¿Cómo se siente la infertilidad?

maternidad,rol femenino,infertilidad,diversas emociones como enojo, tristeza, minusvalía, devaluación, miedo, impacto, miedo, duelo, pareja, padres adoptivos e hijos adoptivos,apoyo terapéutico,
Emociones durante la infertilidad

En México, la mayoría de las mujeres son educadas para vivir la maternidad como una parte fundamental de la existencia. En la vida adulta, se convierte en un profundo deseo del cual es difícil desligarse, ya que desde niñas se va gestando una identificación con el rol femenino. Las niñas se van identificando con sus madres, en el papel materno que desempeñan y también como mujeres. Es por esto que socialmente existe una importante asociación entre la maternidad y la feminidad; “soy mujer, por lo tanto, seré madre”, o “soy madre porque soy mujer”.

Cuando la infertilidad es una realidad, empiezan a presentarse diversas emociones como enojo, tristeza, minusvalía, devaluación, miedo, entre muchas otras. Es muy doloroso para la mujer infértil y lo es, en gran parte, por ser una expectativa de vida, propia y social.

Hablar de la infertilidad se vuelve muy complicado porque se le da mucho valor a la capacidad de las mujeres de ser madres; como se mencionó anteriormente es parte de su identidad, pero mantener el secreto también es muy doloroso.

Renunciar al sueño de ser madre, es una pérdida muy difícil de elaborar, por lo que ahora quisiera enfocarme a la “revolución” de emociones que se viven a causa de esta pérdida, de la fantasía de un embarazo y un futuro con hijos.

Una de las primeras etapas del duelo es la negación. Es un mecanismo de defensa de la psique para hacer frente a tal impacto, por lo que la persona se comporta “como si nada” o, como comúnmente se dice “no le ha caído el veinte”. En esta etapa la persona y, probablemente la pareja, se defiende de los sentimientos porque, generalmente, da mucho miedo sentir tristeza, enojo, minusvalía, y estos sentimientos los experimenta profunda y dolorosamente la persona infértil.

La negación cede tarde o temprano para dar paso al enojo y aunque es con uno mismo, por sentir que no es capaz de tener hijos, se va “colocando” donde se pueda, y aquí es donde la relación de pareja deberá ser muy fuerte para sobrellevar esta etapa, donde este sentimiento está presente. Se recomienda evitar lastimar con comentarios hirientes y no faltar al respeto, ya que esta etapa y el sentimiento son pasajeros y es importante que transcurran sin dejar daños permanentes en la relación.

Otra forma de expresión de este enojo es a través de la envidia que la mujer experimentará hacia otras mujeres embarazadas o mujeres que tienen hijos. Es importante saber que este sentimiento, que generalmente se vive de forma muy agresiva y negativa, se puede presentar en algún momento y que es humano.

Igualmente, se experimenta una etapa de depresión. A la mayoría de la gente le asusta pasar por este proceso de tanta tristeza pero en la medida en que uno se permite sentir la profunda tristeza y la pérdida, se logrará elaborar el duelo y seguir adelante.

Por otro lado, cabe mencionar que estas etapas no son estáticas, se puede saltar de una a otra sin que lleven un orden especifico, pero una vez de que ya se experimentaron cada una de estas emociones, se logrará pasar a una etapa de aceptación que permitirá que la persona y la pareja continúen con su vida.

Estas etapas las experimentan ambos miembros de la pareja, aunque de forma más intensa y dolorosa la persona infértil. Si se trata de una pareja que unió sus vidas con el único objetivo de procrear, seguramente la unión correrá peligro. Si durante este proceso de duelo la pareja logra estar en constante comunicación y se brindan un apoyo mutuo, a pesar de los momentos difíciles, será menos complicado que continúen su vida juntos buscando nuevas y diferentes opciones para su futuro.

Es importante que la pareja y la persona infértil se permitan vivir este proceso completo antes de tomar una decisión; sobre todo, cuando se trata de la adopción, ya que para que este nuevo proceso de adopción sea exitoso emocionalmente para los futuros padres adoptivos e hijos adoptivos, hecho de no poder tener hijos biológicos deberá ser ya una etapa superada.

Debido a que la aceptación de la infertilidad es un proceso de duelo difícil, se recomienda que se busque ayuda profesional; un apoyo terapéutico que proporcionará a la persona o a la pareja en su conjunto un espacio para hablar, expresar y elaborar todas estas emociones y pensamientos.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM). www.spm.org.mx. México D.F. Teléfonos: 5553 3599, 5286 6550 y 5286 0329. Email: spp@spm.org.mx Satélite. Teléfono: 5393 0007. Twitter: @spm_satelite. Email: spmsatelite@gmail.com Metepec; Edo. México. Teléfono: 2153024. Email: spmtoluca@gmail.com

, , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste