Cardiología en el área de urgencias

Cardiología en el área de urgencias, Programa de Unidades de Dolor Torácico (UDT), Dr. Juan Carlos Pérez-Alva,  enfermedades isquémicas del corazón.
Educación para la salud

A la par de la presentación del Programa de Unidades de Dolor Torácico (UDT), Sanofi-Aventis presentó este libro escrito y dirigido por el Dr. Juan Carlos Pérez-Alva, cardiólogo intervencionista y jefe de Cardiología del Hospital General de Puebla.

Ambos forman parte de un mismo fin: la atención oportuna y con los protocolos adecuados de los casos urgentes de cardiología, que son los infartos al miocardio, una de las principales causas de muerte en México.

Como jefe de Cardiología del Hospital General de Puebla, el Dr. Pérez-Alva está a cargo de la primera Unidad de Dolor Torácico en el país que se instaló en este centro hospitalario, las cuales se pretenden extender a otras ciudades del país, y que consisten en clínicas especializadas dentro del área de urgencias de los hospitales para atender oportunamente infartos.

Las UDT consisten en la implantación de protocolos de diagnóstico sistematizado, que permiten remitir inmediatamente al paciente con dolor de pecho a los servicios de urgencia apropiados y en tiempo para evitar que muera infartado.

“El 30% de los pacientes que sufren un infarto en México, mueren antes de llegar al hospital, pero 20% puede morir porque no se cuenta con el diagnóstico completo para su atención”, indica el especialista.

La falta de información y de conciencia sobre los riesgos que implica la presencia de un infarto, hacen que quienes los sufren pierdan tiempo muy valioso antes siquiera de manifestar que se sienten mal, ya no se diga que llamen de inmediato para solicitar una ambulancia que los lleve a los servicios de urgencias.

“Los pacientes infartados mueren porque se van al hospital en taxi o incluso manejando su coche”, explica el Dr. Juan Carlos Pérez, quien expone que en el país no tenemos conocimiento de que si tenemos más de 45 años, un dolor agudo en la boca del estómago es el indicio más claro de que se está presentando un infarto.

El problema con un infarto que no se atiende de inmediato, es que en el transcurso de una hora y media, el tejido musculoso del corazón se empieza morir, lo cual conforme pase más tiempo será imposible salvar la vida del paciente.

Ante esto, se dispuso que las UDT cuenten con un servicio telefónico de urgencias y ambulancias con equipo para realizar un diagnóstico inmediato sobre las condiciones cardiacas del paciente, además de los servicios de primeros auxilios para atender un infarto, como lo es un electrocardiograma y un desfibrador.

Estas unidades de primeros auxilios cardiovasculares van acompañadas de personal especializado para atender infartos, “porque de otra manera no tendría caso equipar las ambulancias y realizar el esfuerzo para llegar a la UDT en urgencias en el lapso de siete a 10 minutos”.

De acuerdo al INEGI, la mortandad por enfermedades cardiovasculares entre las mujeres se presenta después de la menopausia, causada por diabetes mellitus, índice al que le siguen las enfermedades isquémicas del corazón.

Cardiología en el área de urgencias

Juan Carlos Pérez-Alva

Edittorial Elsevier

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste