Que una peli para niños no cause polémica. Consejos para hablar sobre sexualidad con tus hijos

Las nuevas generaciones están revolucionando la forma en la que se relacionan, cómo ven la vida, la diversidad e inclusividad, y lo que a algunas personas les cuesta entender, ellos lo traen en el chip casi casi desde que nacieron, e incluso pueden enseñarnos muchas cosas.

madre e hija
Está comprobado que cuando se recibe educación sobre sexualidad desde edades tempranas, las probabilidades de evitar un embarazo adolescente o infecciones de transmisión sexual aumentan, así como el abuso sexual.

Sin embargo, ¿quién se echa el “tirito” de hablar con sus hijos sobre sexualidad? El momento de esa charla es inevitable y no hay nada qué temer, pues no solamente es hablar sobre relaciones eróticas, sino que la sexualidad abarca muchos otros aspectos.

De hecho, hablar con ellos desde temprana edad, con claridad, confianza y sin pena ayuda a que la vean sin tabúes ni prejuicios. Es muy importante entablar conversaciones respetuosas y abiertas sobre sexualidad porque esta abarca lo biológico, lo psicológico y lo social, “somos seres sexuados y tener información nos hará personas más inteligentes sexualmente y podremos tomar mejores decisiones, así como cuidarnos mucho mejor”, explicó Karimme Reyes, sexóloga educativa de Platanomelón, organización que promueve la educación sexual para todos.

Además, está comprobado que cuando se recibe educación sobre sexualidad desde edades tempranas, las probabilidades de evitar un embarazo adolescente o infecciones de transmisión sexual aumentan, así como el abuso sexual.

Pero no solo eso, también les ayudará a conocerse, saber que el placer es natural y sí va ligado a las relaciones sexuales, saber qué sí y qué no les gusta, a poner límites y saber comunicarse, así como a tener relaciones sanas y autoestima.

A continuación te compartimos algunos consejos para que te acerques a tus hijos para hablar sobre sexualidad, en voz de Karimme, quien nos compartió puntos clave para entablar esta conversación con mayor facilidad.

  1. Inicia desde edades tempranas. Aunque se crea que hay que esperar a la adolescencia, desde que los pequeños comienzan a hablar se les pueden enseñar cosas de acuerdo a su edad; por ejemplo, cuando van descubriendo las partes del cuerpo hay que nombrarlas sin vergüenza, pues esto ayuda a evitar confusiones, además de abrir la comunicación directa y confiada. En edad preescolar se puede hablar de lo público y lo privado; explicando que lo primero sería jugar con sus amigos y amigas y otras actividades, y que lo privado sería explorar los genitales o ir al baño, así como todo lo que tenga que ver con su intimidad; esto podría evitar en gran medida abusos sexuales. En la etapa de la primaria se puede hablar de reproductividad, de menstruación, de placer, de metodología anticonceptiva, porque en la adolescencia ya deberían tener información clara sobre violencia, parejas, infecciones de transmisión sexual, anticonceptivos y el placer sin tabúes.
  2. Sincérate
    Hay cosas que no sabemos, y está bien. De forma general, las personas no recibimos una educación sexual amplia, pero si acaso hay algo que no sepas y tu hijx te pregunta sobre ello, coméntale que no sabes, pero que pueden aprender juntxs. Busquen información confiable y de expertxs, discutan los temas y creen lazos de confianza mutua.
  3. Responde de manera puntual
    Lo mejor es contestar y explicar sin rodeos, entre más clara sea la información, será más fácil de comprender. Si te pregunta para qué es y para qué sirve el condón, sé precisx: “es un método anticonceptivo de barrera que se coloca en el pene para así evitar embarazo e infecciones de transmisión sexual, también hay condones para vagina, ¿buscamos unos videos para aprender la colocación?”.
  4. Sin juicios
    A nadie le gusta sentirse juzgadx, así que, ya sea que tu hijx se haya acercado a ti o tú a ellx, muéstrate con una mente abierta, evita criticar o encasillar tu postura en prejuicios. Sé objetivx, eso aumentará la confianza, que es lo más importante. Tus hijos sabrán que pueden acudir a ti cuando lo necesiten sin importar nada.
  5. Se vale pedir apoyo
    Si crees que es necesario, ¡tú también puedes buscar apoyo! Así como Karimme, existen muchos sexólogas y sexólogos en todas partes, quienes se dedican a resolver dudas y guiar sobre temas de educación sexual. Además, hay muchos talleres para peques y adolescentes, e incluso para madres y padres, y de esta manera todos adquieren la misma información.

Recuerda que al buscar información debes asegurarte que las fuentes sean, o de sitios oficiales o de personas especialistas en el tema. También pueden leer en conjunto el libro Entérate de Platanomelón.

Platanomelón tiene como objetivo mejorar la calidad de vida sexual de las personas a través de sus productos pero, sobre todo, a través de información profesional diversa y apela a transmitir un mensaje inclusivo y empático sobre la salud sexual y emocional de las personas, potenciando el autoconocimiento y la autoestima.

Imagen cortesía de Tyler Olson - SimpleFoto


Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Temas relacionados