Bebidas energéticas ¿por qué se recomienda un consumo moderado?

Las bebidas energéticas, además de contener exceso de nutrientes críticos como azúcares, tienen también, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, otros ingredientes cuya alta ingesta puede resultar peligrosa.

Retrato de una joven deportista bebiendo bebida energética en interiores
Las bebidas energéticas, en su mayoría, contienen altas cantidades de cafeína, al igual que otras sustancias como guaraná, ginseng y taurina, que pueden generar reacciones inciertas en el organismo.

En México, el consumo de estas bebidas ultraprocesadas ha ido en aumento. Datos del INEGI refieren que entre 2008 y 2018 su consumo se elevó 66 por ciento.

Investigaciones consultadas por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad, señalan que el problema con las bebidas energéticas es que, en su mayoría, contienen altas cantidades de cafeína, al igual que otras sustancias como guaraná, ginseng y taurina, que pueden generar reacciones inciertas en el organismo.

Por ejemplo, la guaraná es una planta brasileña que contiene “guaranina”, compuesto que es básicamente cafeína al doble de concentración encontrada en los granos de café.

Y es que, además de que aportan calorías vacías y azúcares, relacionadas con el aumento poco sano de peso, estas bebidas han sido vinculadas con afectaciones a la salud como incremento del ritmo cardíaco y elevación de la presión sanguínea.

Efectos en la salud 

De hecho, un análisis llevado a cabo en Canadá dejó ver que la mayor parte (55%) de quienes consumieron, en algún punto de su vida, un líquido de este tipo experimentó al menos un efecto adverso, entre ellos taquicardia, dificultad para dormir, dolores de cabeza, náusea, vómito, dolor de pecho y en el 0.2% de los casos convulsiones.

En este sentido, otros estudios apuntan que las bebidas energéticas no tienen beneficios terapéuticos y en cambio contienen muchos ingredientes cuya farmacología es desconocida, lo cual hace que persistan preocupaciones respecto a los riesgos del consumo, sobre todo en poblaciones infantil y adolescente.

Exceso recomendado de cafeína

Un análisis de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) indica que estos productos pueden contener desde 31.8 hasta 115.4 mg de cafeína por envase, lo cual, si se considera que el límite de consumo de este compuesto es de 300 mg al día, de acuerdo con el Instituto de Biotecnología de la UNAM, equivale a entre el 10.6 y el 38.46% de la ingesta diaria recomendada.

En lo que respecta a la taurina, la ingesta diaria recomendada se estima entre 40 y 400 mg. De los productos analizados por la Profeco, 15 contienen taurina en cantidades que van de los 525 a los 1892 mg por envase, lo cual rebasa dicha sugerencia.

Igualmente, el contenido de azúcares puede ir entre los 0 gramos hasta los 50.4 gramos de este nutriente, lo cual significa que el aporte calórico puede llegar hasta las 201 kcal por envase.

La industria de bebidas energéticas 

  • En 2007 las ventas de estas bebidas fueron por 259.2 millones de litros, al cierre del 2017 se desplazaron 429.4 millones de litros de acuerdo con datos del INEGI retomados por El Financiero.
  • Euromonitor, por su parte, destaca que en México el líder en el sector es Qualamex, con su marca Vive 100, la cual es una alternativa económica que ha logrado abrir el mercado a una amplia base de consumidores. Igualmente, Red Bull y Monster Energy se colocan como fuertes competidores en el sector.
  • Según datos de la Profeco, el 54% de las personas que compran estas bebidas prefieren Red Bull y el 11% Red Bull Sugar Free. A estas marcas le siguen en preferencias Boost (11%) y Monster Energy (10%) .
  • Los hombres representan el 65% de los consumidores de estos productos y las mujeres el 35 por ciento.

 

 

Imagen cortesía de Krakenimages.com


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste