Sexo Tántrico

enseñanza  hindú, liberación y exploración, "el telar", conducta, práctica, tantra, gratificación inmediata,  satisfacción  femenina, ritmo cardíaco,  aromas,  sexo tántrico,
Liberación y exploración del cuerpo

El tantra es una forma de enseñanza hindú cuya filosofía radica en la liberación y exploración de la espiritualidad. En el budismo se conoce como “la vía o el vehículo hacia el resultado”. Algunos más la definen como “el telar” que entreteje el conocimiento, la acción, la conducta y la práctica.

Un practicante de esta filosofía aprende cómo hablar, cómo sentir, cómo conducirse, cómo comer, cómo dormir y cómo vivir la sexualidad. Ve al deseo como un sendero hacia la realización. En el tantra se utilizan todos y cada uno de los cinco sentidos, se busca potenciarlos a fin de despertar una conciencia de lo que cada uno de ellos nos provoca.

El sexo para el tantra es mucho más profundo que el mero placer genital. El cuerpo humano promedio tiene siete metros de piel y cada milímetro está conectado a través de terminales nerviosas, el área genital en promedio tiene veinte centímetros cuadrados, entonces por qué enfocarse únicamente en esos centímetros si tenemos todo un cuerpo ávido de sensaciones.

Nuestra cultura está orientada hacia los logros y la gratificación inmediata, el orgasmo es considerado como la meta del sexo, especialmente en el caso de los hombres; en el tantra la satisfacción femenina es muy importante por ello el orgasmo masculino debe retardarse para prolongar la dicha de ella.

“El orgasmo es como la cima de una montaña”, comenta Moshe Habia, experto en filosofía tantrica: “sabemos cómo nos vamos a ver en la cima, pero la propuesta es la caminata hacia el orgasmo, la emoción de estar allá arriba me acompaña durante la caminata, gozo de la caminata…lo de menos es el orgasmo, yo no quiero ir a la cima de la montaña en helicóptero, quiero ir a la cima de la montaña caminando despacito, viendo los árboles, los conejos. Una vez que vibras en ese tipo de éxtasis quieres experimentarlo una y otra vez, puedes provocar muchas cosas, puedes mover un universo entero, esa es la conexión del ser”.

El placer se transforma en dicha y le inyecta energía a nuestra vida, la energía sexual puede transformar tu vida, te hace feliz aportándote seguridad y autoestima. Hay que abrir ventanas, conectarnos con nuestra sexualidad y permitirle que vaya más allá de lo físico, sentir la profundidad del goce en la forma en cómo tocamos física, emocional y espiritualmente. Inspirar en nuestra pareja placer, de qué manera nos conectamos, cómo logramos erizarle, qué habilidad tenemos de sentir, de tocar, de respirar, crear un vínculo en nuestro ritmo cardiaco y los aromas a nuestro alrededor.

Busca nuestra revista impresa número 35 acerca de Sexualidad en locales cerrados como Sanborns, Liverpool, Café Café, autoservicios, entre otros, y en puestos de periódicos.

Imagen cortesía de


Avatar

Escrito por

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste