Acné: 3 técnicas para tratar las cicatrices

Las cicatrices de acné suelen generar vergüenza e inseguridad en quienes las padecen debido a su aspecto. Estas marcas aparecen como consecuencia por no haber recibido un tratamiento adecuado contra el acné, así como por haber manipulado las erupciones de forma equivocada.

Eliminar las secuelas del acné no sólo da a la piel una mejor apariencia, sino también devuelve la confianza.

Las huellas de acné surgen por drenar de manera incorrecta los granitos en la piel, ya que ésta se rompe en el proceso y no tiene una buena regeneración. La cicatrización se relaciona con el tamaño de la imperfección, además de factores como la edad, el género y la zona donde aparecen”, aseguró Jatziri Chávez, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE).

De acuerdo con la dermatóloga, alrededor del 40% de los pacientes con acné presentan cicatrices en un futuro. La cara, el pecho y la espalda son las áreas donde principalmente quedan estas huellas. “La cicatrización es más severa durante la adolescencia y la juventud que en la edad adulta. Asimismo, las marcas son más graves en las mujeres que en los hombres, debido a factores hormonales como la producción de estrógenos”, advirtió.

Las marcas producidas por el acné pueden ser leves, moderadas o severas

  • Las leves no son evidentes a distancias de 50 centímetros o más, además de que pueden cubrirse con maquillaje o la barba.
  • Las moderadas presentan un ondulado notable.
  • Las severas son muy visibles dada su profundidad y difícilmente pueden disimularse con maquillaje.

Entre los métodos más efectivos para eliminar las huellas del acné se encuentran:

  1. La micropulsión eléctrica, a través de la cual se generan canales para que la piel se recupere y genere un colágeno de mejor calidad.
  2. Los peelings con ácido glicólico o salicílico, que exfolian la piel y la hacen ver mucho más tersa, y
  3. El láser CO2 fraccionado, el cual estimula la regeneración cutánea con grandes resultados”, explica la especialista en el tratamiento de las cicatrices.

Eliminar las secuelas del acné no sólo da a la piel una mejor apariencia, sino también devuelve la confianza a la persona quien lo padece, ya que este problema suele producir ansiedad, depresión, baja autoestima, fobia social e incluso conflictos de imagen corporal.

Se recomienda utilizar productos con retinol, ya que contribuye a mejorar la textura de la piel, y exfoliar de dos a tres veces por semana durante el baño. El uso diario de protector solar evita que las lesiones se pigmenten y generen mayores complicaciones, concluyó la experta.

 

 

 

 

 

Image courtesy of RomarioIen

Contenido relacionado