Un eyaculador precoz puede ser un hombre multiorgásmico

Un eyaculador precoz puede ser un hombre multiorgásmico

La eyaculación precoz es el primer motivo de consulta de los hombres en sexología. Se trata de una preocupación de varones, pero que en un inicio fue expresado por las mujeres que exigían una mayor atención sexual de parte de sus compañeros.

Muchos hombres expresan que su problema no es con la erección, sino con la eyaculación, desde la conciencia de que lo están haciendo prematuramente. Se trata de un problema del que se ha hablado y estudiado en los últimos 10 años”, explica el Dr. David Barrios, médico, psicoterapeuta existencial-humanista y sexólogo clínico.

Lo nuevo es que ya se le entiende como un problema de salud sexual. Se determina que el 30 por ciento de la población masculina tiene un tema de salud relacionado con la eyaculación precoz. Se piensa que puede ser mayor la incidencia, pero aún no está suficientemente estudiado”.

A pesar de que se ha considerado que la eyaculación es un problema que tiene que ver con la duración, con la satisfacción de la pareja o hasta el número de movimientos pélvicos. Según explica el especialista en exclusiva para las lectoras de Plenilunia, los sexólogos han observado que no es un problema de este tipo, sino que tiene que ver con la modulación del control del reflejo eyaculatorio.

Un varón que modula bien su eyaculación puede tardarse más o menos; es decir, si quiere tener un ‘rapidín’ puede hacerlo, pero si quiere disfrutar más tiempo el encuentro, también lo puede lograr.

Se sabe de la utilidad de un tratamiento farmacológico en algunos casos, sobre todo antidepresivos, los cuales provocan que el periodo de meseta, el que va de la excitación a la eyaculación, se prolongue, pero de manera involuntaria. El apoyo farmacológico se debe usar en casos muy específicos, en que existe una ‘rebeldía’ al tratamiento terapéutico, pero esto sucede poco”, según comenta el Dr. Barrios.

¿Cómo logran los hombres hacerse dueños de su eyaculación?

Como en cualquier otro aspecto, es una cosa de entrenamiento. Según explica el Dr. Barrios, éste se logra haciendo que el reflejo de eyacular se aprenda a percibir tal y como el reflejo de estornudar por ejemplo, en el que se percibe la sensación y después se puede modular.

Lo que hemos descubierto es que si enseñamos a los varones a identificar las sensaciones previas, logran poder detener la eyaculación. Pues este acto tiene dos momentos: el primero es la sensación de querer eyacular, y el siguiente es la inminencia eyaculatoria, en el cual es inevitable que suceda.

Entonces lo que se hace es tomar contacto con las sensaciones, aprender a escuchar el cuerpo y a reconocer sus distintos momentos”, agrega el Dr. Barrios.

Hombre multiorgásmico

Se ha observado que los hombres que tienen un entrenamiento y reconocimiento de su cuerpo, y logran modular su eyaculación, comienzan a tener una sexualidad parecida a la femenina;es decir, se vuelven multiorgásmicos.

Reencontrarse con el cuerpo es esencial para reconocerlo y poder manejarlo libremente. El ideal es que la voluntad y cuerpo funcionen armónicamente en la búsqueda del placer.

Imagen cortesía de Wavebreakmedia


Daniela Herrero

Escrito por

Aunque soy publicista, llevo algunos años concentrada en escribir y editar textos, lo cual me encanta por cierto. Sobre todo me he interesado en temas que tienen que ver con la salud reproductiva y sexual, al menos eso es lo que más he disfrutado escribir. En Plenilunia me he dedicado a hablar de temas relacionados con la salud femenina, siempre rescatando la importancia que tiene hacerlo de manera integral, pero sobre todo pensando que la conciencia de tu cuerpo te ayuda a empoderarte en los demás ámbitos de tu vida.

, , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste