Sexo en la adolescencia

Aunque las redes sociales son lo de hoy, muchas chicas, aún gustan de llevar un Diario Personal. ¿Leerías el de tu hija? ¿Si eres chava o chavo, escribirías uno? ¿Hablarías de tu sexualidad y todo lo que esto conlleva? Échale un vistazo al diario de esta jovencita de 14 años y luego, saca tu conclusión.

Habla de sexo con tus hijos. Entre más temprano lo hagas, es mejor,
Habla de sexo con tus hijos. Entre más temprano lo hagas, es mejor,
Mi mente me susurra que estoy mal, pero mi cuerpo cuando siente las caricias de T. dice que está bien. Me gusta, pero al mismo tiempo me da miedo y como que me siento culpable.

Como que quiero no y no quiero al mismo tiempo… Y, luego, no hago nada.

La maestra de biología nos dijo que estamos pasando de ser niñas a ser mujeres, que dentro de nosotras hay muchos cambios hormonales y emocionales y que por eso nos sentimos tan confundidas. ¿Tú crees?

R. una de mis mejores amigas, me dijo que, como yo, también siente una especie de agüita caliente que le baja de entre las piernas cuando un chico que le gusta la besa o la acaricia. Le llamamos ‘ondita’. Dice que no le interesa hacer el amor. A mí me gustaría saber qué se siente. Bueno, a veces… sobre todo cuando estoy con T. También me gustaría saber cómo llevar a cabo la interrupción legal del embarazo (por si las dudas…), cuáles son las enfermedades de transmisión sexual, la diferencia entre los condones femeninos y masculinos, si me puedo embarazar con ropa o saber más de anticonceptivos”.

Sexo en nuestra vida

La maestra de biología invitó a la clase a una psicóloga que también es sexóloga. Se llama Carolina Chávez, cuando empezó a hablarnos de sexo comenzaron a escucharse risitas y murmullos por todo el salón. A ella le dio mucha risa, dice que en los más de 20 años que lleva dando esas pláticas siempre es lo mismo. Nos dijo que de nada sirve que nos regalen condones si no tenemos una buena autoestima, si no sabemos cuidar nuestros cuerpos, ni conocemos bien los cambios que estamos teniendo. Nos dijo que la sexualidad está en nosotros desde que nacemos. Que la manera en que nosotros la vivimos depende mucho de cómo nos la enseñaron en casa, de nuestras circunstancias, situaciones e historia de vida (mis papás nunca me han dicho nada). Que además de Internet, también es bueno que busquemos en libros especializados o que nos acerquemos a un adulto que nos de mucha confianza, de preferencia alguien que sepa escuchar y que no nos juzgue. Nos platicó que hay unos papás, aunque son muy poquitos, que comparten con sus hijos como eran de adolescentes, como para que ellos se identifiquen con ellos y les platiquen sus cosas.

Finalmente, nos enseñó a manipular el condón y nos motivó a agarrarlo, a olerlo y ponerlo en nuestro dedo (como si fuera un pene). Unos niños ya sabían usarlo, otros no. Algunos tenían pena y todo el tiempo estaban rojos. Otros eran torpes. Hubo muchas risas. Yo me divertí mucho.

La psicóloga nos comentó que muchos chicos inician su vida sexual a los 15, pero que si tienen una buena educación sexual, no hay prisa por hacer el sexo. Dijo que a nuestra edad, fajar es algo muy bueno porque es una manera de conocer nuestros cuerpos y el de nuestros novios. Aunque recalcó que lo mejor es que nos acariciemos nosotros mismos para conocer cómo somos. También nos dijo que sí muchos de nosotros no hacemos el amor es por miedo o porque no tenemos donde hacerlo. (Lo que nos dio mucha risa). Enfatizó que no hagamos el amor hasta que nos estemos seguros de dar ese paso y que nadie nos forcé o nos obligue a nada que no queremos. Luego nos pasó unos tips que te quiero compartir.

Toma nota:

Ten una sexualidad sana y responsable

  • Mírate en el espejo desnuda (o). Conoce tu cuerpo. Si observas modificaciones en alguna parte ya sea de color, de tamaño o de textura ve al médico.
  • Explora tu cuerpo, tócate, acaríciate. En la medida que puedas conocerte sabrás que te gusta o que te desagrada. Si no te acaricias, cuando tu novio (a) lo haga no tendrás control sobre ti.
  • Conoce como se usan los condones y lleva uno contigo.
  • Conoce la anticoncepción de emergencia, cuándo y en qué momento usarla.
  • Enfréntate a tres grandes enemigos: culpa, miedo y vergüenza.
  • Busca a alguien de confianza con quien puedas platicar abiertamente de todo lo que te pasa.
  • ¿Cómo te ves a ti mismo?, ¿qué piensas de ti?

Bueno querido Diario, por el momento es todo.

Tuya,

Irene

Un vistazo hacia atrás

Como mamá tal vez no sepas cómo acercarte a tu hijo o hija. Carolina Chávez, sexóloga, especializada en adolescentes sugiere que contestes este cuestionario que quizá facilite el camino:

  • ¿Cómo viviste tu adolescencia?
  • ¿Cómo fue tu despertar sexual?
  • ¿Cómo fueron tus primeros contactos sexuales?, ¿cómo te sentías?, ¿qué pensabas?, ¿fue placentero?, ¿hubo culpa? ¿vergüenza?
  • ¿Cómo te ves a ti misma?, ¿te gusta tu cuerpo?
  • ¿Sabes lo que te gusta o desagrada en el sexo?
  • ¿Qué tanto conoces de ti?

Habla de sexo con tus hijos. Entre más temprano lo hagas, es mejor, Hazlo de manera clara y sencilla. Si no sabes cómo iniciar esta conversación busca ayuda. Trabaja con tu autoestima para que, con tu ejemplo, puedas enseñarle a tus hijos como amarse y aceptarse y gánate su confianza.

Libro de consulta

  • Olmedo,Siliva. “Los misterios del amor y el sexo”, ed. Aguilar, México, D.F., 2010
Imagen cortesía de Remains


Avatar

Escrito por

Humanista y facilitadora en Desarrollo Humano

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste