Crecimiento socialmente incluyente para mejorar el bienestar y hacer economías más fuertes, OCDE

Un nuevo informe de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) muestra que la desigualdad, se encuentra ahora en su nivel más alto en décadas y en muchos países. Debilitando el crecimiento económico y el bienestar.

 

Mujer al frente dos hombres atrs de ella y un mudo floreciendo con arboles
Los gobiernos locales tienen un papel clave que desempeñar, sobre todo en inversión de viviendas de calidad, el transporte público y en la capacitación de los grupos desfavorecidos.

Pero las políticas para hacer frente a la creciente brecha entre ricos y pobres sólo tendrán éxito si también van más allá de los ingresos y abordan temas como mejor acceso a una educación de calidad, la salud y la infraestructura pública, añade el informe.

Los ricos han acaparado abrumadoramente los beneficios del crecimiento. El ingreso promedio del 10% más rico de la población en los países de la OCDE fue de nueve veces y medio superior al del 10% más pobre en 2010, en comparación con un nivel siete veces mayor, hace 25 años.

En los Estados Unidos, el 1% más rico obtuvo el 47% del crecimiento del ingreso total de la economía entre 1976 y 2007, en comparación con el 37% en Canadá y alrededor del 20% en Australia y Gran Bretaña. La brecha entre ricos y pobres se ha ensanchado aún más rápido desde la crisis financiera.

El informe muestra los vínculos entre los ingresos, la educación y la salud. Los datos de 14 países de la OCDE muestran que a la edad de 30, las personas con los niveles de educación más alto tienen una esperanza de vida en promedio 6 años mayor que sus semejantes con poca educación.

El informe Todos a Bordo: Haciendo Posible el Crecimiento Incluyente (“All on Board: Making Inclusive Growth Happen”) proporciona evidencia de las consecuencias de la desigualdad, establece un marco para la acción y permite a los gobiernos evaluar cómo las políticas impactan a diferentes grupos sociales de diferentes maneras.

El informe es parte de un esfuerzo de toda la organización para desarrollar una agenda incluyente para el crecimiento y el bienestar, y es resultado de la iniciativa de Nuevos Enfoques para los Desafíos Económicos de la OCDE (NAEC por sus siglas en inglés) para reflexionar sobre las causas de la crisis y lecciones para las políticas públicas. La Iniciativa para el Crecimiento Incluyente abre el camino a un marco multidimensional que explora nuevas formas de combinar un fuerte crecimiento con una mejor distribución de los beneficios y los resultados.

La desigualdad debilita las sociedades y daña a las economías“, dijo el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría, y agregó: “No es suficiente para poner en práctica políticas que potencialicen el crecimiento, también debemos asegurarnos de que los beneficios del crecimiento sean compartidos por todos. Este es uno de los desafíos más urgentes que enfrentamos hoy”.

Xavier de Souza Briggs, vicepresidente de Oportunidades Económicas y Activos en la Fundación Ford, un socio central del trabajo sobre el crecimiento incluyente de la OCDE, dijo: “Esta importante y nueva investigación se suma a un creciente número de resultados de que la inclusión económica está fuertemente relacionada con mayores y más grandes periodos de crecimiento. En pocas palabras, reducir desigualdad no es sólo un imperativo moral, es un imperativo económico”.

Según el informe, las políticas económicas y sociales deben ser diseñados para fomentar la equidad y el crecimiento. Invertir en habilidades y educación, por ejemplo, puede tener importantes repercusiones en este doble objetivo.

Los gobiernos locales tienen un papel clave que desempeñar, sobre todo en inversión de viviendas de calidad, el transporte público y en la capacitación de los grupos desfavorecidos.

El informe reconoce que las políticas estructurales sólidas son una condición necesaria para el crecimiento sostenido, el empleo y la reducción de la pobreza, pero que hay ventajas y desventajas. Por ejemplo, la reducción de barreras regulatorias para la competencia, tanto a nivel nacional como internacional, así como apoyar la búsqueda de empleo y la intensificación de los programas de activación del mercado laboral pueden elevar los ingresos de la parte baja de la clase media más rápido que el aumento generalizado del PIB per cápita por un efecto positivo sobre el empleo. Sin embargo, una contracción de las prestaciones por desempleo para los desempleados de largo plazo reduce los ingresos disponibles en el extremo inferior de la distribución; este es un ejemplo de la importancia de combinar las reformas de apoyo de desempleo con un refuerzo de las políticas de activación en el mercado laboral.

Se señala que los avances en el crecimiento incluyente también pueden ayudar a restaurar la confianza de los ciudadanos en los gobiernos. Hoy, menos de una de cada dos personas en los países de la OCDE tienen confianza en el liderazgo político de su país.

Respecto a México

Entre algunos otros puntos relacionados a la salud y bienestar de los mexicanos en el informe, destacan:

  • En los países en desarrollo y las economías de mercado emergentes, las diferencias de ingresos entre ricos y pobres es mucho más amplia que en los países de la OCDE. La desigualdad de ingresos está disminuyendo en algunos países, aunque a partir de niveles muy altos. Este es el caso de México y Chile; pero la relación entre el 10% más rico y el 10% más pobre continua en aproximadamente 27:1 en estos países.
  • Los países de la OCDE que tienen la esperanza de vida más alta son Italia, Japón y Suiza con un promedio de 83 años. En el otro extremo de la escala, la esperanza de vida más baja en un país de la OCDE es de 74 años en México. La esperanza de vida en la Federación Rusa es de 69 años, y en Brasil, de 73.
  • México, con una tasa de 32.4% de la población adulta considerada obesa, ocupa el segundo lugar, sólo después de Estados Unidos.
  • En particular, México ha experimentado mejoras dramáticas en la esperanza de vida (de más de 17 años) y una baja estable de las tasas de mortalidad infantil. No obstante, con 74 años la esperanza de vida sigue estando por debajo del promedio de la OCDE de 80 años, siendo la más baja de la Organización. La esperanza de vida para las mujeres es de 77 años y 71 en el caso de los hombres, comparada con el promedio de la OCDE de 83 años de vida para las mujeres y 77 años para los hombres.
  • México también se ubica muy por debajo del promedio de la OCDE en términos de gasto total en salud por persona, con 977 USD en 2010, en comparación con el promedio de la OCDE de 3,322 USD. Entre 2000 y 2009, el gasto total en salud en México aumentó en términos reales en 3.8% anual en promedio, una tasa de crecimiento menor que el promedio de la OCDE de 4.0%. En 2010, esta tasa bajó a 1.5%.
  • La tasa de fumadores adultos en México es del 19.9%, menor que el promedio de la OCDE de 20.9%.
  • A la pregunta “¿Cómo calificas tu salud?”, 66% de los habitantes de México contestaron que era buena, cifra menor que el promedio de la OCDE de 69%
  • Desde 2004, México ha atendido a más de 50 millones de personas que antes carecían de acceso a la seguridad social, y los usuarios expresan tasas de satisfacción de 97%. El Seguro Popular se considera mundialmente ejemplo de innovación en la cobertura de atención a la salud.

Sitios de interés

Referencias

Índice para una Vida Mejor de la OCDE

El Índice para una Vida Mejor es parte de la Iniciativa de la OCDE para una Vida Mejor que tiene como objetivo medir el bienestar y el progreso en donde se puede comparar la calidad de vida con base en 11 temas: vivienda; ingresos; empleo; comunidad; educación; medio ambiente; compromiso cívico; salud; satisfacción; seguridad; y balance vida-trabajo.

Más de sesenta mil usuarios del Índice para una Vida Mejor en todo el mundo compartieron sus puntos de vista sobre lo que hace una vida mejor. En el caso de México se contaron con 3389 respuestas (61% hombres y 39% mujeres), en donde el orden de las prioridades son:

  1. Educación
  2. Salud
  3. Satisfacción
  4. Seguridad
  5. Balance vida-trabajo
  6. Empleo
  7. Ingresos
  8. Medio Ambiente
  9. Vidienda
  10. Comunidad
  11. Compromiso civico

 

 

 

Imagen cortesía de Wavebreakmedia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste