tercer lugar de mortalidad por cáncer en la mujer en México, representando el 4% de todas las neoplasias y el 5% de todas las muertes. El riesgo de desarrollar un cáncer de ovario es aproximadamente de 1.7% y 1 de 60% muere por esta enfermedad.

Los síntomas del cáncer de ovario pueden confundirse a menudo con los síntomas de otras enfermedades menos graves.
Los síntomas del cáncer de ovario pueden confundirse a menudo con los síntomas de otras enfermedades menos graves.
Existen dos tipos principales de cáncer de ovario: Epitelial (95% de los casos), afecta principalmente a partir de los 40 años y es un tipo de cáncer que empieza en las células de la superficie del ovario. El tipo Germinal (5% de los casos) afecta principalmente a adolescentes y mujeres jóvenes. Es un tipo de cáncer que empieza en las células de los óvulos. Este último es altamente curable.

La causa del cáncer de ovario es desconocida; sin embargo, como otros tumores malignos, se produce como consecuencia de una acumulación de alteraciones genéticas que causan un crecimiento y proliferación incontrolada de las células epiteliales, pero continúan sin conocerse los mecanismos que inducen dichas alteraciones.

El riesgo puede deberse a los factores siguientes:

  • Endometriosis.
  • Más de un tratamiento para la fertilidad.
  • Entre menos hijos tenga una mujer y cuanto más tarde en dar a luz, más alto será el riesgo de presentar este tipo de cáncer.
  • Antecedentes personales de cáncer de mama o antecedentes familiares de la misma enfermedad, de cáncer de colon o de ovarios tienen un mayor riesgo de sufrir este tipo, debido a anomalías en los genes BRCA1 o BRCA2.

Los síntomas del cáncer de ovario pueden confundirse a menudo con los síntomas de otras enfermedades menos graves, tales como los trastornos gastrointestinales y la probabilidad de mostrar estos síntomas aumenta si la enfermedad se ha propagado más allá de los ovarios.

En etapas tempranas, los síntomas suelen ser inespecíficos o asintomáticos. En etapas secundarias, los síntomas pueden ser:

  • Estreñimiento.
  • Dificultad para comer y sentirse llena rápidamente.
  • Aumento en el volumen del abdomen.
  • Dolor abdominal o pélvico.
  • Saciedad.
  • Aumento de peso.
  • Necesidad de orinar con mayor urgencia o más frecuentemente.
  • Fatiga.
  • Ciclos menstruales anormales.
  • Dolor de espalda por razones desconocidas que empeora con el tiempo.
  • Sangrado vaginal que ocurre entre períodos.
  • Crecimiento excesivo del vello que es áspero y oscuro.

En el mundo se diagnostican cerca de 205,000 nuevos casos, de los cuales mueren 125,000 mujeres por año. Los países que tienen una mayor frecuencia son los europeos, Estados Unidos y Canadá; seguidos por México, Colombia, Uruguay y Australia. En tercer lugar de frecuencia se encuentran Brasil y Argentina; es menos común en los países africanos y del sur de Asia.

En México el cáncer de ovario tiene una frecuencia del 4.5% de las neoplasias ginecológicas (masa anormal en el tejido). Los porcentajes respecto al total de casos de cáncer de ovario en México son los siguientes:

  • Incidencia: 4.4%
  • Mortalidad: 4.7%
  • Prevalencia: 4.8%

Según el programa de atención a las pacientes con cáncer de ovario del Instituto Nacional de Cancerología de México, el cáncer de ovario, entre otros tipos de cánceres ginecológicos, es el sexto en frecuencia de incidencia y mortalidad.

Imagen cortesía de sciencepics


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste