Necesario que empresas en México generen más conocimiento científico y tecnológico

México aporta a investigación y desarrollo sólo el 0.43% de su Producto Interno Bruto (PIB), y la proporción de científicos es 0.9 por cada mil habitantes, cifra muy por debajo de las de Alemania y Reino Unido, de 7.9 y 8.2%. Por lo que se propone en la Comisión Permanente apoyar a científicos mexicanos con mayores y mejores fuentes de empleo y salarios.

Mujer observando tubo de ensayo en el fondo un laboratorio
Diputada impulsa punto de acuerdo para que los contraten empresas beneficiadas con apoyos del CONACyT
La diputada Ana Guadalupe Perea Santos, planteó exhortar al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) a que, dentro de su convocatoria sobre la obtención de apoyos del Programa de Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación (PEI), estipule que las empresas beneficiadas contraten a ex becarios de la misma institución, a fin de dar continuidad a su crecimiento laboral.

La legisladora destacó que, en 2013, la Tasa Media de Crecimiento Anual de Investigadores en México fue de 4.6%; “esto significa que tendrían que pasar 20 años para alcanzar el promedio de científicos con los que cuentan países como Argentina y Turquía, con alrededor de 2.5 investigadores por cada mil habitantes”.

Dijo que México aporta en investigación y desarrollo el 0.43% de su Producto Interno Bruto (PIB). En contraste, Alemania, China y Estados Unidos presentan inversiones de 1.7 a 3.35%; incluso, Corea del Sur, con una economía similar a la nuestra, dedica el 4.36% para este fin.

La diputada federal por Hidalgo precisó que tan sólo en Japón la inversión de las empresas en investigación y desarrollo es de 76.5%; el resto lo aportan los gobiernos y otras entidades. Por lo contrario, en México la mayor parte lo tributa el gobierno con alrededor del 60%.

Ante ello, precisó, “es necesario que empresas en México generen más conocimiento científico y tecnológico, no solo como producto de la vinculación con universidades y centros de investigación, sino también como producto de sus propias actividades de investigación y desarrollo”.

Explicó que México paga más de lo que recibe por regalías y asistencia técnica en el exterior. “Para afrontar este reto, agregó, se requiere no solo incentivar a las empresas instaladas a invertir en investigación y desarrollo, sino fortalecer su capital humano dedicado a esta actividad mediante la contratación de científicos”.

Mientras no haya expectativas realistas de que los científicos en México pueden encontrar trabajo con un salario acorde a su formación académica, el número de jóvenes que se decidan ser científicos será menor”, advirtió.

Enfatizó que en 2013, cerca del 20% del Gasto Nacional en Ciencia y Tecnología, que corresponde al 0.15% del PIB, se dedicó al rubro de educación de posgrado; sin embargo, debido a la falta de oportunidades de empleo y a otros rezagos existentes, el capital humano formado no ha podido cubrir las necesidades del país.

Informó que para incentivar la contratación de ex-becarios del CONACyT se implementó el Plan de Retención y Repatriación de Investigadores Mexicanos que, junto con las plazas de centros de investigación públicos y de instituciones de educación superior, tanto públicas como privadas, constituyen una opción de empleo para los investigadores.

Pero estas opciones no son suficientes para el número de científicos jóvenes que obtienen un doctorado, aclaró.

Aunado a ello, detalló, el sector público no puede ser el principal empleador de científicos, ya que eventualmente comprometería la sustentabilidad del sistema de ciencia y tecnología del país, debido a que no solo implicaría un alto costo de nómina, sino también un gasto para proveer de los medios para llevar a cabo su trabajo.

Imagen cortesía de Dmbaker | Darren Baker


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , , , , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste