Propuesta para una terapia integral en combate a trastornos venosos

El Dr. Francisco Flores Nazario, angiólogo y cirujano vascular, nos explica que los trastornos venosos que se presentan en las piernas son consecuencia de una alteración en la función del retorno sanguíneo de las venas. “Al ser el corazón el órgano encargado de bombear sangre y transportarla a través de las arterias a todos los órganos y tejidos del cuerpo, el ciclo se completa cuando las venas le regresan este fluido. A esto se le conoce como retorno venoso. Sin embargo, a veces las paredes de las venas de las piernas pierden su tono y, por tanto, la sangre se estanca al no poder fluir. Por eso, se recomienda acudir a un médico angiólogo o cirujano vascular para evitar complicaciones progresivas”, detalla.

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social, por lo menos 6 de cada 10 pacientes, principalmente mujeres, tienen venas hinchadas o insuficiencia venosa crónica. La mayoría no se atiende oportunamente con un especialista certificado.
Según el Instituto Mexicano del Seguro Social, por lo menos 6 de cada 10 pacientes, principalmente mujeres, tienen venas hinchadas o insuficiencia venosa crónica. La mayoría no se atiende oportunamente con un especialista certificado.

Soluciones de Terapia Integrada, apósitos y cremas inteligentes

BSN medical, a través de su concepto “Soluciones de Terapia Integral” ofrece soluciones para diversos padecimientos relacionados con la insuficiencia venosa crónica.

Dicho concepto consiste en una cartera de productos para cada tipo de padecimiento, de acuerdo a las tendencias actuales de tratamiento. Así, cada dispositivo médico se produce y diseña para cada una de las etapas de prevención, tratamiento y rehabilitación de un padecimiento o enfermedad. Todo ello desde la comprensión y el respeto de las necesidades de los pacientes.

En el caso de la insuficiencia venosa, la solución integral aborda todas las etapas de la siguiente forma:

  • Compresión: para hacer frente a la enfermedad subyacente
  • Vendajes para heridas: para manejar la herida abierta
  • Cuidado médico de la piel: para proteger la piel circundante de la herida

Cuando las venas empiezan a ser voluminosas, la presión ejercida puede causar una llaga o herida que no cicatriza y está rodeada de piel amarilla y decolorada. Esta condición va más allá de las venas varicosas y se conoce como úlceras venosas crónicas. “Esta vena progresiva que empeora a nivel profundo o superficial tiene lugar en la parte interna de la pierna, por encima del tobillo. Su característica principal, además de los síntomas de las venas varicosas, es un color ocre a su alrededor. La peor evolución de la enfermedad es cuando se infecta, porque el dolor junto a un olor particular pueden aparecer y disminuir la calidad de vida de los pacientes“, explica Flores Nazario.

Concepción García, enfermera clínica y especialista en heridas de BSN medical, agregó que para aplicar una terapia correcta para una herida compleja como lo son las úlceras venosas crónicas, es necesario hacer una evaluación completa del paciente para manejar tres factores:

  1. infección,
  2. exudado cutáneo
  3. y cuidado de la piel.

El exudado juega un rol relevante en el proceso curativo de una herida, favoreciendo el cierre de la misma. Sin embargo, la observación y control de la cantidad y el olor de este líquido es clave para prevenir su infección“, precisa.

En cuanto a las úlceras de las venas, BSN medical ha desarrollado vendajes y cremas para cada etapa de la herida, en la que más o menos carga bacteriana puede estar presente. Por ejemplo, las cremas, que también se pueden encontrar como aerosoles, pueden ayudar durante las etapas preventivas y de tratamiento, ya que pueden crear capas protectoras en la piel para que los vendajes puedan adherirse sin deslizarse o dejar escapar el líquido.

Cuando las heridas tienen exudados escasos o moderados, los vendajes protectores se pueden colocar como una manera preventiva o como parte de un tratamiento de la herida. Tienen capas de hidrogeles súper absorbentes que regulan la humedad a niveles adecuados y que impiden se adhiera a la costra.

Asimismo, existen vendajes que incluyen la tecnología Sorbact, una malla de Cloruro de Dialquil Carbamoyl. Este apósito cumple con un principio hidrofóbico que se activa al entrar en contacto con las membranas de las bacterias, que en su mayoría están compuestas de agua. Así, no sólo se reduce la carga bacteriana y la inflamación en la zona, sino que también se absorben el líquido (exudado) que sale de la llaga.

El progreso y el desarrollo tecnológico aplicados en cada uno de los productos permiten a los médicos y pacientes acceder a soluciones que alivian los síntomas que acompañan a este tipo de enfermedades desde las fases preventiva, durante el tratamiento y la rehabilitación. “El objetivo es invitar a que todos los pacientes con trastorno venoso se atiendan por especialistas certificados en circulación. La alteración venosa no debe ser tratada como un problema estético, ya que por lo general desencadena graves problemas de salud“, concluye Francisco Flores Nazario, angiólogo y cirujano vascular.

Sitios de interés

Imagen cortesía de BSN medical


Avatar

Escrito por

Redacción, Plenilunia Sociedad Civil Fundada en el año de 2004, Plenilunia es una Sociedad Civil cuyo objetivo es fomentar el bienestar y la salud integral de la mujer.

, , , , ,

Temas relacionados

Tamaño de tipografía
Ajustar contraste