Abuso femenino

A pesar de que para muchas personas no resultan ser tan comunes los abusos psicológicos y físicos de mujeres hacia hombres, especialistas estiman que han ido en aumento. Imagen: : Depositphotos.

Por Ernesto Rivera Planter.  A pesar de que para muchas personas no resultan ser tan comunes los abusos psicológicos y físicos de mujeres hacia hombres, éstos han sido cada vez más frecuentes e, inclusive, han ido en aumento.  

Los hombres  tienen temor a denunciar a sus parejas y verse juzgados por otros hombres. Según cifras oficiales del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), sólo 2% de casos son reportados.

Los excesos tanto físicos como psicológicos de mujeres a hombres disminuyen poco a poco la autoestima de la mayoría de las víctimas, pero ¿cómo darse cuenta de qué se es presa de este maltrato?

Los excesos tanto físicos como psicológicos de mujeres a hombres disminuyen poco a poco la autoestima de la mayoría de las víctimas, pero ¿cómo darse cuenta de qué se es presa de este maltrato? Imagen: Depositphotos.

Alejandro Castellanos, estudiante universitario de 22 años, fue víctima de abuso psicológico por parte de su novia y comenta cómo fue que logró descubrirlo: “Creo que cuando estás dentro del problema es difícil darte cuenta, intentas negarlo por los sentimientos que tienes hacia la otra persona y lo dejas pasar, en mi caso se fueron elevando las agresiones verbales paulatinamente hasta un punto cada vez más insoportable”.

El doctor Bernardo García, psicólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México, comenta: “El maltrato psicológico es el primer paso en las relaciones con problemáticas de abuso, en donde estas mujeres ejercen una imposición de ideas y opiniones de forma gradual, ignorando el punto de vista masculino; el hostigamiento psicológico casi siempre va en aumento, por lo que puede degenerar en violencia física”.

El inicio de este tipo de abusos se manifiesta de una manera sutil, por eso es recomendable estar atentos tanto a señales verbales como en actitudes, ya que esta clase de comportamientos pueden comenzar desde el noviazgo y extenderse hasta el matrimonio, es muy importante no dejar crecer el problema hasta los extremos y evitar el maltrato físico a tiempo.

Algunas señales preventivas que pueden distinguirse son: que la mujer ejerza un control obsesivo de las actividades y de las cosas materiales de su pareja, que tenga un sentido de posesión exagerado o un continuo reproche hacia decisiones de la otra persona. Imagen: Depositphotos.

Algunas señales preventivas que pueden distinguirse son: que la mujer ejerza un control obsesivo de las actividades y de las cosas materiales de su pareja, que tenga un sentido de posesión exagerado o un continuo reproche hacia decisiones de la otra persona.

Cuando este problema ya ha sido detectado, se recomienda consultar con un psicólogo especialista en pareja para que se tomen las medidas oportunas. Otro aspecto importante es no mantenerse callado y denunciarlo si este llega a la violencia física.

Algunas recomendaciones preventivas, para no caer en el abuso son las siguientes:

  • Mantener una buena comunicación con la pareja.
  • Conservar el respeto de la relación.
  • Fortalecer la autoestima.
  • Buscar ayuda cuando la situación se salga de control.

Para el doctor García: “Lo mas importante es no dejar pasar estas señales, que pudieran dañar seriamente la autoestima, lastimando la seguridad y la confianza tanto del hombre como de la mujer. Por ello, la buena comunicación y el refuerzo de los valores son parte muy importantes para tener una relación sana y evitar caer en abusos”.

Colaboración de Fundación Teletón México para Plenilunia.

“La autoestima es la fuerza de tu voz”
Bojorge [at] teleton [dot] org [dot] mx

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste