Lo que debes saber sobre la Diabetes Gestacional

Las mujeres con diabetes mellitus gestacional (DMG) tienen un mayor riesgo de desarrollar, como se mencionó, diabetes mellitus (DM) tipo 2 en los 15 años siguientes, después del embarazo.
[/media-credit] Las mujeres con diabetes mellitus gestacional (DMG) tienen un mayor riesgo de desarrollar, como se mencionó, diabetes mellitus (DM) tipo 2 en los 15 años siguientes, después del embarazo.
La diabetes gestacional se presenta durante el embarazo en mujeres que anteriormente no tenían ningún tipo de diabetes. En la mayoría de los casos la enfermedad desaparece cuando concluye el embarazo, sin embargo, en los casos en los que la enfermedad persiste se considera diabetes tipo2.

Las mujeres menores o mayores de 25 años con presencia de sobrepeso u obesidad y que tengan familiares cercanos con diabetes, deben realizarse entre las 24 y 28 semanas de gestación un estudio llamado “Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa”  (PTOG).

En el caso de las mujeres que padecen diabetes mellitus y se quieren embarazar, se debe lograr un control adecuado de su glucemia antes del embarazo para evitar malformaciones en el feto. Adicionalmente, se debe vigilar que tengan un peso adecuado para su estatura antes de la gestación (índice de masa corporal de 20 a 23), además de monitorear con especial cuidado la ganancia de peso, procurando que el aumento de peso oscile entre 200 y 250 gramos por semana.

Las mujeres con diabetes mellitus gestacional (DMG) tienen un mayor riesgo de desarrollar, como se mencionó, diabetes mellitus (DM) tipo 2  en los 15 años siguientes, después del embarazo. Además, las mujeres con DMG previa tienen mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico que incluye el perfil lipídico alterado (niveles de “grasa” en sangre por encima de lo recomendado) y presión arterial alta (≥140/90  mmHg). La presencia de los embarazos subsiguientes, junto con otros factores de riesgo como la obesidad, aumentan el riesgo. Por tanto, es fundamental establecer opciones eficaces para la anticoncepción.

Cabe mencionar que los lactantes cuyas madres tienen diabetes gestacional tienen un riesgo mayor de mortalidad y de nacimiento prematuro, con todas las complicaciones que ello conlleva.

La dieta tiene un papel importante en la diabetes gestacional, pues en ocasiones basta un manejo dietético adecuado para controlar la enfermedad. Recuerden evitar los hidratos de carbono simples (azúcares, refrescos, dulces), incluyendo los presentes en la fruta a menos que se acompañen de fuentes adecuadas de fibra. No olviden que la alimentación se debe ajustar al esquema de aplicación de la insulina, por ello es importante acudir con el médico especialista para que, en conjunto con el nutriólogo, indiquen una dieta acorde y equilibrada.

En México la diabetes gestacional afecta del 2 al 10% de las mujeres embarazadas, de acuerdo a cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el 2012. La población mexicana es más susceptible que otras a padecer diabetes mellitus. Así es que lo mejor es cuidarnos y si estás embarazada, estar muy vigilada por tu médico.

Artículo escrito por  Diana Villafán

Nutrióloga y Coordinadora de Medios Científicos

en Recorrido por la Salud®,

Teléfonos 22.22.05.55

Imagen cortesía de Orchiflower


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste