Beneficios de mantener la mente en forma

Tenemos a nuestra disposición muchas herramientas para poder ejercitar el cerebro y disfrutar de los beneficios de estas prácticas.

árbol, persona, planta, pensamiento, patrón, línea, punto, cuerpo humano, fuente, cara, hombres, miedo, dibujo, diseño, psicología, cabeza, cerebro, fantasía, zona, Organo, comparación, caos, gráficos, Pensamientos, concentración, Preguntas, ansiedad, organismo, Ideas, demanda, clipart, arte lineal, duda, Hombre palo, figuras de palitos, inseguridad, Cara tirada, doble personalidad, materia gris, mente abierta, mente cerrada, comportamiento humano

En muchas ocasiones hemos oído hablar de una serie de conductas que son muy necesarias para mantener una adecuada salud. Entre ellas, las más citadas son las de realizar ejercicio físico, mantener una buena alimentación, evitar hábitos nocivos y dormir las horas adecuadas. Pero no deberíamos olvidar que, cuando hablamos de ejercicio, la materia gris también se puede beneficiar, y mucho, de un buen entrenamiento.

Ventajas de ejercitar la materia gris

Así, además de entrenar aspectos concretos, como nuestra memoria o la capacidad de cálculo, que puedan sernos útiles en la vida diaria, el hecho de realizar ejercicios de carácter mental puede aportarnos diversas ventajas. Entre ellas, retrasar el deterioro cognitivo propio del envejecimiento, mejorar la capacidad de resolver problemas o de concentrarse, ayudar a prevenir casos de demencia o aumentar nuestra autoconfianza, por citar algunas.

Además, según estudios recientes, los beneficios adquiridos por el entrenamiento mental pueden durar hasta 10 años desde que los realizamos. Concretamente ha sido la publicación Journal of the American Geriatrics Society, y más concretamente el investigador George W. Rebok, la que ha divulgado que no solo es beneficioso entrenar nuestra materia gris, sino que, además, un 70% de los sujetos del estudio mantuvieron una serie de mejoras una década después del estudio.

Una importante variedad de opciones

Para poder realizar un entrenamiento adecuado de nuestra mente, tenemos diversas herramientas. Por ejemplo, realizar periódicamente sencillas rutinas que incluyan trabajar la memoria, el cálculo, el lenguaje o la orientación espacial; para ello, hoy disponemos de diversas apps accesibles a través de nuestros dispositivos móviles que engloban distintos ejercicios de diferentes áreas de trabajo cognitivo.

Otras buenas opciones pasan por aprender nuevos idiomas, empezar a dar clases para tocar un instrumento, leer habitualmente, escribir o pintar; también es muy recomendable tener una adecuada vida social, que nos permita mantener un contacto sano con los demás. Algunas actividades que se han mostrado también muy apropiadas son las de resolver pasatiempos, dejar de utilizar la calculadora para operaciones sencillas o practicar juegos como el ajedrez.

El ajedrez: una buena posibilidad

Precisamente este juego se ha mostrado muy beneficioso para estimular las capacidades cognitivas, ya que requiere un alto nivel de concentración, trabaja la memoria, el análisis, la resolución de problemas y la planificación, nos hace interactuar socialmente y hace que participen ambos hemisferios del cerebro. Además, se puede practicar a cualquier edad, mostrando aspectos positivos tanto en jóvenes como en personas de la tercera edad.

Además de los beneficios que ya hemos citado sobre el ajedrez, también hay que señalar que sus aprendizajes suelen ser transversales, es decir, que se pueden aplicar a muchos otros campos. Son notorios, por ejemplo, los casos de políticos y empresarios que lo practican y que extraen enseñanzas que después acaban plasmadas en sus contextos profesionales. Lo mismo ocurre con deportistas y campeones de otras disciplinas, como Jennifer Shahade, una figura emblemática del póker que juega partidas simultáneas de hasta 50 personas al ajedrez, ha sido bicampeona estadounidense y ha escrito un libro sobre las mujeres y el citado deporte de habilidad, además de crear en 2007 la organización sin ánimo de lucro “9 Queens”, junto a Jean Hoffman, donde enseñan esta disciplina jóvenes en condiciones vulnerables.

No olvidemos el físico

No podemos olvidar que, como parte de nuestro cuerpo, a nuestro cerebro también le afectan los hábitos nocivos y se beneficia de conductas positivascomo el ejercicio físico moderado, la correcta alimentación o las horas de sueño. Por tanto, es importante cuidarlo como reza la conocida frase: “Mens sana in corpore sano”.

De una manera u otra, como ya hemos comentado, no pocas son las opciones que tenemos para ayudar a nuestra materia gris a mantenerse en forma. De hecho, muchas de ellas ya las incorporamos a nuestro día a día, que nos exige hacer uso de la mente para resolver problemas cotidianos; sin embargo, cuantas más podamos poner en práctica, mejor será el resultado y podremos disfrutar de los muchos beneficios de cara a nuestra salud mental y nuestra competitividad que estas prácticas pueden aportarnos.

Imágenes cortesía de admin | Plenilunia y Pixabay


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste