Usar teléfono celular ¿distraen la atención de quienes cuidan a niños en áreas de recreo?

Investigadores se dieron a la tarea de conocer si los niños son más propensos a involucrarse en comportamientos de riesgo cuando las personas que los cuidan están distraídos usando dispositivos electrónicos.

Niñas jugando en una rebaladilla
“A veces los niños se lesionan a pesar de la supervisión más cercana, y esto es una parte del crecimiento natural y aprendizaje”, dijo el Dr. Ruth Milanaik
Aun cuando las áreas infantiles en los parques y juegos infantiles son más seguros desde una perspectiva estructural la supervisión por un cuidador del niño es esencial. Para prevenir accidentes, los cuidadores deben mejorar su educación respecto al uso de dispositivos electrónicos como una fuente adicional de distracción.

Los padres que llevan a sus hijos al parque puede tener la tentación de sacar su teléfono celular para enviar rápidamente un texto o consultar Facebook. Sin embargo puede ser más prudente mantener la concentración en el niño para asegurarse de que él o ella juega con seguridad, según dos estudios que se presentarán en la reunión anual de Pediatric Academic Societies (PAS, Sociedades Académicas de Pediatría) en San Diego.

Más de 200 mil niños menores de 14 años son atendidos en salas de emergencia de los Estados Unidos cada año por lesiones que sufrireron en áreas de recreo, según la Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos).

Estudios previos han demostrado que los padres que se distraen en casa son menos propensos a supervisar a sus niños. Los dispositivos electrónicos son una creciente fuente de distracción, pero su impacto en la supervisión de los padres en áreas y jardines de recreo no se ha estudiado.

Para examinar los tipos de distracciones, que pueden interferir con la supervisión incluyendo dispositivos electrónicos, dos investigadores observaron a cuidadores y niños en siete zonas de juegos en Nueva York. También trataron de determinar si los niños tomaron más riesgos cuando se distrajeron sus cuidadores.

Los investigadores seleccionaron al azar a los cuidadores con sólo un niño que parecía estar entre las edades de 18 meses y 5 años. Un investigador observa al cuidador durante 10 a 20 minutos y grabó cuatro comportamientos cada dos minutos:

  1. Supervisión visual
  2. Supervisión auditiviva
  3. El compromiso con el niño
  4. La distracción

El otro investigador observó la frecuencia con que el niño tomó riesgos.

Los investigadores observaron 50 pares de cuidador/niño y registraron 371 episodios de dos minutos. Los cuidadores estaban distraídos en el 74% de estos episodios. La mayoría de las distracciones, sin embargo, se consideraron leves, con la mayoría de la atención del adulto centrada en el niño.

Sorprendentemente, los teléfonos celulares no eran la mayor distracción. Hablar con otros adultos representaron el 33% de todas las distracciones, mientras que los dispositivos electrónicos, como teléfonos móviles fueron responsables de 30%. El 37% restante de las distracciones incluía comer, beber, observar en un bolsa, cartera o la lectura de un libro y otras actividades.

Los cuidadores en general están haciendo un buen trabajo al supervisar a sus hijos en el parque infantil. Sin embargo, aumentar la conciencia de limitar las distracciones electrónicas y otras actividades que puedan interferir con la supervisión deben ser consideradas“, dijo la autora del estudio, Ruth Milanaik, DO, director del desarrollo neurológico neonatal seguimiento del programa, el Cohen Children’s Medical Center (CCMC,  Centro Médico Infantil de Cohen), Nueva York.

Mientras tanto, 30% de los niños que participan en conductas de riesgo, incluyendo caminar en la resbaladilla, arrojar arena, deslizarse en la resbaladilla con la cabeza primero, empujar a otros niños y saltar de un columpio en movimiento. Los niños cuyos cuidadores fueron distraídos fueron significativamente más propensos a involucrarse en comportamientos de riesgo. Los investigadores observaron cinco caídas, tres de los cuales tuvieron lugar mientras un cuidador estaba distraído. Ninguno de los niños resultó herido de gravedad.

Este estudio demuestra que los niños participan regularmente en comportamientos de riesgo, independientemente del nivel de distracción de sus cuidadores. Pero es más probable que lo haga cuando se distraen sus cuidadores“, dijo el autor del estudio, Anna Krevskaya, compañera de tercer año en el Desarrollo y Comportamiento Departamento de Pediatría del CCMC.

Además de centrarse en su hijo, los cuidadores deben discutir el uso adecuado del juego para ayudar a disminuir los accidentes y aumentar la etiqueta en el parque infantil, expone el Dra. Milanaik.

A veces los niños se lesionan a pesar de la supervisión más cercana, y esto es una parte del crecimiento natural y aprendizaje“, dijo el Dr. Milanaik. “Sin embargo, se deben realizar todos los esfuerzos por quienes los cuidan para mantener estos incidentes en un mínimo“.

Imagen cortesía de oksixx


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste