Una opción segura y saludable para interrupción del embarazo

Interrupción Legal del Embarazo

Aunque el tema siempre genera controversia y mucha estigmatización, es importante saber que si uno se encuentra ante la situación de querer interrumpir el embarazo por la razón que sea, hoy en día existen opciones médicas que cuentan con las condiciones para realizarlo de manera segura y profesional que nos dé confiablidad.

Como sabemos, la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) está despenalizada en la capital mexicana, el Distrito Federal, desde el 2007; sólo que debe hacerse antes de cumplir las doce semanas de gestación.

Una de las clínicas privadas que dan ese servicio médico es Ginecafem; si bien ofrece toda una gama de opciones relacionadas con la salud reproductiva y anticoncepción, entre sus servicios más solicitados está la interrupción del embarazo.

En Ginecafem nos dedicamos a muchas cosas más en cuanto a salud reproductiva, sin embargo, nuestra mayor experiencia está en lo que ahora se llama ILE refiriéndose a Interrupción Legal del Embarazo“, comenta la doctora Ana Ortiz, médico de Ginecafem.

Explica que los médicos de Ginecafem recurren para interrumpir el embarazo a uno de dos métodos: Aspiración Manual Endouterina (AMEU) o por medicamento.

En entrevista para las lectoras de Plenilunia, detalla que para que se pueda llevar a cabo el procedimiento por medicamento se tienen que tener hasta 7 semanas de gestación. En el caso del método de aspiración es posible utilizarlo hasta las 12 semanas.

Todavía existen muchos mitos con respecto al método por AMEU, pero lo que les explicamos a las mujeres que vienen con nosotros es que es muy cuidadoso, seguro, y que no lesiona la matriz, por lo que no repercute en la fertilidad, y mucho menos produce dolor, pues se lleva a cabo con sedación de corta duración vía intravenosa sin correr riesgos ya que es totalmente seguro“.

Para poder someterse a cualquiera de los dos métodos, puntualiza, lo primero es que la paciente se presente para una preconsulta (el mismo día del procedimiento), en la cual se le valora físicamente; “incluso como médicos valoramos qué tan convencida está la chica de llevar a cabo el procedimiento”, explica la Dra. Ortiz.

Cualquier mujer mayor de 18 años puede tomar la decisión de ir a la clínica y llevar a cabo una intervención para interrumpir su embarazo. En el caso de las menores de edad, como la ley lo estipula, deben acudir acompañadas por sus padres; claro, también debe ser bajo libre voluntad de ellas, pero con la autorización de sus padres.

En el caso de que se trate de una ILE por medicamento, lo que hacen los médicos de Ginecafem es llevar a cabo una preconsulta y entregar el medicamento para que la paciente lo ingiera en su casa. Además, se le da seguimiento para que se incorpore a un plan de anticoncepción adecuado una vez que se normalice su menstruación.

Y es que explica la especialista, en realidad la ILE es por lo regular una intervención sin mayores complicaciones; “lo más grave que llega a ocurrir al llevar a cabo el procedimiento es que exista un desajuste hormonal, y ese debe atenderse posteriormente”, agrega la especialista.

¿Cómo se lleva a cabo la AMEU?

En el caso de requerirse una Aspiración Manual Endouterina (AMEU), “lo primero es que se debe sedar a la mujer por unos 10 minutos; se abre el canal cervical con un dilatador, lo cual no produce nada de dolor. Ésta se conecta con una bomba que hace vacío y ahí comienza la función de aspiración, la cual es monitoreada vía ultrasonido para verificar que todo quede perfectamente limpio.

Una vez que se lleva a cabo la intervención, la paciente puede regresar a sus actividades normales, sólo cuidándose de no realizar grandes esfuerzos por al menos 10 días, guardando un poco de reposo y llevando una dieta blanda que incluya suficientes líquidos”, agrega la Dra.

Algo importante es que una vez hecha la intervención legal del embarazo ILE, se les recomienda a las pacientes no tener relaciones sexuales hasta su próximo ciclo porque se corre el riesgo de quedar nuevamente embarazada.

Aunque el 97 por ciento de las pacientes que llegan a Ginecafem están absolutamente convencidas de lo que van a hacer, nosotros como médicos y de acuerdo con nuestra experiencia, siempre exploramos qué tan firme está su decisión; por supuesto, sin influir hacia uno u otro lado.

Es básico deshacernos de mitos, el procedimiento no produce dolor y no tiene consecuencias en la fertilidad cuando es llevado a cabo por gente profesional y con experiencia.

Lo más importante en una situación de interrupción del embarazo, que afortunadamente ya se va descriminalizando en cada vez más países, es tener clara la importancia de acercarse a gente profesional, con ética y que se comprometa con ellas”, finaliza la Dra. Ortiz.

 

 

Imagen cortesía de Pepperbox | Olga Ekaterincheva


Avatar

Escrito por

Este es un artículo pagado de carácter informativo que promueve el mensaje de un especialista, organización, productos y/o servicios. Las declaraciones, afirmaciones y/o recomendaciones hechas en este artículo son responsabilidad del anunciante, por lo que no necesariamente reflejan la opinión de Plenilunia Sociedad Civil.

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste