Familias después de la pandemia buscan estar más saludables; consejos y recomendaciones para ayudar a nuestra infancia

Lo que estamos viendo son nuevas familias que buscan estar más saludables“, nos comentan en entrevista con Plenilunia, Tania Aboites, especialista de Sanulac Nutrición México y el Dr. Benjamín Suárez, Director Médico de Sanulac Nutrición México.

Nutrición profesional de la salud
Especialistas mencionan que, ahora, el enfoque de las familias que tienen niños pequeños se centra en un cambio de hábitos que van desde el cuidado, hasta la selección de alimentos para reforzar las defensas.

A un año de la instrumentación del nuevo etiquetado podemos observar que las familias están tomando conciencia de la relevancia que tiene la nutrición en su día a día. Lo que hizo la pandemia del COVID-19 fue ampliar esa visión de las madres y los padres de cuidar más a sus hijas e hijos, principalmente a niñas y niños menores de 5 años. “Es decir, el nuevo etiquetado está logrando su objetivo de concientizar a la población sobre el impacto en la salud que tiene el exceder la ingesta de cierto tipo de alimentos, pero esto ha sido empujado, sin duda, por la crisis sanitaria.

Nuevos hábitos de consumo en las familias

Respecto al tema de los hábitos de consumo en las familias en el transcurso de la pandemia nos explican que “efectivamente, el COVID-19 está modificando hábitos de consumo en las familias. Aceleró la búsqueda o tratar de acceder a alimentos saludables. Ahora vas al mercado o las tiendas y tratas de llevar fruta o verdura a casa, y no es que no sucediera antes, ahora está más marcado. En Sanulac, por ejemplo, observamos que las mamás están más preocupadas por su bienestar, saben que la lactancia materna es la base y cimiento para el bienestar de los niños y que es considerada como el estándar de oro en la nutrición infantil“.

Y cuando por diversas razones no es posible amamantar a sus bebés, es primordial tener un producto que en su composición sea lo más cercano a la leche humana, en los nutrientes esenciales como lo son las proteínas, grasas y carbohidratos, para un sano desarrollo. Siempre siguiendo la recomendación del pediatra.

Te recomendamos:  Ceremonia por el Día Nacional del Odontólogo; su labor es fundamental para la salud integral de la población

Evidencias de los cambios 

Lo que vamos a ver en los próximos años es un cambio gradual de las familias a esquemas de vida saludable. Los padres buscarán acceder a programas, ya sea gratuitos o de paga, de acuerdo a sus posibilidades, para cuidar su salud“, nos asegura el Dr. Suárez y Tania.

En el caso de los bebés se enfatiza la importancia de la lactancia ya que la leche humana es dinámica y actúa como un sistema que va cambiando de acuerdo a las diferentes necesidades del bebé en sus etapas de crecimiento. Es muy importante mantener la continuidad y el dinamismo que requiere la alimentación del bebé, en los primeros tres años de vida. Lo anterior porque su composición proteica cambia en cada etapa.

Lo que es un hecho es que cualquier decisión de alimentación, desde los primeros días de vida, marcará en el largo plazo el bienestar y la salud de una persona.

Salud mental y la adopción de sanos hábitos alimenticios

Los beneficios en la salud mental de la infancia con la adopción de sanos hábitos alimenticios son sin duda, un tema central. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló el pasado 10 de octubre (Día Mundial de la Salud Mental) un incremento mayor a 10% de este problema en el último año por la pandemia. por lo que nos comentan “Esto quiere decir que las nuevas generaciones requieren mucho cuidado y atención“.

Las niñas, los niños, las y los adolescentes necesitan, además de una buena alimentación, de atención en casa y comunicación. Los alimentos siempre proporcionarán bienestar “y eso impacta directamente en la salud mental de cualquier persona. La población infantil debe ser el centro de atención de las familias y del propio sector público de salud“.

Te recomendamos:  Dulce agonía, invita a enfrentar la amarga realidad de la diabetes

Agregan que “hoy más que nunca la salud mental debe ser atendida como una prioridad del futuro de un país; y parte de las estrategias están relacionadas con la alimentación incluyendo en su dieta ácidos grasos, así como hierro que es crucial“.

Consejos para mantener buenos hábitos

Con el fin de reforzar lo aprendido y no perder con la nueva etapa de socialización los buenos hábitos nos comparten algunos puntos:

  • Preguntar al pediatra de tu hija o hijo cuál es el alimento ideal. En el caso de una fórmula que se adecue a las necesidades de nutrición que requiere, cuando el pediatra lo recomiende y pedir que les expliquen el porqué de esa decisión o recomendación.
  • Acercarse a programas de salud y bienestar, públicos o privados, que les sirvan de apoyo para evitar problemas de ansiedad y estrés. De paso, que le ayuden a mejorar su alimentación. Una recomendación es Alula Beat que es gratuito y las sesiones se pueden seguir a distancia.
  • Un tema central desde siempre, el lema de comer frutas y verduras, “es, sin duda, una de las mejores opciones que el cuerpo necesita todos los días“.
  • La disciplina de ejercicio y activación todos los días, “esto es esencial para mejorar la salud. Caminar 10 mil pasos, por ejemplo, pueden evitar diabetes o hipertensión. Ahí está una clave. Nos se nos olvide que ambos padecimientos han sido determinantes en las muertes por COVID-19“.

El siguiente paso para impulsar un mayor bienestar desde la buena nutrición infantil

Con firmeza nos responden “El siguiente paso para las familias es no bajar la guardia“. ya que el COVID-19 llegó para quedarse como todos los virus que han aparecido. Ya que estarán en nuestra vida diaria con nuevas variantes. Y ante ello debemos reforzar y mantener las medidas que se adoptaron desde el inicio de la pandemia:

  • Lavado de manos constante
  • Uso de cubrebocas en la medida que se pueda
  • Pero sobre todo, es necesario una buena alimentación y descanso que ayuden a reforzar el sistema inmunológico.
Te recomendamos:  Recomendaciones prácticas para personas con hemofilia y otras coagulopatías ante COVID-19

Insistimos en la población infantil, porque para nosotros es crucial que accedan a mejores alimentos desde el primer día de nacimiento. Los primeros mil días de un ser humano son cruciales para recibir alimentos que eviten enfermedades crónicas y la leche materna es uno de los principales“, nos afirman los especialistas.

Recomendaciones

También nos exhortan insistir en la recomendación de acceder a información que tiene fuentes científicas. Por ejemplo, documentos de los organismos internacionales como son: OMS, OPS o Unicef, o revistas especializadas como The Lancet. Y finalmente nos subrayan “Pero, sobre todo, las decisiones de salud deben estar acompañas de la recomendación de especialistas“.

Imagen cortesía de Depositphotos



Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados