Tratamientos actuales para lograr el embarazo

Las mujeres con problemas de endometriosis o tumores en la matriz cuentan con opciones para poder tener hijos, hasta con un 80% de éxito.
Las mujeres con problemas de endometriosis o tumores en la matriz cuentan con opciones para poder tener hijos, hasta con un 80% de éxito.

Hoy en día los casos de infertilidad van en aumento, lo que ha llevado a que se convierta en un problema de salud pública en México. Alrededor del 15% de las parejas buscan embarazarse y no lo consiguen, pero es importante mencionar que la infertilidad tiene solución.

El Dr. Fernando Gaviño, Ex Presidente de la Asociación Mexicana de Medicina de la Reproducción estima que hay 1.5 millones de parejas en México que quieren tener hijos y no lo logran, pero por fortuna –sostiene- actualmente existen tratamientos que ayudan a que las parejas se embaracen, entre los que destaca  la inseminación artificial, fertilización In-Vitro, Inyección intracitoplasmática de espermatozoides, Criopreservación de óvulos y embriones (Banco de óvulos / Banco de espermatozoides) y Coito programado.

A diferencia de años atrás, las mujeres con problemas de endometriosis severa, obstrucción de trompas uterinas, miomatosis, tumores en la matriz, falla ovárica, menopausia prematura o incluso ya en la menopausia, cuentan con opciones para poder tener hijos, hasta con una tasa del 80% de éxito.

También existen alternativas para aquellas mujeres a las que les quitaron la matriz o ésta ya no es apta, ofreciéndoles un diagnóstico genético pre-implantación, con los avances de la genética, inclusive para aquellas mujeres que no tienen pareja, también existen tratamientos, señala el especialista.

Es importante destacar que la infertilidad no es sólo asunto de la mujer sino también del hombre, ya que ellos también pueden presentar problemas que impidan que la pareja se embarace. El varón es responsable del 50% de los casos. Dentro de las causas masculinas que producen infertilidad se agrupan aquellas que condicionan una disminución en la calidad y cantidad de los espermatozoides; así como enfermedades testiculares e hipofisiarias; defectos en el transporte de los espermatozoides producidos por: cirugías, vasectomías o traumatismos, entre otras.

Cuando la pareja ha tomado la decisión de recurrir a algún tipo de tratamiento es importante que acuda oportunamente con un especialista en Medicina Reproductiva o Biólogo de la Reproducción. Si se aplaza esta consulta, se pierde tiempo útil para lograr el embarazo. Debe cerciorarse de que los centros estén certificados para asegurar una atención ética, profesional y con buenas alternativas.

Los tratamientos para lograr el embarazo

Entre los tratamientos que se ofrecen a las parejas que desean buscar un embarazo están:

Coito programado: Consiste en sincronizar de forma adecuada la fecha y la frecuencia de los encuentros sexuales de la pareja, con el momento de la ovulación, para cubrir los periodos de mayor fertilidad de la pareja. La tasa de embarazo es de alrededor del 3%.

Inseminación artificial: es una técnica de reproducción asistida que consiste en acortar la distancia que deben recorrer los espermatozoides hasta llegar al ovocito (óvulo). Es un tratamiento muy sencillo y de gran ayuda ya que permite depositar una gran cantidad de espermatozoides móviles en el fondo del útero, para que puedan llegar suficientes hasta el ovocito. Los resultados con esta técnica, son de aproximadamente un veinte por ciento de gestaciones por ciclo de Inseminación Artificial. Aproximadamente una de cada cinco mujeres, queda embarazada en el primer intento.

Fertilización IN-Vitro (FIV): consiste en juntar óvulos y espermatozoides en un medio de cultivo para que fecunden, cuando de forma natural no pueden hacerlo por una disfunción en el varón o en la mujer. Primero se obtienen los ovocitos (óvulos) de la mujer mediante aspiración transvaginal de los folí­culos y posteriormente son inseminados en el laboratorio, poniéndolos en contacto con una concentración adecuada de espermatozoides y dejando que ellos mismos realicen todo el procedimiento de fecundación, como lo harán de forma natural en el interior de las trompas de Falopio.

Los ovocitos que son fecundados, iniciarán la división celular, exactamente igual que lo harán en el interior del tracto genital femenino, transformándose en embriones, los cuales serán finalmente transferidos al útero materno, donde llegarán por sí­ mismos si la fecundación se hubiera producido en las trompas de Falopio.

Los resultados en pacientes de menos de 38 años y con una buena respuesta ovárica al tratamiento (más de 8 ovocitos maduros) se acercan al 70% de pruebas de embarazo positivas por ciclo y cuando se realizan hasta 4 intentos, la tasa de embarazo es superior al 90% por paciente.

Inyección intracitoplasmática de espermatozoides: es una de las técnicas más novedosas y que mayor repercusión han tenido en el tratamiento de la infertilidad. Fundamentalmente la técnica consiste en la inyección de un solo espermatozoide dentro del ovocito. El porcentaje de fecundación de los ovocitos que son maduros es de aproximadamente un 70%, lo que lo equipara a los porcentajes obtenidos en F.I.V. (60-70%).

La elección de una técnica u otra en el laboratorio, debe realizarse en función de la historia médica de la pareja tratada. El ICSI permite que si ningún espermatozoide puede penetrar por sí­ mismo dentro del óvulo y fecundarlo, nosotros podemos introducirlo con ayuda de unos finí­simos microcapilares (tan finos como un cabello) haciendo que fecunde.

Aunque la técnica de microinyección espermática parece más agresiva e invasiva que la fecundación in vitro, los estudios realizados desde los primeros años de su aplicación, con los miles de niños nacidos a partir de esta técnica,  indican que no presentan una mayor tasa de anomalí­as genéticas y que es comparable a la registrada en la población normal.

Criopreservación de óvulos y embriones: es el proceso en el cual células o tejidos son congelados a muy bajas temperaturas, generalmente entre -80ºC y -196ºC (el punto de ebullición del nitrógeno lí­quido) para disminuir las funciones vitales de una célula o un organismo y poderlo mantener en condiciones de vida suspendida por mucho tiempo. A esas temperaturas, cualquier actividad biológica, incluidas las reacciones bioquí­micas que producirán la muerte de una célula, quedan efectivamente detenidas. Cuando un embrión sobrevive, sus posibilidades de implantar van a ser las mismas que en fresco. La congelación de los embriones se va a llevar a cabo con los embriones sobrantes de un tratamiento de reproducción asistida. De esta forma, las pacientes podrán en un futuro someterse a la transferencia de más embriones o podrán donarlos, tanto para otras parejas como para la investigación.

Conoce todas las alternativas para lograr el embarazo. Pronto en la Expo Fertilidad.  Visita la página www.expofertilidad.mx

Imagen cortesía de Depositphotos.com | Plenilunia


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste